Panamá rechaza decisión de la Comunidad Europea de incluir al país dentro de las jurisdicciones que no cooperan con el lavado de dinero

El Gobierno de la República de Panamá considera lamentable la posición de la Comisión Europea que incluyó al país como una de las 30 jurisdicciones consideradas no cooperadoras en materia fiscal en su publicación titulada ‘Un sistema fiscal corporativo más justo en la Unión Europea: 5 áreas claves de acción’.

Así lo manifestó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado de prensa, una semana después de la inclusión de Panamá en la lista negra de los órganos Ejecutivo y Legislativo de la Unión Europea.

‘El Gobierno rechaza categóricamente la posición adoptada por la Comisión Europea y exige la sustracción de nuestro país de la lista de países no cooperadores, al no estar fundamentada en una evaluación objetiva’, resaltó la comunicación de la Cancillería panameña.

El documento establece que un análisis del sistema tributario tendría que reconocer el alto nivel de compromiso que ha mantenido Panamá en materia de cooperación internacional, tomando en cuenta además que el país cuenta con acuerdos vigentes con varios países de la Unión Europea como República Checa, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Luxemburgo, Portugal, Reino de los Países Bajos, Reino Unido y Suecia.

Adicional, según el comunicado, el país también ha firmado acuerdos fiscales que aún no están vigentes con Austria, Dinamarca e Italia. Igualmente, ha negociado un acuerdo que está por firmarse con Alemania y ha tenido grandes avances en la negociación de un acuerdo con Bélgica.

Para el Ministerio de Relaciones Exteriores, la generación y publicación del listado no es cónsona con la aplicación de los principios fundamentales de las relaciones en el mundo moderno, y tiene por objeto único generar desprestigio y afectar la reputación de países con los que están llamados a tener un mayor nivel de acercamiento y cooperación, en un mundo globalizado.

‘Hacemos un llamado a los miembros de la Comisión Europea a reconsiderar su posición para el beneficio mutuo de los ciudadanos y sectores financieros de ambos bloques regionales’, recalcó el comunicado.

Por su parte, el director general de Ingresos, Publio Cortés, detalló que Panamá posee 15 convenios vigentes de intercambio de información que incluyen países europeos.

En tanto, el jurista y expresidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, Adolfo Linares, manifestó que Panamá no sólo debe imponer medidas de retorsión en este caso, sino incluso debe analizar la posibilidad de romper relaciones diplomáticas con los países de la Unión Europea que apoyen esta medida discriminatoria.

La Estrella de Panamá