La OEA renovó miembros de la Corte Interamericana de DDHH

La Organización de Estados Americanos (OEA) renovó este martes sus principales órganos de derechos humanos, al elegir cuatro jueces de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y cuatro integrantes de la Comisión (CIDH).

Enrique Gil (Colombia), Esmeralda Arosemena (Panamá), Margarette May (Jamaica) y Francisco Eguiguren (Perú) fueron electos a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIIDH), el órgano autónomo de promoción de los derechos humanos de la OEA.

Gil y Eguiguren obtuvieron 26 votos de los 34 países miembro activos de la OEA, mientras que May y Arosema lograron 25.

Los nuevos comisionados sustituyen a los salientes Felipe González, Tracy Robinson, Rose-Marie Belle Antoine y Rosa María Ortiz, y comenzarán a partir del 1 de enero una gestión de cuatro años, con la posibilidad a una reelección.

La CIDH, creada en 1959 y con sede en Washington, está integrada por siete comisionados.

A la Corte, instalada desde 1979 en Costa Rica, fue reelecto Eduardo Vio Rossi (Chile), y por primera vez ingresarán Elizabeth Odio Benito (Costa Rica), Eugenio Raúl Zaffaroni (Argentina) y Patricio Pazmiño (Ecuador).

Pazmiño recibió el mayor apoyo, con 22 de los 23 votos posibles, porque solo pueden votar los países firmantes de la Convención Interamericana de Derechos Humanos.

Le siguió Vio Rossi y Odio Benito -que será la quinta mujer juez en la historia de la corte regional-, ambos con 20 votos, y Zaffaroni con 18.

Los magistrados son electos por seis años, a partir del 1 de enero.

El flamante secretario general de la OEA, Luis Almagro, expresó su apoyo “absoluto” a la Comisión y dio fe de la independencia y autonomía del órgano, al tiempo que subrayó su objetivo de inyectar más recursos tanto a ese órgano como a la Corte.

Pero Almagro llamó la atención sobre la necesidad de imprimir “eficiencia” en la CIDH, que acumula un retraso de años en el procesamiento de casos.

Semana