Elecciones 2015: hoy se presentan en Argentina las alianzas para competir en las presidenciales

Tres versiones del peronismo, y una cuarta, perfiérica y mezclada con la UCR, quedarán registradas esta medianoche en la Justicia para pulsear, con marca electoral definitiva, en el maratón presidencial que, en su versión más larga, terminará en el balotaje del 22 de noviembre y tendrá una oferta de siete frentes electorales que, con la instantánea de hoy, incluye a once interesados en suceder a Cristina de Kirchner.

El Frente para la Victoria (FpV), en su sexta participación en una elección nacional, el ensamble entre Sergio Massa y José Manuel de la Sota, y el Compromiso Federal que postula a Adolfo Rodríguez Saá serán las tres expresiones del partido creado por Juan Domingo Perón.

Al margen, el sello Cambiemos que comanda el PRO de Mauricio Macri tendrá, a través del Partido Fe de Gerónimo “Momo” Venegas, jefe de UATRE y durante años mandamás de las “62 Organizaciones Peronistas”, una pizca de genes del PJ ortodoxo, el de la marcha versión Hugo Del Carril.

Esta medianoche caducará el plazo para anotar las alianzas electorales temporales. Es como inscribir equipos, pero no designar, todavía, a los jugadores de ese equipo. El FpV -por caso, pero vale para todos los demás- se inscribe con su ristra de partidos, pero esto, en principio, sólo define dónde está en condiciones de competir y para qué cargos, pero no determina si tendrá lista única o autorizará primarias.

Al margen, los partidos que no figuren en ninguna de las alianzas no están todavía fuera de la elección porque como sellos individuales, tienen tiempo para anotar sus candidatos hasta el 20 de junio.

Según lo que se presentó en la Justicia y lo que adelantan desde los búnkeres de los distintos partidos, esta noche quedará armado el siguiente mapa de frentes:

•Frente para la Victoria (FpV). Como ocurrió de 2003 a la fecha, con la salvedad de 2005 -cuando el PJ, administrado por Eduardo Duhalde, armó su propio frente con su esposa como candidata bonaerense-, el FpV, marca electoral del kirchnerismo, tendrá como epicentro al Partido Justicialista que irá atado a otros partidos, entre ellos el Partido de la Victoria, el Frente Grande y Kolina, por nombrar algunos. El dato interesante en este turno es que, a nivel provincial, también se sumará al FpV el Nuevo Encuentro (NE) de Martín Sabbatella que fue, en las últimas elecciones, una colectora. El FpV marcha, en la previa, a unas primarias nacionales entre Daniel Scioli y Florencio Randazzo.

•Cambiemos. El armado opositor que enlaza al PRO, la UCR, la Coalición Cívica (CC) y Fe , entre otros, debuta como marca electoral, gestado en el laboratorio de Jaime Durán Barba con la idea de jugar a la polarización y tensar la discusión entre la continuidad -el FpV en sus dos variables- y el cambio. Asoman, a priori, tres candidatos: Mauricio Macri, Ernesto Sanz y Elisa Carrió, pero el macrismo entiende que eso está supeditado a si el FpV hace, o no, su propia interna. Si no hay PASO K, Macri intentaría ir como único candidato para jugar la disputa del día siguiente de estar entre los dos candidatos más votados.

•FR-UNA. Este atardecer, Sergio Massa oficializará lo que en estas horas late entre los suyos: que seguirá en la porfía presidencial como parte de un acuerdo con José Manuel de la Sota. El tigrense, que convirtió en marca el Frente Renovador (FR), tiene el partido Unión Popular, Acción Vecinal de Tigre y el PNC-Unir. Hubo, en estas horas, debate sobre si incorporar o no al MID luego de los chispazos en la convención. De la Sota, que rechaza la propuesta del tigrense para ir de vice pero acepta una PASO contra Massa o al diputado como candidato bonaerense, tiene un acuerdo con la Democracia Cristiana. El combo daría lugar al sello Unidos por una Nueva Argentina o Alternativa (UNA) pegado al Frente Renovador por la Esperanza. En la hipótesis de que en estas horas estalle el acuerdo entre Massa y De la Sota, el cordobés puede ir con la DC a anotar directamente su fórmula el 20 de junio.

•Compromiso Federal (CF). El frente postula a Adolfo Rodríguez Saá y está integrado por dos partidos, Es Posible, de los hermanos puntanos, y el Movimiento Independiente por la Justicia y la Dignidad (MIJD), de Raúl Castells. Es la tercera elección presidencial que comparten esos dos sellos y tendrá representación en, al menos, siete provincias. La duda en torno a ese armado es si se avanza en un acuerdo con Fernando Pino Solanas para ir a unas primarias compartidas, pero eso, ayer, estaba todavía en etapa de definiciones mientras el solanismo levantaba su partido Proyecto Sur para integrar otro frente o ir solos a la elección.

•Progresistas. El espacio que postula a Margarita Stolbizer, la variable que quedó en pie de UNEN, unió al partido GEN, al Partido Socialista, a Libres del Sur de Humberto Tumini y al Socialismo Auténtico. Más adelante se verán, a la hora de oficializar boletas, qué esquema de adhesiones y colectoras se ensaya a nivel nacional y provincial.

•Frente Popular. Para ser la herramienta electoral de la postulación presidencial de Víctor De Gennaro, se armó el Frente Popular a partir de juntar a la Unidad Popular (UP) del dirigente estatal y el Partido del Trabajo y el Pueblo (PTP), expresión electoral del PCR de Otto Vargas. En el camino quedó el MST que fue aliado en otros tiempos.

•Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT). Reúne al Partido Obrero, el PTS y la Izquierda Socialista (IS) y lanzó la candidatura de Jorge Altamira, aunque había algunos cabos por atar por el mecanismo del “veto” y las fórmulas.

Ámbito