Con apoyo de los estudiantes, profesores chilenos inician semana de huelga general

En respuesta al proyecto de Carrera Docente, que comenzará a regir en 2016 y que actualmente se encuentra siendo discutido por la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, en el Congreso, el pasado 18 de mayo, el Colegio de Profesores realizó una convocatoria para la paralización nacional de actividades. Y ese paro comienza hoy, luego de que la semana pasada se llevaran a cabo asambleas definitorias para los maestros.

El llamado al cese de actividades fue tanto hacia los establecimientos municipales como a los particulares subvencionados y corporados. “Esto será denominado un paro pedagógico, porque consistirá en movilizaciones al mediodía y en la tarde cabildos pedagógicos, donde se le explicará a la comunidad las razones del movimiento”, explicó Jaime Gajardo, presidente del Magisterio, quien agregó que “esperamos que a partir de todo este proceso se repongan las conversaciones con el Ministerio de Educación”.

Las principales demandas de los docentes se relacionan con la certificación, el aumento de las horas no lectivas y la entrada a la carrera por parte de todos los trabajadores de la educación. En el Mineduc señalaron que por ahora no hay acciones respecto de la movilización.

La paralización de hoy, es el inicio de las movilizaciones que el Magisterio tiene planeado hasta el viernes, día en el que irán a dejar, como movimiento, una carta a La Moneda.

Además, al cese laboral de hoy se suma también una marcha, a nivel nacional, que comenzará a las 11 de la mañana, y que en Santiago irá desde Plaza Italia hasta la Plaza Los Héroes. El miércoles habrá otra movilización a través de la Alameda, a la que la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), el sábado reciente, decidió adherirse como bloque. “Hacemos el llamado a sumarnos y convocamos también a la marcha y a la movilización que están impulsando los docentes para esta semana”, declaró el vocero de la entidad y presidente de la Federación de la Universidad Diego Portales, Nicolás Fernández.

Secundarios

Los estudiantes secundarios también comenzaron sus paralizaciones, por el tema de la desmunicipalización y la educación pública.

Ayer en la mañana, el Liceo Darío Salas fue desalojado por Carabineros, luego de que los estudiantes se lo tomaran en la semana. Además, el viernes el Instituto Nacional aprobó por mayoría la ocupación del establecimiento, la que debería comenzar hoy. Del mismo modo, el viernes, el Liceo 7 de Providencia también votó a favor de toma a partir de hoy. Tomás Vergara, miembro de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), remarcó que “las tomas son muestras de un descontento general que hoy día existe de parte de los estudiantes, porque no se han llevado a cabo resoluciones que debería haber dado el Gobierno, como el tema de la educación pública”.

Agregó que aunque no existe un catástro de cuáles colegios se decidirán por esta medida, lo más probable es que “todos los emblemáticos de Santiago se vayan a toma”.

La Asociación Chilena de Municipalidades (ACHM), rechazó la paralización indefinida de los docentes y señaló que “será muy difícil no descontar los días no trabajados a los profesores que se adhieran, aunque se argumente que se recuperarán las clases. Esto es difícil de cumplir y siempre existe una pérdida de horas lectivas que afectan el rendimiento y la continuidad de nuestros estudiantes”, se destacó. La entidad también dijo que con estos anuncios, los mayores perjudicados serán los alumnos.b

Marchas en la noche

Tras los incidentes ocurridos la noche del jueves 28 de mayo, en la manifestación convocada por la Confech y autorizada por la Intendencia Metropolitana -que terminó con 172 personas detenidas, además de locales saqueados y nueve Carabineros heridos-, el sábado, Valentina Saavedra, presidenta de la Fech, se refirió a la posibilidad de realizar nuevas convocatorias en ese horario, al decir que “por lo menos, según las definiciones que tuvimos de las próximas movilizaciones, una es la de los profesores, que será de mañana, y la marcha del 10 de junio, que también será dentro de la mañana”.

Claudio Orrego, intendente metropolitano, afirmó que “hay que tratar que las marchas sean de día. Espero que entiendan de una vez por todas, y para siempre, que el horario es la mañana”, resaltó.

Mientras, la Confech de Valparaíso, aseguró que no se volverán a realizar marchas en la noche para evitar que ocurran incidentes.

