Jose Guimaraes, vicepresidente del Partido de los Trabajadores (Brasil): “El PT nunca va a morir”

Por Darío Pignotti

A horas del comienzo del Quinto Congreso del histórico partido brasileño, Guimaraes admite que viven un momento difícil, ante la ofensiva de la derecha. “Vamos a salir más fuertes y unidos”, afirma.

“¿Cómo enfrentar este momento difícil del PT? Formando un Frente Amplio como el de Uruguay, junto a otras fuerzas de izquierda y los movimientos sociales.” Esa es la tesis del José Guimaraes, vicepresidente del PT, formulada horas antes de iniciarse hoy el Quinto Congreso partidario en el que participarán la mandataria Dilma Rousseff y Luiz Inácio Lula da Silva.

Guimaraes, jefe del bloque de diputados del gobierno e integrante de la corriente mayoritaria del PT, espera debates acalorados durante el evento que se realiza en Bahía, región nordeste, donde Dilma obtuvo los mayores índices de votación en los comicios del año pasado.

–¿Cómo se construye un Frente Amplio a la brasileña? –preguntó Página/12 durante la entrevista con Guimaraes.

–Queremos armar un frente con el Partido Socialista, el Partido Comunista, sectores sindicales para realizar grandes movilizaciones en apoyo de las reformas de fondo que todavía nos faltan hacer en el gobierno. Estoy hablando de la reforma tributaria, de la reforma política en serio con la convocatoria de una Asamblea Constituyente, la reforma del Poder Judicial y de los medios. Debemos hacer todo eso sin olvidar que estamos en la presidencia de la república y hay que garantizar la gobernabilidad, manteniendo la alianza con partidos de centro.

–¿Como el PMDB del vicepresidente Michel Temer?

–Sí, claro, como el PMDB del vicepresidente y otras fuerzas que nos permiten tener mayoría en el Congreso. El modelo político brasileño se llama presidencialismo de coalición, si usted no tiene peso en el congreso no gobierna, es así.

–Lula alertó sobre la burocratización, ¿comparte esa opinión?

–El Quinto Congreso tiene enormes y pesados desafíos que enfrentar hacia fuera y hacia adentro del partido. Para seguir avanzando luego de 12 años de gobierno se requiere una nueva plataforma que dé cuenta del nuevo momento que vive el país. Es un momento difícil, tal vez sea el peor momento en la historia del PT y un momento delicado del gobierno.

Necesitamos una nueva forma de acción hacia nuestros militantes y hacia nuestra base social. Necesitamos movernos más, superar algunos problemas de burocratización. El PT es un partido de masas, de izquierda y socialista y como tal necesita una interacción profunda con los movimientos sociales.

–¿Faltó más diálogo con los movimientos?

–En estos años hubo algo de eso, no hemos mantenido la comunicación que hubiera sido necesaria.

–¿Qué tesis dominarán el congreso?

–Hay dos corrientes que son dos campos políticos, uno que defiende al gobierno para que avance y propone jamás dejar de ser solidarios con la presidenta. Que defiende la política de alianzas que fue victoriosa en las últimas elecciones.

–¿Eso plantea su corriente “Partido que cambia a Brasil”?

–Nosotros vemos este momento con perspectiva de futuro, hay que hacer avanzar a un gobierno que recién comenzó, tiene solo seis meses. Y luego está el otro campo (corriente Mensaje al Partido), que se dice más izquierdista que está planteando un cambio profundo en la política de alianzas y en el modelo económico.

–¿Cuál es su diferencia de fondo con esa tesis?

–No es una diferencia de opinión irreconciliable. Nosotros decimos que la realidad nos dice que hay una correlación de fuerzas que no nos permite alterar la actual política de alianzas. No podemos poner en riesgo a la gobernabilidad de la presidenta Dilma.

–¿Hay riesgo de ruptura?

–No hay el menor riesgo de una fisura dentro del PT a pesar de que el debate va a ser tensionado. Y así tiene que ser, porque somos un partido democrático formado por varias corrientes cada una con sus ideas. Pero cuando las papas queman todos terminamos unidos, siempre fue así, por eso tenemos 35 años de vida que seguirá siendo victoriosa. Vamos a salir más fuertes y unidos de este Congreso.

Recuerde lo que pasó en el segundo turno de las elecciones del año pasado (reelección de Dilma). La derecha estaba derrotándonos en la última parte de la campaña y qué fue lo que nos salvó de la derrota? La movilización social y el alto grado de unidad que logramos construir en esos momentos finales.

–¿Descarta la salida de algún dirigente?

–Siempre hubo gente que se fue del PT, me acuerdo en los años ’90 cuando se fue Luiza Erundina (primera intendenta petista de San Pablo) muchos decían que el PT se iba a acabar. El PT nunca va a morir. Una vez un senador del PFL (partido derechista y colaborador dictadura) dijo que había que acabar con la raza del PT. Sabemos enfrentar problemas, somos un partido de izquierda y socialista que gobierno la séptima economía del mundo desde hace 12 años.

–¿La derecha ganó la iniciativa política?

–Hay una ofensiva de la derecha para acabar con el gobierno y con el PT, optaron por exigir el impeachment que no conducen a nada. Son actitudes antidemocráticas con mucho respaldo de los grandes medios. Vivimos un momento complicado que nos da más fuerza para enfrentar a los golpistas y emerger.

–¿Cómo será recibida Dilma en el Congreso?

–Dilma será aplaudida de pie, como lo hacemos con Lula, el PT jamás va a dejar de ser solidario con la presidenta. El gobierno enfrenta dificultades económicas coyunturales que serán superadas. El gobierno empieza a remontar la crisis, el martes fue anunciado un plan de obras de infraestructura llamado PIL, Programa de INVERSIONES en Logística por 200 mil millones de reales (66.000 millones dólares), que es muy ambicioso

–¿Cuál es su opinión sobre el ajuste?

–Tenemos que responder a un problema: cómo continuar con los programas sociales si tenemos un presupuesto limitado? La única salida es tasar a las grandes fortunas y a las grandes herencias de este país muy injusto. En los gobiernos de Lula (2003-2011) y Dilma (2011-2015) enfrentamos exitosamente a la miseria pero aún nos queda bastante por hacer.

–¿El ministro de Hacienda, Joaquim Levy, neoliberal, aceptará gravar a las grandes fortunas?

–El programa del PT no es exactamente el programa del gobierno de Dilma, porque es un gobierno de coalición con partidos de centro y sectores medios de la sociedad. El papel del PT es tensionar hacia la izquierda para influir dentro de la correlación de fuerzas dentro del gobierno.

–¿Habrá cánticos contra Levy?

–No lo sé, y si los hay no me parece que esto sea un problema.

Página 12