La OEA se ofrece para facilitar diálogo entre el Gobierno y la oposición

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ofreció este martes la colaboración del organismo para facilitar el diálogo entre Gobierno y oposición en Venezuela, la convocatoria electoral en los tiempos previstos y la estabilidad tras los comicios.

“Queremos ser absolutamente garantistas al respecto. (…) Nuestra participación debe ser como la de un músico en una orquesta sinfónica: no podemos entrar ni tarde ni temprano, ni fuera de tono”, dijo Almagro, preguntado en una rueda de prensa por el papel de la OEA ante la crisis política de Venezuela, precisó la agencia Efe.

“Este tono debe ser un tono que no radicalice los conflictos, sino que apoye las soluciones”, añadió Almagro ante los medios en la segunda y última jornada de la Asamblea General de la OEA en Washington.

El nuevo secretario general, que tomó posesión el 26 de mayo, dijo que la OEA “estará ahí” para facilitar el diálogo y la confianza entre el Gobierno y la oposición venezolana y para que las elecciones parlamentarias que deben celebrarse este año, pero aún sin fecha, se convoquen en los tiempos previstos.

“En lo que podamos contribuir, ahí va a estar la OEA, también para garantizar la paz y la estabilidad después de las elecciones, porque hemos visto que, tras otras elecciones, ha habido disturbios que se han cobrado la vida de venezolanos de ambas partes y no tiene por qué haber ese sufrimiento”, afirmó.

“Los mensajes y acercamientos que hemos tenido hasta ahora han sido significativos”, añadió, sin aportar más datos a ese respecto.

Preguntado por si ha habido algún avance en esta Asamblea General sobre la crisis venezolana, Almagro se limitó a decir: “hay muchas opciones, estamos trabajando, ustedes déjenme acabar el trabajo”.

Almagro ha recibido peticiones de la oposición venezolana y de organizaciones de la sociedad civil para que la OEA medie en la crisis política que vive el país caribeño después del “silencio” que, según estos grupos, caracterizó el mandato del anterior secretario general, José Miguel Insulza.

Almagro ofreció el 10 de junio una misión de observación electoral de la OEA para esos comicios, tras la negativa de Caracas ante la misma oferta en las elecciones presidenciales de 2013.

El nuevo secretario general recibió el pasado domingo peticiones de aplicar la Carta Democrática a Venezuela durante su primer encuentro con representantes de la sociedad civil del continente.

La Carta Democrática Interamericana, aprobada en 2001 por la Asamblea General de la OEA en Perú, establece que la ruptura del orden democrático o su alteración en un Estado miembro constituye “un obstáculo insuperable” para la participación de su Gobierno en las diversas instancias del organismo.

Ese es el instrumento que se invocó para suspender a Honduras de la OEA durante casi dos años tras el golpe de Estado de 2009.

La crisis política en Venezuela es el primer desafío al que tendrá que enfrentarse Almagro, que participó como el año pasado como canciller de Uruguay en una misión de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para mediar en el país caribeño.

El Universal

Parlamento uruguayo expresó su apoyo al proceso democratizador de Venezuela

La Cámara de Diputados se pronunció este martes sobre la situación en Venezuela a través de la aprobación de un declaración en la cual indica que Uruguay “no será indiferente frente a cualquier intento de desestabilización democrática” y que es su interés “cooperar en todo aquello que acompañe el proceso democrático”, al tiempo que ofrece sus “oficios para acompañar el proceso de las elecciones parlamentarias”.

El proyecto aprobado en Sala

En la declaración se indica que la Cámara de Representantes resuelve expresar con la máxima claridad, que “Uruguay no puede ser ni será indiferente, frente a cualquier intento de desestabilización democrática que contravenga las ‘cláusulas democráticas’ incluidas en los acuerdos del MERCOSUR, UNASUR y de la OEA”.

Asimismo, señala su convicción de la necesidad de “consolidar el diálogo y la práctica de las reglas democráticas que garanticen la pluralidad, como herramientas imprescindibles para dirimir controversias en el seno de las sociedades de nuestros países”.

Diputados expresa al pueblo y al Parlamento de la República Bolivariana de Venezuela su “más decidido interés en cooperar en todo aquello que se entienda conveniente para acompañar un proceso democrático que fortalezca la institucionalidad”.

Al tiempo que ofrece sus “mejores oficios para acompañar el proceso de las elecciones parlamentarias” que se llevarán a cabo en el transcurso del presente año.

“Expresamos nuestra más firme adhesión al principio de no intervención en los asuntos internos de los Estados. Asimismo, reiteramos la convicción de que en nuestro continente resulta imperativo el cumplimiento de los compromisos que los Estados han asumido en las denominadas ‘cláusulas democráticas’ en el marco de los acuerdos del MERCOSUR, UNASUR y OEA”, se indica en la declaración del Parlamento nacional.

La Red 21