Países de América Latina acuerdan políticas sobre pymes basadas en caso argentino

Los gobiernos de América Latina y el Caribe adoptaron como propia la propuesta de Argentina para presentar ante la Comisión sobre las Pymes y la creación de empleo de la Conferencia anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), uno de los temas que trata este año la conferencia anual de la entidad, que sesiona desde el lunes en Ginebra.

El Grulac, que reúne a las delegaciones gubernamentales de la región, aprobó mediante una declaración conjunta la propuesta presentada por el jefe del Gabinete del Ministerio de Trabajo, Norberto Ciaravino, que contempla el conjunto de políticas implementadas en el país para generar empleo, entre ellas el apoyo al desarrollo y finalización de estudios, a la inserción laboral de los grupos más vulnerables y la registración de los trabajadores con medidas de aliento económico para las pymes, así como decisiones de fiscalización del trabajo.

Los gobiernos del Grulac resaltaron en su declaración conjunta de esta noche que “las medidas y políticas destinadas a la creación de empleo decente en las pymes deben considerar su heterogeneidad”, uno de los aspectos puestos a analizar en el informe sobre el tema que el director general de la OIT, Guy Ryder, había elevado a las delegaciones nacionales tripartitas (gobiernos, empleadores y trabajadores) de los 185 países miembros para abordar este debate.

Al respecto, los gobiernos de la región destacaron las diferencias que existen entre las pymes tanto por su tipo de actividad o localización como por su carácter, ya sea de subsistencia, informales o formales.

La declaración refleja, asimismo, las variadas y numerosas dificultades de las pymes, que “van desde la falta de electricidad hasta la imposibilidad de acceder a créditos”.

Sin embargo, resalta la posibilidad de desarrollar políticas públicas para crear un entorno más favorable en cuanto a la promoción de las pymes y el trabajo decente que estas empresas puedan generar.

Al respecto, toma como iniciativa propia varias medidas implementadas en Argentina como políticas de Estado para la promoción del empleo decente, entre ellas el apoyo al desarrollo y finalización de estudios para que los trabajadores mejoren su desempeño laboral, contribución a la adquisición de competencias transversales y específicas, construcción de sistemas de certificación de saberes y facilitación de la inserción laboral de los grupos más vulnerables a través de incentivos económicos.

También contemplan el apoyo a la registración de trabajadores con medidas de aliento económico para las pymes, pero también de fiscalización del trabajo, desarrollo de acciones vinculadas a facilitar el conocimiento de sus derechos y de su organización colectiva, promoviendo el trabajo decente.

En cuanto a las empresas, los países del Grulac consideraron de importancia “promover la cultura empresarial, sobre todo dentro de los jóvenes; facilitar el acceso al crédito y financiación de las empresas; apoyar a la capacitación continua y gestión empresarial; desarrollar infraestructura y logística adecuada a su crecimiento y potencial; apoyar y fortalecer la construcción de asociaciones de pequeños empresarios y contribuir a partir de las anteriores medidas a la mejora de la productividad empresarial”.

Por último, relevaron como preceptos en beneficio de trabajadores y empleadores en su conjunto continuar fortaleciendo el diálogo social (tripartidismo); facilitar acceso a nuevos mercados para las pymes a través de acuerdos comerciales y de intercambio entre bloques, facilitando la cooperación y transferencia de tecnología; desarrollar políticas de mejora de los ingresos de la población, mejora de las condiciones de trabajo y la seguridad ocupacional y promover políticas públicas integradas dirigidas al sector y a sus trabajadores.

La contribución de las pymes a la creación de empleo decente es uno de los temas que analizan las delegaciones de la conferencia, además de la transición de la economía informal a la formal, la protección rural, el trabajo rural y la habitual tarea de control de cumplimiento de la normativa internacional laboral que realiza todos los años la Comisión de Aplicación de Normas.

El objetivo de este debate, propuesto por el staff ejecutivo de la OIT para este año, es que el organismo “pueda conocer mejor las diversas circunstancias y necesidades de los estados miembros y darles una respuesta más eficaz, utilizando todos los medios de acción de que dispone” para confirmar o modificar las prioridades de la entidad.

Télam