Crisis política en Guatemala: Corte Suprema acepta pedido de antejuicio al presidente por corrupción y lo remite al Congreso

En conferencia de prensa, Josué Felipe Baquiax, presidente de la Corte Suprema de Justicia, informó que el pleno de magistrados de la CSJ decidió, de manera unánime, tramitar el antejuicio contra Pérez Molina.

De esa cuenta, el expediente “se remitirá inmediatamente al Congreso”, dijo Baquiax.

En el Congreso se debe integrar una comisión pesquisidora, que posterior a una investigación, debe recomendar si se retira o mantiene la inmunidad del mandatario.

Jorge Ortega, vocero presidencial, se limitó a decir que el antejuicio contra el mandatario se trata de un proceso legal que va al Congreso y que estarán a la espera de la resolución de ese organismo.

El director de Comunicación del Congreso, Fernando Bolaños, informó que ese organismo recibió a las 14:30 la notificación de la CSJ que dio trámite al antejuicio contra el presidente.

ESCENARIO SIMILAR AL DE BALDETTI

Christians Castillo, analista del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos (USAC) señaló que el gobierno del Partido Patriota (PP) ha demostrado estar en una franca caída de control y que con esta resolución de la CSJ se demuestra que el mandatario está en una correlación de fuerzas negativas.

Según Castillo, existen dos escenarios que ya se vivieron con la renuncia de la exvicepresidenta Baldetti. Uno es que se logre integrar en el Congreso una comisión pesquisidora; de conformarse esta comisión, Pérez Molina sería el primer gobernante de la era democrática que enfrente esta situación en la que le tocará defender su posición y su derecho a antejuicio.

Primero se tienen que lograr los consensos en el Congreso para la Comisión y ver quiénes la van a integrar, indicó Castillo, quien recordó que en el caso de Baldetti, Salvador Baldizón, hermano de Manuel Baldizón, integró la misma.

Otro escenario sería una renuncia de Pérez antes de que enfrente a la Comisión Pesquisidora del Organismo Legislativo, como hizo Baldetti; si el Congreso se tarda en formar una Comisión, la movilización social se irá en contra del Legislativo, indicó Castillo.

El analista independiente Luis Mack coincidió con Castillo en que Pérez se encuentra en la misma situación en que estuvo la exvicepresidenta antes de su renuncia el pasado 8 de mayo.

Tomando en cuenta que el pleno de la CSJ votó por unanimidad para dar trámite al antejuicio, se nota que hay una voluntad política de procesar al mandatario, por lo que podría darse una posible renuncia, anotó Mack.

Según el entrevistado, no existe la posibilidad de que el Congreso realice medidas dilatorias para conocer el antejuicio, por la presión social; para ellos es una brasa caliente, si ellos generan mecanismos dilatorios se arriesgan a que las manifestaciones sean contra ellos, indicó.

La Hora

Congreso decidirá futuro legal de Pérez Molina

La Ley en Materia de Antejuicio establece el procedimiento que el Congreso debe seguir para conocer la solicitud de antejuicio contra el Presidente de la República Otto Pérez Molina.

El artículo 18 de la citada norma establece que si se promovieren antejuicios en contra del Presidente de la República o del Presidente del Organismo Judicial, estando en receso el Congreso de la República, la Comisión Permanente deberá convocar inmediatamente a sesiones extraordinarias del Legislativo y en ellas se conocerá del antejuicio, observando el tramite contenido en el artículo 17 de la misma Ley.

En la sesión extra ordinaria el pleno del Congreso será informado de todos los detalles del asunto, En esa misma sesión el pleno del Congreso integrará una Comisión Pesquisidora, conformada por cinco miembros por sorteo que se realizará entre todos los diputados, salvo el Presidente de la Congreso.

El primer diputado sorteado será el Presidente de la comisión y el segundo actuará como Secretario. Los restantes actuarán como vocales. Las decisiones de la Comisión Pesquisidora se adoptarán por mayoría de votos y ningún diputado puede excusarse o dejar de participar, salvo que el Pleno acepte la excusa encontrando fundadas las razones argüidas.

Si alguno de los miembros de la Comisión Pesquisidora se resistiere a actuar en ella esto constituirá falta grave y los demás miembros lo harán del conocimiento de la junta directiva del Congreso para la sanción que corresponda.

