El conflicto armado ha dejado más de 46 mil víctimas de desaparición forzada

En Colombia existen 46.557 víctimas directas de desaparición forzada en el marco del conflicto armado interno, según el registro de la Unidad para las Víctimas, que precisa que 9 de cada 10 son hombres.

La información se conoce en el marco de la Semana del Detenido Desaparecido, que corresponde a la última semana de mayo, para conmemorar a las víctimas de este flagelo.

El informe precisa además que los departamentos de Antioquia y Meta son lo que reportan el mayor número de desaparecidos de manera forzada en el marco del conflicto.

En Antioquía, del total de 37.451 personas registradas, 10.812 son directas y 26.639 son indirectas, es decir que son familiares en primer grado generalmente de los desaparecidos.

Se explica además que entre 1994 y el 2005 el 60% de las desapariciones se registran en este departamento.

En el caso del Meta se han registrado años críticos como en el 2012 cuando se presentaron 292 desaparecidos y se observa que zonas como Villavicencio y Vistahermosa, han dejado 553 y 480 víctimas directas respectivamente, siendo los municipios más afectados por esta situación.

Según explicó Paula Gaviria, directora de la Unidad, es importante para el duelo de familiares y amigos conocer el destino de la persona desaparecida y por consiguiente, se trabaja en la identificación y entrega de las víctimas.

Considera que “uno de los deseos habituales de familiares y amigos consiste en saber dónde está el ser querido, por lo que es importantísimo el apoyo psicosocial que ofrecemos en estos casos”.

“Cuando se tramitan duelos y recuerdos, que significan, de algún modo, cerrar un capítulo personal en la vida de esas familias que anhelan reencontrarse con esa persona tan querida”, añadió Gaviria.

Precisó que entre el 2012 y 2015, la Unidad ha acompañado la entrega de restos a 1.428 familias con víctimas de desaparición forzada y homicidio, en 26 departamentos del país, principalmente en las ciudades de Medellín en Antioquia, Villavicencio en Meta y Montería en Córdoba.

Caracol