Incidentes en Quito entre manifestantes oficialistas y opositores

Reclamos a gritos entre quienes respaldan al gobierno de Rafael Correa y otros contrarios a propuestas como la de un nuevo impuesto a las herencias, quema de banderas y un herido fue el saldo preliminar de las manifestaciones registradas la tarde y noche de este lunes en la avenida de Los Shyris, al norte de Quito.

Horas antes, previo a un viaje a Europa para cumplir actividades oficiales, el mandatario ecuatoriano anticipó: “Los de siempre están preparando la ‘rebelión de la burguesía’. Responderemos con la ‘rebelión de la alegría’ y con el inmenso apoyo popular que tenemos”.

Y añadió: “Cuiden el país”. El presidente escribió el mensaje en su cuenta de Twitter antes de partir a Bruselas, donde este 10 y 11 de junio participará en la Cumbre de Unión Europea-Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) para luego, el 13 del mismo mes, visitar la Expo Milan 2015 en la que el país contará por primera vez con un stand exclusivo para exponer sus atractivos turísticos, oportunidades de inversión y productos de exportación.

Horas más tarde, la presencia de manifestantes en la céntrica avenida de la capital obligó a cerrar la vía, lo que provocó caos vehicular. Decenas de policías fueron desplegados en la zona para garantizar que no se registren incidentes y para dividir a las dos concentraciones que estaban una al lado de la otra.

La cercanía provocó forcejeos, reclamos de un lado y otro y hasta un herido, según señaló el ministro del Interior, José Serrano, quien acudió al lugar para participar en la manifestación del movimiento oficialista Alianza PAIS (AP).

“No logro entender por qué hubo tanta agresión de la gente que está del otro lado. Tenemos una persona herida. ¿Cuál es la razón para ser tan violentos?”, expresó a la prensa.

“Pelucones agreden a nuestros militantes y buscan agredir sede @35PAIS”, denunció por su parte, Doris Soliz, secretaria ejecutiva de AP, en su cuenta de Twitter.

En diálogo con la prensa explicó que las manifestaciones contra el gobierno son parte de la misma estrategia aplicada en países como Venezuela “donde calientan las calles, buscan un golpe blando”.

Los simpatizantes del gobierno se juntaron para “defender los logros de la Revolución Ciudadana” llevando banderas del Ecuador y de AP, además de pitos y lanzando consignas de respaldo al gobierno. “Correa, amigo, el pueblo está contigo”, coreaban los presentes.

“Una familia que tenga una casa de 420.000 dólares, con tres hijos, no paga nada, esa familia no paga nada”, trató de ejemplificar el ciudadano Javier Pozo, quien también es militante del movimiento gobiernista, ante la desinformaciónque cree busca generar la oposición.

Mientras tanto y a pocos metros de donde estaban ubicados los simpatizantes del gobierno, ciudadanos gritaban: “Fuera Correa, fuera”. Además portaban carteles en los que se leían leyendas de rechazo a la ley de impuesto a las herencias. Además, imágenes de televisión mostraron quema de banderas de AP por parte de la oposición.

“Por el pueblo, nuestro pueblo, este momento está siendo saqueado y solo nos queda el dinero en la banca que es nuestro y van por eso”, expresó el ciudadano René Brito que protestaba desde el lado opositor.

El proyecto de ley sobre las herencias fue enviado a la Asamblea Nacional el viernes pasado para que sea tratado en un plazo máximo de 30 días. El objetivo es “redistribuir la riqueza” y “democratizar la propiedad”, según ha explicado el presidente Rafael Correa, quien ha reiterado que los nuevos impuestos no afectarán a la clase media y pobres, sino a las grandes fortunas.

El gobierno ha señalado que tres de cada 1.000 ecuatorianos reciben anualmente una herencia, que tres de cada 100.000 hereda más de 50.000 dólares y que solo cinco de los 16 millones de ecuatorianos heredaron más de un millón de dólares entre 2010 y 2014.

ANDES