Miles de hondureños se movilizan contra la corrupción

Los marchantes se dirigen del bulevar Morazán hacia las instalaciones de Embajada de los Estados Unidos.
Bajo la consigna “¡Fuera JOH, fuera JOH, fuera JOH!”, miles de personas de la oposición salieron este viernes a las calles a protestar por los diferentes actos de corrupción que se han registrado en Honduras. Como de costumbre, los manifestantes encendieron las antorchas y recorrieron el bulevar Morazán hasta llegar a la Embajada de Estados Unidos.
Ahí, los manifestantes, además de pedir la renuncia de Hernández y exigirle que solicite a Naciones Unidas la Comisión Internacional Contra la Impunidad, aprovecharon para quemar la bandera de Estados Unidos.La pertinaz lluvia que caía sobre la capital no fue obstáculo para que las personas de diferentes edades y religiones llegaran a la meta final.Los mensajes antiestadounidenses fueron esta vez más notorios, dejando entrever que el movimiento puede convertirse en una bandera de lucha ideológica.Detrás de las marchas han estado el Partido Libre y el Partido Anticorrupción. Estos se han encargado de convocar a los manifestantes a través de las redes sociales.Manuel Zelaya Rosales estuvo, de forma simultánea, encabezando la Marcha de las Antorchas en Juticalpa, Olancho.El grupo de simpatizantes en esa ciudad fue muy reducido.Mientras que en la capital, Xiomara Castro de Zelaya, Rasel Tomé y Juan Barahona desfilaron por el bulevar Morazán.En el caso de Salvador Nasralla, dirigentes del Partido Nacional le recordaron que nunca en su vida había participado en marchas y que lo hace hasta ahora que es político.Nasralla escribió en su cuenta de Twitter: “Marchando en carro andan los que le roban al pueblo. Marchando a pie… el pueblo”. El propio Salvador Nasralla encabezó la marcha anoche en la capital. Los organizadores de la marcha habían manifestado que no querían la presencia de políticos, sin embargo, ayer estos volvieron a participar.Aseguran que las movilizaciones públicas son sin distingo de colores políticos, religiosos, raciales o de género, para mostrar la indignación ya que han sido golpeados por la corrupción e impunidad en nuestro país.Además de eso, solicitan al Congreso Nacional la remoción inmediata del cargo del fiscal general y fiscal adjunto.

El Heraldo.