Correa defiende impuesto a la herencia: “No busca recaudar sino redistribuir”

El presidente Rafael Correa reiteró este martes que el proyecto de impuesto a la herencia no tiene fines recaudatorios sino de distribución adecuada de la riqueza y que se democratice la propiedad, al cuestionar los ataques y las distorsiones que a esta propuesta le pretenden hacer determinados sectores de oposición y de la prensa comercial.

Durante un conversatorio con periodistas en esta ciudad portuaria, el jefe de Estado insistió que el impuesto será progresivo y tendrá mayor impacto en los sectores más pudientes de la sociedad, al tiempo que señaló que no recaerá en la sociedad conyugal.

“Confunden sociedad conyugal con herencia. Por ejemplo si hay una empresa familiar de 4 millones y si muere el jefe de familia, su esposa recibe dos millones por sociedad conyugal y eso no paga ni dos reales”, explicó el mandatario.

Indicó que también se ha puesto como argumento de parte de sectores opositores que se busca afectar con este tributo a las empresas familiares que representan el 80% en el país. “Utilizan unos argumentos que nos convencen que estamos en lo correcto, por ejemplo que el 80% de las empresas tienen estructura familiar. ¿Ustedes creen que eso es bueno? Eso no es bueno, pues el impuesto hace que se democratice la propiedad”, enfatizó.

En ese marco señaló que creo en la igualdad de oportunidades, que es la diferencia entre una democracia y aristocracia.

“Que quede muy claro qué está en juego y que la gente decida: El sálvese quien pueda del neoliberalismo o un Estado adecuadamente redistribuidor de la riqueza que es lo que defiende el Socialismo del Siglo XXI”, expresó.

Tras señalar que la normativa buscará la tributación de patrimonios constituidos en fideicomisos en paraísos fiscales, recomendó a los ricos que no solo repartan la herencia a sus familias sino también a sus trabajadores que contribuyeron a amasar esa fortuna.

El pasado sábado durante su habitual enlace de rendición de cuentas, el presidente presentó una tabla de cálculo de la tasa que inicia con un impuesto de 2,5% a herencias superiores a 35.400 dólares y que aumenta progresivamente hasta llegar a un 77,5%.

Andes

3 de cada 100 mil ecuatorianos reciben una herencia superior a los $ 50 mil

En 2013, el traspaso de una herencia por $250 millones que no canceló ningún impuesto por ser parte de un fideicomiso, motivó que el Servicio de Rentas Internas (SRI) investigara esos casos.

La directora general del organismo, Ximena Amoroso, recordó que uno de los principales objetivos del proyecto de Ley de las Herencias (como se denominaría) será evitar que grandes grupos económicos usen fideicomisos para eludir sus obligaciones tributarias.

“Casi todas las empresas que funcionan en el país utilizan la figura de fideicomisos, pero un alto porcentaje lo hace para proteger su patrimonio”, aseveró.

Amoroso detalló que en los informes preliminares de la entidad se detectó que algunos grupos económicos tienen entre 5 y 20 fideicomisos, aunque no especificó si existe un posible perjuicio al Estado por este efecto.

Está previsto que el proyecto de ley establezca mecanismos para frenar la elusión, por ejemplo, incorporando requisitos de acuerdo al tipo de fideicomiso, y fijar altos impuestos para quienes hagan mal uso de ellos.

En la actualidad no existe ningún tipo de tasación sobre los fideicomisos, que en su gran mayoría pertenecen a grandes grupos económicos ya que generan altas cuotas de mantenimiento (gastos administrativos), las que dependendel monto del fideicomiso.

Reformas a la base imponible y a los porcentajes de cálculo

La Ley de Herencias está vigente desde 1927 y se realizó una reforma en 2008 a través de la Ley de Equidad, en donde se establecieron porcentajes que van desde el 0% hasta el 35% para las herencias, donaciones o legados cuya base imponible supere los $ 68 mil (la base se actualiza anualmente conforme a la inflación).

Amoroso detalló que la intención del Gobierno es romper las viejas estructuras económicas y propender a la redistribución de la riqueza, por ejemplo, a través debecas de estudio en universidades extranjeras. Únicamente 34 ecuatorianos han recibido herencias millonarias.

