Delegación nicaragüense presenta ventajas del Gran Canal en Rusia

Paul Oquist, ministro de Políticas Públicas de la Presidencia, manifestó en entrevista a la agencia Sputnik Nóvosti que Nicaragua ofrece su Canal Interoceánico a Rusia como punta de lanza para el comercio y las inversiones en América Latina.

En el marco del Foro Económico Internacional de San Petersburgo, el medio de prensa diálogo en exclusiva con Oquist, quien mencionó que la vía marítima puede servir para el comercio, las inversiones, manufacturas, transporte y finanzas para la Federación Rusa en nuestra región.

Expresó que la nación euroasiática podría convertirse para Nicaragua y América Central en una puerta de entrada a la inversión en la Unión Económica Euroasiática (UEE), un bloque que integran también Bielorrusia, Kazajistán y Armenia.

Indicó que nuestra delegación exploró en concreto en el Foro la posibilidad de desarrollar proyectos conjuntos con la ciudad portuaria de Sebastopol, y apostó por el comercio y la transferencia tecnológica.

Las obras del Gran Canal iniciaron el pasado 22 de diciembre y terminarán dentro de cinco años. Tendrá según datos oficiales 278 kilómetros de longitud, pasará por el río Brito, en la región del Pacífico, cruzará el Lago de Nicaragua y recorrerá las cercanías del río Tule, hasta la desembocadura del Punta Gorda, en el área del Caribe.

Esta nueva ruta marítima será una alternativa al Canal de Panamá, con una capacidad de cinco mil 100 barcos anuales, y se calcula que se necesitarán no más de 30 horas para cruzarlo.

La voz del Sandinismo