Maestros se suman al boicot electoral en rechazo al sistema de evaluación 

Este lunes 1 de junio los profesores de la CNTE iniciaron un paro laboral como parte del boicot a las elecciones que se llevarán a cabo el próximo 7 de junio, el cual afectará a más de un millón de alumnos deeducación básica.

Después de marchar sobre Avenida Reforma hacia la Secretaría de Gobernación (Segob), una comisión de la CNTE se reunió con autoridades federales para demandar una respuesta al pliego petitorio que presentaron desde el pasado 1 de mayo, el cual pedía la derogación de la reforma educativa, rechazo a la evaluación de maestros, mayor estabilidad laboral, mayor presupuesto para el sector educativo y lapresentación con vida de los normalistas de Ayotzinapa.

Sin embargo, el vocero de la Sección 22 de la CNTE, Rubén Núñez, informó que no obtuvieron “ninguna respuesta favorable a nuestro pliego”, pero que tendrán más reuniones con las autoridades federales, “probablemente para el miércoles”.

Núñez dijo que la respuesta del gobierno federal “será analizada este martes en nuestras asambleas estatales y posteriormente se tomará una decisión para avanzar en el plan de lucha de los próximos días.”

Según Núñez, el boicot electoral “dependerá de la respuesta que nos dé el gobierno federal”.

Aunque la SEP suspendió las evaluaciones a maestros de educación básica y media superior, la CNTE respondió que seguiría con el plan del boicot electoral.

Este plan lo anunciaron el pasado 16 de mayo, cuando profesores de la CNTE de Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Veracruz, Estado de México, Morelos, DF y Aguascalientes marcharon en la ciudad de México contra la reforma educativa y la evaluación a los docentes.

Ese día afirmaron que convocarían a un paro nacional y boicotearían las elecciones del 7 de junio ante la “imposición” de la reforma educativa y las “evaluaciones punitivas” a los maestros.

El pasado viernes 29 de mayo, integrantes de la CNTE en Michoacán advirtieron que no permitirán la instalación de casillas electorales en escuelas.

Entrevistado en el Palacio Legislativo de San Lázaro, el secretario de Organización de la Sección XVIII de Michoacán, Gamaliel Cruz, expuso que las casillas generalmente se instalan en las escuelas y “la definición que hemos tomado es no permitir que ahí se coloquen”.

Informó que la CNTE entregó a funcionarios de la Cámara de Diputados un pliego de peticiones, entre las que están la abrogación de la reforma educativa, rechazo a la evaluación de maestros, estabilidad laboral, mayor presupuesto al sector educativoy la presentación con vida de los normalistas de Ayotzinapa.

Animal Político