Bachelet cancela reunión con Humala tras respaldo del país a demanda marítima boliviana

Bachelet cancela reunión con Humala por texto conjunto entre Perú y Bolivia

La Presidenta Michelle Bachelet decidió cancelar la reunión bilateral que iba a tener con el mandatario peruano Ollanta Humala debido a la existencia de un texto conjunto entre Perú y Bolivia.

Según informa El Mercurio, ambas naciones elaboraron un enunciado en donde un punto específico aborda que la nación incaica reconoce su apoyo a la demanda marítima de los altiplánicos.

“Nosotros siempre apoyamos que Bolivia no quede en el aislamiento”, afirmó la ministra de Relaciones Exteriores de Perú, Ana María Sánchez.

La suspensión de la instancia fue comunicada por el canciller nacional Heraldo Muñoz, quien manifestó la “sorpresa” que le produjo leer el comunicado.

“Nos sorprendió el párrafo que alude al apoyo hacia la aspiración marítima boliviana”, sentenció el secretario de Estado.

24 Horas

Perú pide a Chile que no interprete declaración con Bolivia como provocación

En medio de la polémica generada por la declaración conjunta entre Perú y Bolivia, el embajador peruano en Chile, Fernando Rojas, solicitó que ello no se interprete como una provocación.

“No hay ningún pronunciamiento que tenga que interpretarse como que nosotros estamos opinando sobre el proceso”, aclaró Rojas al diario sureño El Mercurio en referencia a la demanda marítima boliviana contra Chile, que se encuentra en la Corte de La Haya.

Recordó que se trata de un tema bilateral que se resolverá en el tribunal y que lo señalado en la declaración conjunta de Perú y Bolivia, en la que el jefe del Estado, Ollanta Humala, expresa “sus fervientes votos para que pueda alcanzarse una solución satisfactoria a la referida situación de mediterraneidad”, solo manifiesta “una posición tradicional e histórica” de la nación frente a esta materia.

Por la noche y luego de un largo silencio, la canciller Ana María Sánchez comentó que el Perú mantiene una posición neutral respecto a la controversia entre Bolivia y Chile.
Por su parte, el ex canciller José García Belaunde coincidió con Rojas. “Tengo la impresión de que no hay nada nuevo en la posición de Perú que aparezca en esa declaración.

Hemos tenido una posición histórica en este tema”, dijo. A su juicio, existe una sensibilidad en Santiago por el proceso mediático que está llevando el presidente altiplánico Evo
Morales en torno a la demanda marítima.

“No hay que pretender terciar en un tema que es estrictamente bilateral, hasta que llegue el caso hipotético de que Chile ofrezca una salida al mar por Arica, entonces tendrá que consultarle al Perú”, enfatizó.

En Santiago, la marea parece no calmarse. Si bien se confirmó que la mandataria Michelle Bachelet estará en la cumbre de la Alianza del Pacífico, que se realizará el 1 y 2 de julio en Paracas, se descartó una cita bilateral entre Humala y Bachelet.

La ministra de Justicia de Chile, Javiera Blanco, precisó que la presidenta chilena no podrá tener reuniones bilaterales “de cualquier naturaleza” debido a su apretada agenda, pese a que trascendió que extraoficialmente estaban adelantadas las conversaciones para este encuentro.

Según fuentes de La Moneda, que detalla el diario El Mercurio, la verdadera razón para la cancelación es la “profunda molestia” por el respaldo que Perú dio a Bolivia en el asunto de la demanda marítima, que consideran se dio en un momento inoportuno y “va más allá de todo” lo aceptable en términos diplomáticos.

A las críticas contra la declaración conjunta peruano-boliviana se sumó el ex presidente del vecino país Sebastián Piñera, quien tildó de “inaceptable” el apoyo peruano.

“Tema limítrofe es bilateral. El Perú no debe intervenir”, refirió Piñera a través de Twitter.

CLAVES

-Parlamentarios chilenos han pedido que el gobierno de Michelle Bachelet envíe una nota de protesta al Perú sobre esta materia. Se sabe que la Cancillería chilena se encuentra evaluando esta posibilidad.
-La presidenta de la Cámara de Diputados de Bolivia, Gabriela Montaño, lamentó la cancelación del encuentro bilateral entre Humala y Bachelet y acusó a Chile de intentar “mostrar intimidación entre los pueblos peruano y boliviano”.

