El Gobierno boliviano iniciará procesos penales por alza en el precio del pan

El Gobierno advirtió a los vendedores de pan y panificadores con el inicio de procesos penales por agio y especulación si incrementan el precio del pan de batalla de Bs 0,40 a Bs 0,50. Además aseguró que no existe razón para que suba este alimento.

El viceministro de Defensa del Consumidor, Dante Justiniano, manifestó que se verificaron los puntos de venta donde se elevó el pan, según denuncias recibidas en dicha instancia gubernamental. Los funcionarios públicos realizan la entrega de un comunicado administrativo a los comercializadores de pan que señala que está prohibido la venta de pan a Bs 0,50, caso contrario serán sometidos a procesos legales.

Se iniciarán procesos por “agio y especulación porque se está elevando un producto sin justificativo ni razón alguna. La misma Ley 453 refuerza aquello al establecer que es una obligación en el marco al derecho a la información de todo proveedor el de informar y comunicar de manera antelada y justificada del por qué podría subir todo producto hacia la población y eso tiene que ser de conocimiento del Gobierno”, expresó.

En la advertencia gubernamental, se reitera a la población en su conjunto que el “precio justo máximo” establecido para el pan de batalla a los consumidores es de 0,40 centavos la unidad.

Asimismo se recuerda que la Constitución, en su artículo 325, especifica que el ilícito económico, la especulación, el acaparamiento, el agio, la usura, el contrabando, la evasión impositiva y otros delitos económicos conexos serán penados por ley.

Por tanto “en caso de evidenciarse conductas especulativas en cuanto a la comercialización de este producto, el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural iniciará la acción penal correspondiente ante las oficinas del Ministerio Público en contra de las personas naturales o jurídicas, que incurran en el delito penal de agio, tipificado en el artículo 226 del Código Penal”, indica el documento.

El dirigente de la Federación de Panificadores Artesanos de La Paz, Dandy Mallea, afirmó ayer que el incremento del precio del pan, que se registró en algunas zonas de La Paz, cubre los costos de operación.

“Antes del paro determinado se ratificó que el precio del pan será a 50 centavos, la que los industriales panificadores a la cabeza de Daniel Lamas (Confederación Nacional de Panificadores de Bolivia) y Félix Quenta (Federación Departamental de Panificadores de La Paz) apoyan, porque creo que es un precio justo para que el sector pueda costear los costos de operación, porque un pan a un precio de 40 centavos con un peso de 70 gramos, no da”, remarcó.

Por esa razón, ratificó que la Federación de Panificadores Artesanos de La Paz, “con autonomía propia de gestión”, decidió hace mucho tiempo que el precio “del pan sea a 50 centavos”.

Por su parte, Daniel Lamas, representante de la Confederación Nacional de Panificadores de Bolivia, afirmó que el retiro de la subvención a la harina que se entregaba a los panificadores ׳liberó el precio del pan׳.

“No es solo el pan de batalla el que incrementó el precio, sino toda la oferta, por lo que se tiene que generalizar un precio único, eso es lo que se tiene que buscar en nuestro sector para tener un estándar, no podemos manejar otros precios”, puntualizó.

Fejuve rechaza

El presidente de la Fejuve de La Paz, Jaime Vera, calificó el incremento de la unidad de pan como una medida que atenta la economía de los pobladores que consumen este producto básico de la canasta familiar.

“Las juntas vecinales no vamos a permitir esta aberración, este insulto, estamos pidiendo a la justicia que esta vez intervenga y se querelle contra estos malos panaderos, el pan se debe mantener a 0,40 centavos”, aseveró.

Anunció que este miércoles realizarán un ampliado para definir medidas de presión, que podrían ir desde una marcha hasta otro tipo de protestas más radicales.

JornadaNet