La Comisión Pesquisidora examinará el expediente y demás documentos que hubieren, oirá a los promotores del antejuicio, así como al funcionario contra quien esté enderezado el asunto y practicará las diligencias que soliciten las partes recabando toda información y documentación que cualquiera de los miembros de la Comisión considere pertinente, con el propósito de establecer la veracidad de los hechos denunciados y si éstos pueden o no suponer la existencia de un hecho que por su naturaleza deba ser conocido por un juez del ramo penal.

Al finalizar su investigación y consideraciones la Comisión emitirá un informe circunstanciado, del que dará cuenta al Pleno en sesión ordinaria del Congreso. La comisión deberá tener presente que su investigación no tiende a determinar ni la culpabilidad ni la inocencia del funcionario investigado.

Según la Ley, el propósito de la Comisión Pesquisidora consiste en establecer la existencia y veracidad de hechos que puedan o no integrar una actividad que por su naturaleza deban ser conocidos por un juez del ramo penal y de la probable participación del dignatario o funcionario en los mismos.

Igualmente corresponde a la Comisión determinar si la investigación se ha promovido por razones espurias, políticas o ilegítimas en afán de involucrar a tal funcionario.

La misión de la Comisión Pesquisidora consiste esencialmente en poner a disposición del pleno los elementos que permitan establecer si como consecuencia de los hechos investigados tal funcionario deba ser puesto a disposición de la justicia común, y de ninguna manera podrá arrogarse facultades que corresponden a los tribunales y jueces, ni podrá calificar o tipificar hechos delictivos.

El informe circunstanciado de la Comisión Pesquisidora deberá contener la información que haya recabado e incluirá los documentos que considere pertinentes y todos aquellos que le hayan sido entregados en el ejercicio de su función. Los miembros de la comisión, en forma individual, podrán hacer las observaciones que consideren pertinentes y deberán incluirse en el expediente.

El Pleno del Congreso conocerá del expediente instruido y del informe circunstanciado de la Comisión Pesquisidora en sesión ordinaria procediéndose a su discusión. A todos los diputados le serán entregadas copias de este informe.

Agotada en el Pleno la discusión del informe de la Comisión Pesquisidora se procederá a votar. Para declarar con lugar o sin lugar un antejuicio es necesario el voto en uno u otro sentido de las dos terceras partes del total de diputados que integran el Congreso. Emitida la resolución que declara con lugar el antejuicio, deberá retornarse el expediente a la Corte Suprema de Justicia al fin que lo turne al tribunal del orden común que proceda.

Si no se completara el voto de las dos terceras partes del total de diputados para declarar con lugar o sin lugar el antejuicio, el expediente se guardará en la Dirección Legislativa a disposición del Pleno del Congreso. Si el antejuicio es declarado sin lugar causará estado y no integrará cosa juzgada.

Prensa Libre

Congreso será epicentro de protestas sociales

Luego de conocerse el trámite de antejuicio contra el presidente Otto Pérez Molina, las manifestaciones sociales se comenzaron a enfocar en el Congreso.

El Organismo Legislativo deberá convocar a una sesión extraordinaria para integrar la comisión pesquisidora que conozca el proceso de antejuicio contra Pérez Molina, mandato constitucional que grupos sociales esperan se cumpla de inmediato.

Ciudadanos de forma aislada este miércoles llegaron a la Plaza de la Constitución y de manera improvisada manifestaron a favor de la renuncia de Pérez Molina, además de confirmar la manifestación masiva el próximo sábado, denominada #13J.

El colectivo Anonymous Guatemala, en Facebook también ha anunciado acciones, entre estas manifestaciones a partir de este jueves en los alrededores del Congreso, para presionar a los diputados a sesionar y conocer el proceso de antejuicio.

La luz y el clavel

Mañana jueves también está en pie una convocatoria de algunos colectivos sociales, denominada “Marcha de la luz y el clavel”, a partir de las 18 horas.

La caminata pacífica, como la han calificado los organizadores, iniciará en la 6a. avenida y 18 calle de la zona 1.

El próximo sábado 13 de junio más de 20 organizaciones han confirmado su participación en una nueva jornada de protestas, con la que se cumplen ocho semanas seguidas de movimientos ciudadanos.

Las peticiones de la jornada serán la renuncia de Pérez Molina y el rechazo a las mesas de trabajo en el Congreso de la República, con miras a los cambios a la Ley Electoral.

Los movimientos ciudadanos también se han convocado en Quetzaltenango, Antigua Guatemala, Cobán y Huehuetenango.

Prensa Libre