La recaudación en 2014 por el impuesto a las herencias fue de $10,6 millones, lo que representa el 0,05% del PIB, por lo que el Gobierno insiste en que la reforma tiene un fin de utilidad social y no recaudatorio.

El SRI estableció que el impuesto se cobra con base a los avalúos catastralespara bienes inmuebles y los fijados por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) en el caso de vehículos, pese a que el avalúo comercial pueda ser superior.

El proyecto de ley establecería una base imponible de 100 salarios básicos unificados ($35.400), pues se considera que es equivalente al valor de una casa de interés social.

Hace 4 meses la familia Rosero – Villamarín recibió una herencia valorada en $ 150 mil, la que fue dividida entre la viuda y sus dos hijos. La madre de José Rosero recibió el 50% del total ($ 75.000), mientras la otra mitad se dividirá entrelos hermanos, cada uno recibiría $37.500.

Si la ley estuviera en vigencia se restaría el valor recibido por la base ($35.400), que daría un resultado de $ 2.100 sobre el monto mínimo. Sobre ese excedente se haría el cálculo del porcentaje a pagar (2,5%), lo que equivaldría a $ 525 por cada heredero.

Para Rosero ese no es un monto exagerado. “Pagar $ 500 estarían dentro de mis posibilidades y es razonable por una herencia superior a $ 100 mil”, comentó.

La autoridad tributaria aclaró que el cónyugeno paga ningún tipo de impuesto porque por derecho le corresponde el 50% de los bienes adquiridos dentro de la sociedad conyugal. El 50% restante se divide para el total de herederos, que en orden de privilegio van así: hijos, nietos y demás familiares.

La tabla que se incluiría en el proyecto de ley fija porcentajes que van desde el 0% hasta el 77,5% y que se aplicarán por montos y por heredero (ver infografía). Son 7 escalas definidas en una tabla que fue presentada el sábado pasado por el presidente Rafael Correa.

Según el SRI, 3 de cada 100 mil personas reciben una herencia superior a los $ 50 mil. “Este impuesto no busca dejar sin patrimonio a los herederos, sino promover la equidad social”, resaltó Amoroso.

En un ejemplo presentado por el SRI, sobre una herencia de $ 3,5 millones, la esposa recibiría $1’750.000 y ese mismo valor se dividiría entre 3 hijos. Cada uno recibiría $ 583.333. El impuesto a pagar por cada heredero sería de $ 131.905, lo que representa una tasa efectiva del 22,61%.

El economista Juan Recalde explica que la tasa efectiva del impuesto decae, puesto que en muy pocos casos la herencia total la recibe una sola persona. “Si el esposo muere, la mitad va para la cónyuge y la otra para sus herederos, de ahí que la tasa efectiva máxima sería superior al 38%, si existe más de uno en disputa”.

En Japón, Estados Unidos, Chile, existen impuestos similares.

Si el monto del impuesto es alto existirían facilidades de pago. En el caso de financiar el pago a más de 24 meses, se necesitaría una garantía que podría otorgarla una institución financiera.

Aún se desconoce cuándo llegará el proyecto de ley a la Asamblea Nacional, ya que todavía está en borrador. No se descarta que tenga el carácter de económico urgente. (I)

Pichincha, la que más impuesto a la herencia paga

El año pasado el Servicio de Rentas Internas (SRI) recaudó por concepto de herencias, legados y donaciones un total de $ 10,6 millones.

Las provincias que generan más recursos al Estado por este impuesto son Pichincha ($ 4,2 millones), Guayas ($ 1,5 millones), Azuay ($ 1 millón), Imbabura ($237.402) y Tungurahua ($140.414). Ciudades como Cuenca ($ 921.861) están por encima de Guayaquil ($ 771.779). Samborondón ($ 766.962) tiene un monto similar a la ciudad porteña.

La recaudación del impuesto creció el año pasado un 18% en comparación con 2013 ($ 9’023.388).

Parte de estos montos, que van a las cuentas fiscales cada vez que un patrimonio se transfiere a los herederos, fueron considerados por el Gobierno puesto que serían una herramienta capaz de aportar a la lucha contra la desigualdad.

Actualmente, según el Servicio de Rentas Internas, la herencia en Ecuador se grava a partir de los $ 68.880 con un 5% que deben pagar los herederos al momento de la transferencia de los bienes.

El porcentaje por pagar sube hasta el 35% por montos superiores a los $ 826.330.

Télegrafo