El Salvador: policías realizan protesta por mejoras salariales

Agentes del nivel Básico de la Policía Nacional Civil (PNC) exigieron este martes un incremento de su salario, pues señalan que con lo que ganan se ven obligados a alquilar casas en zonas peligrosas donde están expuestos a ataques de pandillas.

Los agentes, agrupados en el denominado Movimiento por los Derechos de los Policías (MDP), exigieron el incremento de salario a mil dólares, argumentando que son ellos quienes exponen la vida para garantizar la seguridad pública y combatir de frente a las pandillas.

“Nosotros vinculamos nuestras necesidades con las demandas del pueblo salvadoreño ante la situación de violencia que vive el país. Sucede que nosotros, con el salario que se nos paga actualmente, no podemos alquilar una casa en una zona tranquila, en un lugar donde no esté tan peligroso, sino que nos vamos a meter al mismo lugar donde están los criminales”, señaló un agente que prefirió no ser identificado.

De acuerdo con los manifestantes, el salario que recibe un policía de primer nivel, al ingresar a las filas de la PNC, es cercano a los $420, a lo que se le van sumando un promedio de $20 por cada año.

“Ese escalafón que tenemos al interior de la PNC es ridículo, eso es una burla para nosotros, porque así como la violencia incrementa a medida que pasa el tiempo, nosotros también necesitamos más cosas”, señaló otro organizado.

Aunque los policías dejaron muy claro que por el momento no tienen pensado tomar como medida de presión suspender labores, sí resintieron que los altos rangos de la institución se vean más beneficiados que quienes exponen su vida.

“Si usted se fija, a los altos rangos de la policía no los matan, nunca se ha visto que maten a un jefe, pero es porque ellos andan en su gran camioneta y con dos compañeros que los andan cuidando, ¿y uno, qué? le toca andar en bus y llegar a las colonias peligrosas donde vivimos”, expresó otro de los agentes que participaron en la manifestación.

Los agentes no quisieron revelar sus nombres por temor a represalias de las jefaturas policiales, como las que señalaron el pasado 28 de abril, cuando un grupo de agentes se concentró frente a la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), para exigir su derecho a sindicarse, como los demás entes del gobierno.

Policías, soldados y custodios de Centros Penales se han convertido en blanco para las pandillas. Solo en lo que va del año han muerto 26 agentes, de los cuales al menos 23 han sido atribuidos a pandilleros.

En los últimos días, líderes de la Mara Salvatrucha (MS) habrían girado la orden de atacar a agentes de la PNC, Fuerza Armada (FAES) y cuerpos de seguridad pública, según una investigación periodística publicada este martes 16 de junio.

De acuerdo con la investigación, la orden de matar a agentes de seguridad habría salido del penal de Ciudad Barrios, en San Miguel, incluyendo como blanco también a los miembros de la pandilla que se han quedado con dinero proveniente de la extorsión.

Recientemente, el director de la PNC, Mauricio Ramírez Landaverde, solicitó al Fondo Social Para la vivienda (FSV) que, ante las constantes amenazas que sufren los policías por parte de las pandillas, brindara facilidades para que los agentes puedan cambiar de vivienda.

La petición de Ramírez Landaverde también consideró que, en muchas ocasiones, no solo los agentes son víctimas de amenaza, sino también su círculo familiar, por lo que solicitó facilidades como aceptar como prima la vivienda donde reside el agente amenazado y que otorgue un nuevo crédito para una nueva vivienda ofertada por el Fondo Nacional de Vivienda Popular (FONAVIPO).

Sin embargo, hasta la fecha, la autoridades no han confirmado si la petición realizada al FSV fue respondida favorablemente o no.

Los manifestantes que presentaron la pieza de correspondencia a la presidencia de la República, solicitando el aumento de salario, dijeron esperar que sea el mismo presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, quien lo lleve a la Asamblea Legislativa.

El mandatario señaló recientemente a la falta de fondos como uno de los principales factores que han provocado el incremento de la violencia, aunque el director de la PNC se lo atribuya a “un intento de las pandillas por desestabilizar al gobierno”.

Los niveles de violencia en El Salvador han recrudecido en los últimos días, luego que las autoridades informaran sobre una serie de medidas de represión del delito y combate a las pandillas.

El promedio diario de homicidios que para febrero de este año oscilaba entre los 12 y los 14 se ha elevado a 26 en el mes de mayo y lo que va de junio. Hasta este lunes 14, el Instituto de Medicina Legal (IML) contabilizó 367 homicidios.

El Salvador sigue siendo uno de los países con la tasa de homicidios más alta del mundo, según el último reporte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Contra Punto