Bolivia celebra el Año Nuevo Andino Amazónico n° 5.523

Con la ofrenda a la Pachamama (Madre Tierra), el presidente Evo Morales, levantó en la madrugada de hoy sus manos para recibir los primeros rayos del sol y captar toda la energía positiva y sabiduría para seguir trabajando por Bolivia en el nuevo Año Andino Amazónico 5.523.

De esa forma el primer Presidente Indígena de Latinoamérica realzó la celebración de la fiesta del Willkakuti o el retorno del Sol en la Isla de Incahuasi, en la parte central del Salar de Uyuni, en el departamento de Potosí.

“En el Machaq Marka 5.523 años, estamos firmes, como soldados de esta Madre Tierra, como soldados de nuestro proceso de cambio y estamos aquí para seguir liberándonos hermanos y hermanas”, dijo tras recibir los rayos del sol.

Con orgullo y honor, aseguró en seguir impulsando la liberación con principios y valores que no solamente es para el pueblo, sino con políticas sociales y económicas que hoy es un reflejo en todo el mundo.

En Cochabamba, el ritual se realizó en Sipe Sipe, Quillacollo, Tiquipaya, Sacaba, Pocona, Vinto y Cercado con el propósito de recuperar la tradición y potenciar el turismo.

Asimismo, las ceremonias de bienvenida al Año Nuevo Andino Amazónico se realizaron en Tiawanaku, Nueva Galilea, Cobija, La Paz y Samaipata, en Santa Cruz, entre otros lugares.

Se trata del día en que el Sol se desplaza a su punto más distante respecto del eje de la Tierra.

El nuevo año se celebra en los denominados puntos espirituales de concentración de energía del país. Cada 21 de junio el mundo aymara da inicio del ‘Machaq Marka’ (Año Nuevo Andino Amazónico), que consiste en recibir los rayos del sol, que atraviesan por ejemplo el monumento de la Puerta del Sol del complejo Arqueológico de Tiwanaku.

De acuerdo con la tradición se recibe los primeros rayos del sol y agradece a la Madre Tierra con una q’oa y el sacrificio de una llama.

Los Tiempos