El Caribe enfrenta la peor sequía en cinco años

El Caribe enfrenta la peor sequía de los últimos cinco años, según los meteorológos, pues vaticinan que desde Puerto Rico hasta Cuba los cultivos están afectados y los embalses se están secando, por lo que advierten que la situación podría empeorar en los próximos meses.

Ante el riesgo de quedar sin recursos, los expertos exhortan a las autoridades de la región a ejecutar medidas para afrontar un verano seco. La sequía ha sido provocada por el fenómeno el niño, el cual está vinculado al calentamiento de las aguas del océano pacífico y afecta las zonas verdes de las islas antillanas hasta en la oriental de Santa Lucía, donde el ganado se está muriendo.

Climatólogos del Instituto Caribeño de Meteorológo e Hidrología aseguran que la situación empeorará en los próximos meses si la temporada de huracanes, que culminará en noviembre, es más tranquila de lo normal.

Esto provocaría menos lluvias en el Caribe, dicen los expertos consultados, dado que no podrán llenar a embalses como Carraizo y La Plata en Puerto Rico o el Río de la Plata, en la isla de Naranjito. Un climatólogo del Instituto, Cedric Van Meerbeeck, considera que “la región entra en la estación seca con los depósitos de agua por los suelos”.

Puerto Rico es la isla más afectada por la escasez de agua, medio millón de personas no cuentan con el recurso a la fecha, de acuerdo con Centro Nacional de Mitigación de Sequías de Estados Unidos.

El gobierno de la isla (colonia de EE.UU.) ha restringido el servicio de agua y los puertorriqueños lo disfrutan cada tres días. Desde la semana pasada, la Guardia Nacional distribuye agua tras la aprobación de una resolución que impone multas a personas y empresas que utilicen el agua indebidamente, señala el diario El Nuevo Día.

“Puede que tengamos una grave escasez de agua… para el riego de cultivos, para apagar incendios, para el consumo interno y del sector hotelero”, agregó Van Meerbeeck.

Las perdidas que causados por la sequía son sorprendentes para los agricultores del Caribe, cuyas ganancias han descendido hasta en un millón de dólares por la mala cosecha y los problemas para criar al ganado, indican datos del Instituto de Investigación y Desarrollo Agrícola del Caribe (Trinidad y Tobago).

TeleSur