El Mercosur y los tratados de libre comercio – Diario Los Andes, Argentina

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

La advertencia de Brasil a la Argentina, en el sentido de que habrá, indefectiblemente, Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea, coloca al bloque económico de esta parte del continente en una disyuntiva difícil de superar: el de dejar de lado lo firmado en su momento, en el sentido de que ningún país puede actuar individualmente respecto de terceros países.

Lo que sucede en realidad es que Brasil necesita ampliar sus exportaciones en razón de que se ha producido una fuerte caída en su economía en los últimos tiempos, mientras otro tanto sucede con Uruguay, otro país del bloque que impulsa el acuerdo porque han caído sus exportaciones, mientras Paraguay se suma en razón de que está sufriendo las medidas económicas brasileñas en su frontera.

Con un agravante: gran parte de los países de América Latina, nucleados en la Celac han firmado acuerdos bilaterales. La Argentina, junto a Venezuela, intenta postergar las negociaciones porque la apertura arancelaria que establecen los acuerdos puede llegar a lesionar las economías internas, especialmente en lo relacionado con la industria.

En oportunidad de firmarse el Acuerdo del Mercosur, en el denominado Tratado de Asunción, se estableció como uno de sus propósitos “la adopción de una política comercial común con relación a terceros Estados o agrupaciones de Estados y la coordinación de posiciones en foros económicos comerciales regionales o internacionales”.

Fue ése uno de los motivos principales por los cuales Chile decidió no formar parte del bloque económico. Sucede que el vecino país tiene una economía de fuerte base agraria, pero no cuenta con una masiva actividad industrial. Así, entonces, a lo largo de los años, ha firmado acuerdos bilaterales con la gran mayoría de los países del mundo, eliminando aranceles -de las dos partes- para el ingreso de mercaderías.

De este modo, los productos chilenos, especialmente los vinos, que son los que compiten con la Argentina, cuentan con ventajas competitivas en razón de que no deben pagar aranceles externos para ingresar a determinados mercados.

Pero así también Chile está abierto al mundo para el ingreso de mercaderías, especialmente productos elaborados e industriales y los mendocinos podemos advertir esa situación con una simple recorrida por los supermercados chilenos.

En el caso del Mercosur, Brasil es el principal impulsor en razón de que el comercio entre los países de América Latina y la Unión Europea llegó a los 265 mil millones de dólares en 2013, pero cayó a los 118 mil millones en 2014, por el contexto recesivo de la Unión Europea, pero en ese marco, la mayor afectación recayó sobre la economía brasileña afectando en menor medida a la Argentina, Chile y Perú.

En el caso específico de Venezuela, el Parlamento Europeo aprobó numerosas resoluciones de condena al gobierno de Nicolás Maduro, todas impulsadas por los eurodiputados españoles del Partido Popular de España, que mantiene fuertes diferencias con el gobierno venezolano.

Pero ahora el Mercosur y la Unión Europea acordaron formalmente avanzar en un acuerdo de comercio hacia el último trimestre del año, impulsado esencialmente por Brasil, que aseguró que tiene como prioridad las negociaciones con la UE y destacó que si la Argentina “quisiera ir para atrás, Brasil está dispuesto a avanzar”.

Especialistas en el tema aseguran que es prioritario tener cuidado en la toma de este tipo de decisiones y que es necesario estudiar la situación desde un plano estructural y de largo plazo, sin dejarse vencer por situaciones coyunturales.

Destacan que no se puede opacar la importancia que actualmente tiene el bloque regional para las empresas de los países que lo componen, entre ellas muchas argentinas, que podrían quedar muy comprometidas en caso de la firma de acuerdos acelerados sin los estudios de fortalezas y debilidades correspondientes.

Los Andes