Presidenta argentina envía al Congreso una ley de movilidad para las asignaciones

La presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, adelantó ayer por cadena nacional que el gobierno enviará al Congreso un proyecto de ley para que las Asignaciones Familiares (AA FF) y las Asignaciones Universales por Hijo (AUH) se actualicen dos veces por año (marzo y septiembre) siguiendo el camino de la Ley de Movilidad Previsional. Esta decisión, de carácter histórico, representará en los hechos un beneficio directo para 3,6 millones de niños, 69.085 embarazadas y 2.063.356 familias.

Además, esta iniciativa apunta esencialmente a garantizar que los beneficiarios de la AHU sigan percibiendo actualizado el beneficio en futuros gobiernos.

Ahora, sólo resta saber cómo reaccionarán en el Parlamento los dirigente de la oposición política que han manifestado públicamente su apoyo a la AUH, como medida de distribución de los ingresos en favor de los más débiles.

En el mismo acto, Cristina anunció que las asignaciones subirán a partir de junio un 30% y que también se modificarán los rangos salariales para percibir esos montos. La AUH pasará de 644$ a 837$. El impacto alcanzará a las 7,7 millones de asignaciones vigentes.

La presidenta definió el pago de un adicional de un 30% a la base de la asignación que perciben residentes de la Patagonia, que sumados al 30% anterior representan una mejora del 60 por ciento.

En su alocución, la presidenta no perdió la oportunidad para recordar que la AUH es reconocida a nivel internacional “como una de las principales políticas públicas que lucha contra la pobreza y el hambre” y subrayó que la medida “funciona porque incrementa el consumo”.

También subrayó el “empoderamiento de las mujeres que son madres solas o jefas de hogar” y apuntó que la ANSES invierte con el aumento $ 66,1 millones en 2015, un 41% más que en 2014.

En la misma sintonía, el director de la ANSES, Diego Bossio, puntualizó que “vamos por más reconocimientos de derechos para todos los argentinos”.

Pero las repercusiones subrayaron también el impacto económico del anuncio.

En concreto, en la AA FF, el tope del primer grupo pasa a los $ 7500 y la asignación a $ 837; el tope del segundo grupo pasa a $ 9800 y la asignación de $ 432 a $ 562; el tope del tercer grupo pasa a los $ 12 mil y la asignación de los $ 260 a los $ 338; y el tope del cuarto grupo queda sin cambios en $ 30 mil, con una asignación que sube de $ 132 a $ 172.

En diálogo con Tiempo, el economista del FIDE, Héctor Valle, destacó que los aumentos se sumarán al aporte de las paritarias. En conjunto, aseguró, el 30% anunciado “da cuenta del esfuerzo que está haciendo el gobierno por medio del gasto para sostener el nivel de la actividad en un contexto muy difícil para el país”.

Para el especialista del FIDE, la economía viene mostrando signos de recuperación que “incluso reconoció el Banco Mundial” y que indican, según vaticinó, que “la economía puede crecer más de dos puntos este año gracias a medidas como estas” (por el aumento del 30%).

Valle dijo que ese aporte sumado “al salario, que está cerrando paritarias por encima de la inflación, y a las jubilaciones” constituye “poder de compra que se inyecta en los mercados”. También defendió, en consecuencia, la política económica oficial en el marco de una situación externa que “obliga a tomar decisiones con énfasis en el mercado interno”.

La asignación por nacimiento sube 30% a $ 975; la asignación por adopción, también 30% a $ 5850; por matrimonio, la asignación sube 30% y se ubica en los $ 1462; por cónyuge sube 100% a $ 200; y finalmente, el subsidio de contención familar aumenta un 50% a $ 6000.

En otras repercusiones, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, opinó que los aumentos se producen gracias a que “redistribuimos los recursos fiscales”, porque “el empleo se mantiene” por el bajo índice de trabajo informal y por la continuidad paritaria.

Finalmente, el dirigente kirchnerista Hernán Letcher consideró que la decisión de aumentar las asignaciones y darles movilidad por ley “es magnífica porque significa un avance concreto para que nadie pueda diluir el efecto distributivo de dicha política”.

