La Unión Europea aportará 26 millones de euros a Colombia para apoyar diálogos de paz

La UE anunció hoy una ayuda de 26 millones de euros para apoyar a Colombia tras un futuro acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y luchar contra las disparidades sociales y económicas de las regiones afectadas por el conflicto.

Con motivo de la cumbre de líderes de la UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanas y Caribeños (Celac), los países europeos reiteraron su firme apoyo político a los diálogos de paz iniciados en La Habana en octubre de 2012 entre el Gobierno colombiano y las FARC.

Igualmente se comprometió a apoyar la aplicación de un futuro acuerdo de paz y se está trabajando para establecer un Fondo Fiduciario de la UE en apoyo a la fase posterior al conflicto colombiano, que podrá estar en funcionamiento desde el inicio de la aplicación del acuerdo de paz.

El Fondo Fiduciario reunirá las contribuciones financieras del presupuesto europeo, de los Estados miembros de la UE y posiblemente también de otros donantes.

La alta representante de la UE, Federica Mogherini, anunció que la UE destinará 5 millones de euros para apoyar la labor del Ministerio de Posconflicto, Seguridad y Derechos Humanos colombianos, así como la aplicación del acuerdo sobre la limpieza conjunta de minas concluido en marzo entre el gobierno colombiano y las FARC, un hito en las actuales negociaciones en La Habana.

La UE reforzará aún más su apoyo a largo plazo para contribuir a aliviar el sufrimiento y la pobreza en las regiones más afectadas por el conflicto interno.

En el margen de la cumbre, el comisario europeo de Desarrollo, Neven Mimica, anunció un nuevo programa de 21 millones de euros que tiene como objetivo apoyar a Colombia a combatir las disparidades sociales y económicas de las regiones marginadas y afectadas por el conflicto.

El programa apoyará al desarrollo local sostenible en remotas áreas donde la presencia del Estado es mínima.

Se espera favorecer las oportunidades de ingresos para cerca de 2.000 familias campesinas y la mejoría de los medios de sustento de alrededor 3.000 familias indígenas y afrocolombianas que viven en las aéreas naturales protegidas de la Amazonía y en las regiones costeras del Caribe y del Pacífico y, que se ven afectadas por los conflictos sociales y ambientales.

Caracol