Bolivia cree que Chile intimida a Perú por apoyo a causa marítima

Tras el manifiesto apoyo de Perú a la demanda marítima, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, determinó cancelar sorpresivamente la reunión con su par peruano, Ollanta Humala, prevista para la próxima semana. Autoridades bolivianas calificaron el hecho de un acto de “intimidación”.

Anoticiada del hecho, la mañana de ayer, la presidenta de Diputados, Gabriela Montaño (MAS), señaló que ese tipo de actitudes por parte de las autoridades chilenas afectan la “integración” regional, en virtud a que el juicio interpuesto por el país ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya no debe afectar las relaciones diplomáticas entre las naciones vecinas.

“Es una manera de intimidación que están ejerciendo algunos grupos de políticos chilenos en relación a una declaración conjunta que hizo el Estado boliviano y peruano, en el marco del primer gabinete binacional desarrollado en Puno”, dijo Montaño.

Versiones. Según el diario El Mercurio, fuentes de la Cancillería de Chile confirmaron la cancelación de una reunión bilateral entre Bachelet y Humala, los días 2 y 3 de julio, en virtud a la Cumbre de la Alianza del Pacífico, a realizarse en la nación peruana.

Empero, por la tarde, la ministra de Justicia chilena, Javiera Blanco, afirmó que el encuentro se pospuso por “problemas de agenda” y negó que el tema esté relacionado con el pronunciamiento del Gobierno peruano sobre la causa marítima boliviana, según el portal web del diario La Nación de Chile.

El gabinete binacional, efectuado en la isla Esteves del lago Titicaca (Puno), concluyó con una declaración en la que, entre otros temas, “Perú mantiene su más amplio espíritu de solidaridad y comprensión en relación a la situación de mediterraneidad que afecta a Bolivia”. En ese marco, Humala “expresó sus fervientes votos para que pueda alcanzarse una solución satisfactoria a la referida situación de mediterraneidad”, exteriorizada ahora en la demanda marítima presentada en 2013, en busca de que la CIJ obligue a Chile a dialogar con Bolivia para negociar una salida soberana al Pacífico.

Por el momento, el juicio está en pausa, mientras el tribunal internacional resuelve un recurso presentado por la administración chilena, respecto a la competencia de la CIJ. El miércoles, la canciller peruana, Ana María Sánchez, afirmó que la posición del país sobre el enclaustramiento es que “Bolivia no quede siempre en el aislamiento”. Su par chileno, Heraldo Muñoz, aseguró que no hay claridad en la declaración que fue firmada entre Bolivia y Perú.

Para el ministro de Autonomías, Hugo Siles, la administración chilena busca obstaculizar al proceso instaurado ante la CIJ. “El hecho de que Bolivia y Perú desarrollen una agenda es un acto soberano. En algún momento, cuando superemos la demanda marítima (en la CIJ), tendremos que sentarnos los tres países para tratar un futuro y eventual acceso al Pacífico. Los territorios que proyecta Bolivia están ubicados en el norte de Arica, en la Línea de la Concordia (…). Todos los países tienen una agenda de política exterior de intereses específicos”, sostuvo.

El tratado de Lima

Acuerdo

El Tratado de Lima de 1929, puso fin a la controversia de la soberanía de Tacna y Arica. Según el acuerdo diplomático, Tacna se reincorporaba al Perú, en tanto que Arica quedaba en poder de Chile.

Para Piñera, el respaldo de Lima es ‘inaceptable’

El expresidente de Chile Sebastián Piñera se sumó a las críticas por el apoyo de la administración peruana a la demanda marítima boliviana, expresado por el mandatario Ollanta Humala en la declaración conjunta que suscribió con su par de Bolivia, Evo Morales, el martes. A través de su cuenta de Twitter, el exmandatario calificó de “inaceptable” la declaración conjunta y recordó que el litigio en la CIJ es un tema “bilateral” y en el cual Perú “no debe intervenir”, reportó el diario chileno El Mercurio.

La declaración firmada por Perú y Bolivia incomodó a Santiago, tanto así que el canciller chileno, Heraldo Muñoz, pidió a ambos países expliquen y aclaren el contenido del documento oficial, “para no llamar a malos entendidos”. Recordó que la demanda radica actualmente en la CIJ.

Al respecto, el procurador del Estado, Héctor Arce, dijo que Chile tendrá que pedir explicaciones, no solo al Perú, sino a muchas personas y países que expresaron su apoyo a la causa boliviana que busca soberanía. “Bolivia tiene un derecho, no una aspiración, no una expectativa. Es una situación ampliamente favorable que en el contexto internacional muestra la justeza de la demanda”, agregó.

La Razón