La Tercera

Confech convoca a nueva marcha y presenta pliego de propuestas para la educación

Los universitarios comprometieron su participación en la manifestación de los profesores. Además, convocaron a una nueva marcha para este 10 de junio, donde presentarán un programa educativo que reúne los principales elementos que, aseguran, debe contener una reforma de la educación.

El auditorio de la Facultad de Historia y Ciencias Sociales de la Universidad Diego Portales fue el lugar escogido por la Confech para llevar adelante un nuevo plenario.

En la tradicional reunión, la Confederación de Estudiantes de Chile hizo su balance de la movilización del jueves 28. Además, entregó una definición de principios y propuestas para los próximos meses.

Sobre el balance, los estudiantes fueron claros: “Más de 180 mil personas acompañaron las demandas en educación, eso es muy positivo”, sostuvo el vocero de la Universidad Diego Portales (UDP), Nicolás Fernández.

Sin embargo, desde el pleno de la Confech fueron enfáticos en criticar todo hecho de violencia. “Toda medida que ataque a los estudiantes, a la familia de los estudiantes o a quienes nos acompañan, no nos representa”, dijo Marta Matamala, líder de la Usach.

En respuesta a las últimas declaraciones del intendente Claudio Orrego, quien prácticamente prohibió a los estudiantes poder marchar en horas de la tarde, los universitarios manifestaron que son ellos los únicos que pueden definir los horarios de sus convocatorias. Todo acto por normar eso, es leído como un atentando a la libertad de expresión, señalaron.

“En conclusión, la Confech hace un llamado a la movilización. Para empezar a discutir el calendario específico de paros, tomas, protestas y jornadas de concentración y de todas las herramientas que sirvan para elevar nuestras demandas”, explicó la vocera de la Usach.

En este sentido, confirmaron dos nuevas fechas de manifestación: la del 10 de junio, para presentar el documento con las propuestas para la educación. Además, confirmaron que se sumarán a la convocatoria de los profesores para el 3 de junio.

Otro de los temas que debía zanjar la mesa era si aceptaban o no la invitación del gobierno a participar en los debates por Reforma Educacional. Durante la semana, el ministro Nicolás Eyzaguirre confesó que con los estudiantes universitarios mantenía una “frustrada relación”, esto porque desde marzo estaría esperando una respuesta de los dirigentes para dialogar.

En una entrevista, el jefe del Mineduc dijo que la primera invitación surgió en marzo, luego de un encuentro que mantuvo con los estudiantes. La propuesta, según Eyzaguirre, buscaba trabajar en temas de financiamiento, aseguramiento de la calidad y marco regulatorio de la reforma.

Pese a que estaba en tabla para esta jornada, los estudiantes indicaron que la decisión se tomará en la próxima reunión. Esto, porque deben estar seguros que las propuestas que le presentarán al Mineduc serán escuchadas y tendrán un mínimo de incidencia en la reforma.

“No vamos a ir a tontas y a locas a sentarnos a conversar con un gobierno que el año pasado ya nos demostró que es difícil el diálogo. Por eso lo vamos a discutir esta semana. Queremos asegurar que no sea un tiempo perdido”, dijo el líder de la UDP.

Sobre los requisitos que debería tener esta conversación, es que las peticiones de los estudiantes y del resto de los actores de la educación sean incluidas en la discusión que se da en el Parlamento.

“Ahora vamos a definir qué haremos con la invitación del Ministro, porque ya tenemos redactada nuestra propuesta de educación. Pero esperamos que tenga carácter vinculante”, explicó Marta Matamala.

Propuestas sobre educación: El programa educativo de la Confech

La Confech concluyó el proceso de elaboración de un pliego de demandas. Las peticiones serán la hoja de ruta de los estudiantes y el centro de propuestas que le presentan a la autoridad.

“Ya llegamos a un acuerdo en general. Es una carta fundamental de hechos que encontramos relevantes para una reforma educacional”, explicó Fernández.

Según comentó Marta Matamala a Radio Universidad de Chile, la propuesta incluirá siete ejes principales, entre ellos temas como gratuidad, educación entendida como derecho, democratización de las universidades, condiciones laborales en el interior de los planteles educativos y el ataque directo a la educación de mercado.

Además, algunos elementos como la incorporación de la educación no sexista y la interculturalidad, instancias que permitirían construir una educación de futuro.

Radio U Chile