Argentina: presentan numerosas medidas cautelares contra las petroleras que operan ilegalmente en Malvinas

La justicia federal de Río Grande analiza una batería de medidas cautelares. Fueron pedidas por las fiscalías actuantes e impulsadas por el Estado nacional. En los próximos días la justicia podría disponer fuertes multas, e inhibir a las multinacionales que actúan en el archipiélago y a sus directivos. Los detalles.

La denuncia penal contra nueve empresas extranjeras que están operando ilegalmente en aguas circundantes a las Islas Malvinas avanza en los tribunales argentinos. Al calor del anuncio del hallazgo de petróleo en la Cuenca Norte del archipiélago que realizaron tres multinacionales el 28 de mayo pasado, la jueza federal de Río Grande, Lilian Herraez, analiza una batería de medidas cautelares que solicitaron las fiscalías intervinientes -por impulso del gobierno nacional- en el caso hace más de un mes para hacer cesar la búsqueda y apropiación de recursos hidrocarburíferos en la zona.

Según pudo saber Tiempo, en el requerimiento de instrucción que realizaron los representantes del Ministerio Público Fiscal se le pidió a la magistrada el congelamiento de bienes, inhibiciones y embargos tanto de las compañías como de sus directivos involucrados en las tareas ilegales. También se demandó el llamado a indagatoria de estos últimos. Para lograr la citación de los responsables del supuesto delito no se descartó la posibilidad de concretar detenciones, informaron fuentes judiciales.

El 9 de abril pasado, cinco empresas involucradas en las tareas de exploración fueron denunciadas penalmente por el gobierno de Cristina Fernández. Sustentada en la Ley de Hidrocarburos, el Poder Ejecutivo las acusó de operar ilegalmente en la plataforma continental argentina, es decir, sin la autorización de la autoridad competente, la Secretaría de Energía.

Las primeras firmas acusadas fueron: Rockhopper Exploration plc, Premier Oil plc, Falkland Oil And Gas Limited (FOGL), Noble Energy Inc. y Edison International SpA que integraron el consorcio responsable de la contratación de la plataforma semisumergible Eirik Raude, que el 6 de marzo pasado inició una campaña exploratoria en la Cuenca Norte, a unos 200 kilómetros del archipiélago. Justamente, el jueves pasado, las tres primeras anunciaron que encontraron petróleo en el pozo Isobel Deep, en la mentada cuenca.

El esquema apropiador.

Basados en la denuncia que realizó el gobierno nacional, el 21 de abril la fiscalía federal de Río Grande, la fiscalía general del Distrito Ushuaia y la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos presentaron el requerimiento de instrucción del caso ante el Juzgado Federal de Río Grande (Tierra del Fuego), a cargo de Herraez. En la acusación sumaron a otras cuatro firmas. Les sindicaron facilitar el delito que cometen las primeras.

Las nuevas denunciadas fueron: Petroleum Geo-Services (PGS), que aportó los buques para realizar los análisis de sustentabilidad de los yacimientos; Desire Petroleum –absorbida por FOGL-, que brindó datos sísmicos; Neptune EHF, que prestó el buque con el que se habrían realizado estudios geoquímicos y de líneas de base ambientales; y Ocean Rig (noruega), propietaria de la plataforma Eirik Raude, que fue contratada para realizar las exploraciones. Así, las denunciadas son nueve.

A todas se les imputó realizar “actividades ilícitas de exploración, búsqueda y eventual extracción de hidrocarburos en el Océano Atlántico, en proximidades de las Malvinas sin contar con autorización, concesión o permiso alguno otorgado por la autoridad competente argentina”, según informó el portal InfojusNoticias. Los fiscales solicitaron a la jueza que por medio de medidas cautelares “haga cesar los efectos del delito” e impida que continúen operando.
Según supo Tiempo, se podría avanzar en:

* La inhibición general de bienes de las personas jurídicas que se usaron en la maniobra delictiva.
* El embargo de bienes de las firmas en la Argentina y el exterior.
* La detención de los responsables del delito para que la jueza les pueda tomar declaración indagatoria.
* Diversas sanciones, entre ellas: fuertes multas en barriles de petróleo y la prohibición de amarre en puertos de los buques de las firmas denunciadas, entre otras cuestiones.
* La prohibición de innovar.

La solicitud apunta contra las empresas centrales y sus filiales, contratantes o vinculadas por capital social, en especial si las mismas tienen algún registro de actividad o cuenta bancaria en el país. Se pretende extender la difusión de la sanción requerida a naciones que tengan convenios o acuerdos con la Argentina. Entre las estrategias de presión no se descarta activar mecanismos regionales de colaboración para presionar a las empresas que están actuando ilegalmente en territorio nacional.
Otro pasaje central de la presentación que realizaron los fiscales se centra en el riesgo ambiental que conllevan las actividades que se están realizando en las aguas cercanas al archipiélago. De acuerdo a diversos estudios, de producirse un derrame de petróleo podría provocarse una de las mayores tragedias ambientales de las que se tenga memoria en el último tiempo. En este sentido, el 24 de abril pasado, el gobierno hizo público su preocupación por una falla mecánica en la plataforma petrolera que opera en las islas.
El avance de la denuncia penal incomoda a las firmas involucradas y especialmente al Reino Unido, que no está logrando el respaldo que esperaba de sus pares europeos. Es conocido el apoyo internacional casi unánime que recibe la Argentina, que promueve el diálogo bilateral urgente para comenzar a solucionar la disputa de soberanía. «

Optimismo de las petroleras inglesas

El hallazgo de petróleo en las cercanías de las Islas Malvinas tuvo un optimismo moderado por parte de las empresas petroleras denunciadas en la Argentina por actividades ilegales, dado que no fue confirmada la calidad de la materia prima posible de extraer. Según consignaron medios británicos, “se trata de un importante descubrimiento”, en una zona hasta el momento inexplorada, según expresó uno de los directivos de Premier Oil, una de las firmas denunciadas. De acuerdo con el informe de City AM, la empresa obtuvo más de un 2% de suba de sus acciones mientras que las First Energy Capital también subió, lo mismo que Rockhopper Exploration, que ganó 5,76 por ciento. Aunque con expectativas por la calidad del hallazgo, los ejecutivos se mostraron optimistas. Pero según The Telegraph también se observa con temor la posibilidad de que la demanda contra Rockhopper prospere, con las amenazas de extradición a ejecutivos.

Postura Argentina

El posicionamiento de la Argentina, expresado por sus principales voces:
Cristina Fernández – “No nos vamos a dejar arrastrar por ninguna provocación, tenemos historia de política de convivencia y diálogo”, aseguró en el último acto por la soberanía argentina en Malvinas. Fue en referencia al hallazgo de crudo, anunciado por corporaciones extranjeras.

Daniel Filmus – “Para la Argentina y la legislación internacional el petróleo que existe en la plataforma marina argentina es de los 40 millones de argentinos y haremos pesar la legislación nacional en este caso”, señaló.

Héctor Timerman – En 2010, el canciller dijo que la exploración petrolífera se trata de “aventura colonialista del Reino Unido en el Atlántico Sur, basada en la rapiña de los recursos naturales no renovables”.

Tiempo