En definitiva, la actualización semestral de la Asignación Universal por Hijo apunta esencialmente a sostener en el tiempo uno de los ejes centrales que permitió sumar a miles y miles de conciudadanos que estaban marginados del consumo. Además, se erigió en la columna vertebral de una política de Estado que asegura un umbral de ingresos mínimos para toda la población. Sin lugar a dudas, un cambio visceral en las políticas de ingresos que implementó la Argentina de los últimos 50 años. «

El alcance del PROYECTO DE LEY

Movilidad para las AA FF y la AUH. Propone otorgar dos aumentos anuales a ambas asignaciones, cuyo valor se actualizará en marzo y septiembre de cada año mediante el índice de movilidad, que permitió incrementar las jubilaciones y pensiones un 454% desde marzo de 2009, por encima de toda variable económica.

Igualdad territorial. Se establece un 30% adicional al valor base de la asignación vigente para cada período para la AUH y la de Embarazo en La Pampa, Río Negro, Chubut, Neuquén, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur y el partido de Patagones (provincia de Buenos Aires).

Actualización de los rangos de ingresos de las AA FF. De forma automática y coordinada con los cambios en el Impuesto a las Ganancias. También aumentan 30 por ciento. Grupo I: se eleva el tope de ingresos mensuales familiares a $ 7500. Pasarán de cobrar de $ 644 a $ 837 por cada hijo. Se verán beneficiados 1.870.611 niños y niñas. Grupo II: se eleva a $ 9800; de $ 432 a $ 562 por cada hijo. Beneficiados: $ 906.273. Grupo III: se eleva el tope a $ 12.700; de $ 260 a $ 338 por cada hijo. Beneficiados: $ 627.845. Grupo IV: se mantiene el tope en $ 30 mil; de $ 132 a $ 172 por cada hijo. Beneficiados: $ 633.970. Esta medida alcanzará a 4.038.699 niños y niñas, y a 2.063.356 familias.

Modificación de los rangos salariales. Quedan establecidos: Grupo I: el tope de $ 5800 se eleva a partir de junio hasta $ 7500. Grupo II: de $ 7600 se eleva hasta $ 9800. Grupo III: de $ 9800 se eleva hasta $ 12.700. Grupo IV: sin variación, el máximo es hasta $ 30 mil.

Aumento del valor del resto de las asignaciones familiares. Son los siguientes: Nacimiento: de $ 750 a $ 975 (30%). Adopción: de $ 4500 a $ 5850 (30%). Matrimonio: de $ 1125 a $ 1462 (30%). Cónyuge: de $ 100 a $ 200 (100%). Contención Familiar: de $ 4000 a $ 6000 (50%).
Impacto: La ANSES abonará mensualmente 7.750.059 asignaciones, lo que constituye un récord histórico. Aquellas familias que no reciben asignaciones pueden realizar deducciones sobre el Impuesto a las Ganancias. Este aumento en los montos de las AUH (tanto para trabajadores formales como informales) representa una inversión para el año 2015 de $ 66.114 millones, lo que implica un adicional con respecto a 2014 de $ 19.090 millones.

Scioli, uno de los primeros en respaldar el anuncio de CFK

Daniel Scioli, presente en la Casa Rosada, fue uno de los primeros en salir a respaldar los anuncios presidenciales de ayer. A través de un comunicado, el gobernador y aspirante presidencial defendió “las políticas que se llevan adelante a partir de la recuperación de los fondos de la ANSES, que posibilitan reinvertir los ingresos para mejorar la vida cotidiana de los ciudadanos”.
La opinión de Scioli surgió menos de una hora después de que Cristina Fernández pidiera por la continuidad, más allá de su mandato, de las políticas sociales que resultaron centrales en su administración.

Más fondos al consumo
«En un contexto mundial que obliga a mirar hacia adentro, estos aumentos son poder de compra que se suma al impacto de las paritarias y las jubilaciones».

Héctor Valle
Economista del FIDE

Justicia, democracia, equidad
«Es la decisión más justa, democrática y equitativa que se podría haber esperado para los sectores que reciben el beneficio de la AUH».

Arnaldo Bocco
El director del Banco Central

Una economía que crece
«Es una nueva inyección de demanda. El gobierno realiza una apuesta inteligente y audaz a una economía que crece con inflación en baja».

Hugo Yasky
Secretario General de la CTA

Tiempo