Jóvenes inician huelga de hambre en rechazo a la corrupción en el país

Al menos seis jóvenes, entre ellos dos de los que organizan las marchas de las antorchas o de los indignados – iniciaron ayer una huelga de hambre cerca de Casa de Gobierno para exigir que el Estado solicite la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICI).

Entre los huelguistas figuran Miguel Briceño y Ariel Varela; el primero estudiante de Derecho y el segundo ingeniero en sistemas con dos maestrías; dominio de tres idiomas y ex aspirante a diputado por Libertad y Refundación (LIBRE).

Varela manifestó que “comenzamos una huelga de hambre pacífica, sin más armas que nuestras convicciones y nuestra hambre y sed de justicia”.

Lamentó que no los dejaron instalarse cerca del portón principal de Casa Presidencial porque cuando llegaron ya tenían acordonada con militares la calle de acceso y se tuvieron que ubicarse a unos 300 metros.

Indicó que la huelga de hambre solo tiene un objetivo y es que el presidente Juan Orlando Hernández convoque a la CICI.

“De aquí nos vamos a quitar hasta que esté firmada la solicitud para la ONU (Organización de Naciones Unidas) para que venga la CICI”, indicó.

PERSECUCION
Por su lado, Briceño expresó que hay persecución de parte del Gobierno y algunos sectores que tienen una campaña diciendo que ellos son manipulados políticamente.

“Un militar nos dijo que iban a utilizar cualquier tipo de fuerza contra nosotros”, manifestó.

Sobre su militancia política manifestó que “todos tenemos un partido y eso qué importa, lo que nosotros exigimos es que haya justicia”.

Por su lado, Ariel Varela hijo advirtió que acompañarán la huelga y que pronto se unirán más jóvenes.

“No vamos a detenernos hasta lograr nuestro objetivo que es que venga la CICI”, expresó.

Militarizada
A raíz de la huelga de hambre llegaron tres contingentes militares que se apostaron uno cerrando la calle a la altura del Hotel Marriot; el segundo cerrando el paso en el punto donde está la huelga y el otro llegó en la tarde para bloquear el contacto de los jóvenes con la población.

Tiempo