En los últimos ocho años, Argentina redujo un 60% la deforestación de bosques nativos

A casi ocho años de sancionada la Ley 26.331, de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, se redujo en un 60 por ciento la deforestación en zonas que tienen este tipo de bosques. Así lo afirmaron desde la Secretaría de Ambiente de la Nación durante la presentación de un informe elaborado por diversos especialistas que revisaron las imágenes satelitales de 16 provincias que contienen 56 millones de hectáreas de bosques de distintas especies protegidas.

La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, a cargo de Sergio Lorusso, y que depende de la Jefatura de Gabinete de Ministros, presentó por primera vez un informe sobre la superficie de bosque nativo realizado a partir de imágenes satelitales.

La Secretaría de Ambiente se encarga de monitorear el cumplimiento de la ley a través de la Dirección de Bosques. En el marco de la Semana del Ambiente, Lorusso, la subsecretaria de Planificación y Política Ambiental, Silvia Révora; la directora de Bosques, Inés Gómez, y la encargada del proyecto, Celina Montenegro, dieron a conocer los avances del trabajo realizado por más de cien expertos de todo el país.

Según informó Montenegro, las provincias analizadas fueron Catamarca, Chaco, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Misiones, Salta, San Juan, San Luis, Santa Fe, Santiago del Estero y Tucumán. La pérdida de tierras forestales en las provincias mencionadas durante el período 2013-2014 muestra según el estudio “un significativo retroceso, con un total de 188.638 hectáreas. El total de deforestación registrado en los períodos previos fue de más de 720 mil hectáreas entre los años 2006 y 2007; más de un millón entre los años 2007 y 2011; y más de 750 mil entre los años 2011 y 2013”.

El informe de la Dirección de Bosques concluyó que “de acuerdo al procesamiento de los datos satelitales, en el año 2013 se detuvo la pérdida de masa forestal en las provincias analizadas”.

El uso de datos satelitales permite detectar la deforestación, que es fácilmente identificable cuando se realiza el reemplazo de áreas de bosques por tierras agropecuarias.

En la apertura de la presentación, Lorusso explicó que “en el Día Mundial del Medioambiente queremos traer una buena noticia. Se dio una reducción importante en la tasa detractiva de los bosques nativos desde que con la ley decidimos resguardar nuestros bosques nativos”.

El secretario agregó que “esto es mérito de cientos de técnicos a lo largo y ancho del país y aquellos que trabajan en esta Secretaría. Estos logros se dan gracias al conocimiento y las ganas de quienes trabajan por esto todos los días”, explicó.

Según relató Lorusso, fueron relevados “56 millones de hectáreas de bosques nativos y se clasificaron bosques con el trabajo de 16 provincias. Todas las provincias están trabajando con esta ley pero las provincias de Buenos Aires y La Rioja aún no lo ponen en práctica”.

El artículo 6 de la ley establece que en el plazo máximo de un año a partir de la sanción, cada jurisdicción debe realizar un Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN) existentes en su territorio. En la actualidad, la mayoría de las jurisdicciones locales elaboraron sus OTBN, mientras que Buenos Aires y La Rioja aún están en proceso de confección de sus ordenamientos.

El funcionario agregó que “se invirtieron millones en clasificación y control para prevenir la detracción de los bosques nativos” cuya deforestación “afecta directamente a la población más vulnerable, algo que se manifiesta en catástrofes como las inundaciones”. Lorusso concluyó que “Argentina es un país en vías de desarrollo y no debe parar de crecer como lo viene haciendo estos últimos años”.

Por su parte, la subsecretaria Révora explicó que “es una gran alegría presentar resultados técnicos que avalan que el esfuerzo no fue en vano. Se trata de un trabajo enorme en grupo. Con estos trabajos protegemos más que el bosque nativo, hay destinatarios de estas políticas que son los pobladores y los sectores más vulnerables. La protección de los bosques aporta a proteger a las comunidades”. La subsecretaria agregó que el trabajo “no lo hacemos solos sino que participaron con nosotros el INTA, el INTI y el Estado Nacional”.

La subsecretaria explicó que “trabajamos para desarrollar modelos de ganadería integrada al bosque, pudimos financiar proyectos para que nuestro país cuente con el know how para que el cuidado de los bosques se vuelva una política integral y que la Ley de bosques siga creciendo”.

Página 12