Protesta rechaza visita de senadores brasileños y Dilma pide explicaciones

Derechistas brasileños armaron show y se fueron

Los congresistas de ultraderecha llegaron a Maiquetía, donde se encontraron con Lilian Tintori, María Machado y Mitsy Capriles, pero no subieron a Caracas alegando que habían sido atacados y regresaron a Brasil.

Como si fueran unos héroes y con el mismo show mediático, las esposas de Leopoldo López y Antonio Ledezma, Lilian Tintori y Mitzy Capriles, recibieron en el aeropuerto internacional de Maiquetía a los senadores brasileños que vinieron a nuestro país a abogar por la libertad de los denominados presos políticos y a “defender los derechos humanos”.

A su llegada, en horas de la mañana el senador Aécio Neves declaró a medios de comunicación que venía en una “misión humanitaria”.

A esa misma hora, a través de Twitter, se reportó una tranca en la autopista Caracas-La Guaira por el volcamiento de una gandola cargada y por labores de mantenimiento en el túnel Boquerón II. No obstante, la exdiputada María Machado, por la red social, culpó al “régimen” de enviar a personas para que trancaran la vía y no dejar subir a los senadores.

“Sí régimen creyó q trancando todas las vías d edo Vargas impedirían q los Senadores constataran la situación DDHH Vzla;lograron lo contrario”, publicó en su cuenta con doble intención.

Neves le comunicó al presidente del Senado, Sergio Petecao, que chavistas les impidieron llegar porque fueron “asediados”.
“Nuestro vehículo estuvo bajo asedio (…) los grabé lanzándonos piedras”, dijo en su cuenta de Twitter el senador Ronaldo Caiado.

Un grupo de personas protestó cerca del autobús sin llegar a ningún acto de agresión. Funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana despejaron la vía para que el vehículo pudiera continuar su camino.

Tras montar el show, los senadores decidieron irse de nuevo al aeropuerto y regresar a Brasil.

A pesar del congestionamiento que ocasionó el accidente en la Caracas-La Guaira, se conoció que en la vía Carayaca-El Junquito, por donde también se puede llegar a la ciudad, había una movilización vehicular normal.

Por ello cabe preguntarse si la intención de los funcionarios brasileños era realmente la “misión humanitaria” que mencionó Neves o hacer un show mediático contra el país.

Los senadores realizaron varias llamadas a medios brasileños para mentir sobre los hechos que ocasionaron su rápido regreso a la nación.

CORRUPCIÓN Y FASCISMO

La comisión estaba encabezada por Neves, quien es el presidente del Partido de la Social Democracia Brasileña y también fue candidato derrotado en la segunda ronda en 2014 por la presidenta Dilma Rousseff.

Neves ha estado involucrado en escándalos de corrupción desde que ha ocupado cargos públicos.

El año pasado durante un debate en la campaña electoral, Rousseff acusó a Neves de la malversación de 7 mil 600 millones de dólares en materia de salud cuando era gobernador de Minas Gerais, en el periodo del 1° de enero de 2003 hasta el 31 de marzo de 2010, según reseñó el portal web Carta Maior.

La web Brasil247.com también reseña que empleó, para su uso exclusivo, las aeronaves del gobierno de Minas Gerais por lo menos seis veces después de dejar el cargo de gobernador en 2010 y en ausencia de la autoridad estatal.

El Ministerio Público de Minas Gerais además investiga sobre la adjudicación de contratos, sin licitación previa, a la empresa Agropecuaria Limeira durante el gobierno de Neves. Estos contratos incluirían la compra de la hacienda Guará, donde fue incautado un helicóptero, propiedad de la empresa, con 4,5 toneladas de cocaína.

Mientras que Ronaldo Caiado, quien también formaba parte de la comitiva, fue multado por el Consejo Electoral de Brasil por decir que se debía esterilizar a todas las mujeres del noereste del país porque lo único que hacían era llevar a la nación de “pobres y miserables”.

Ciudad Caracas

BRASIL PIDE EXPLICACIONES A VENEZUELA POR HOSTILIDAD A SENADORES 

El Gobierno de Brasil dijo en la noche del jueves que pedirá a Venezuela “las debidas aclaraciones” sobre lo ocurrido con una comitiva de senadores brasileños que intentó en Caracas visitar dirigentes opositores detenidos.

Los parlamentarios, la mayoría opositores, intentaron visitar al dirigente del partido Voluntad Popular Leopoldo López, quien se encuentra en huelga de hambre en una penitenciaría, pero denunciaron que sufrieron un bloqueo y actos de hostilidad, por lo que desistieron de concurrir a la prisión de Ramo Verde y debieron regresar a Brasil sin poder cumplir sus objetivos.

“El Gobierno brasileño lamenta los incidentes que afectaron la visita a Venezuela de la Comisión Externa del Senado y perjudicaron el cumplimiento de la programación prevista en ese país. Son inaceptables actos hostiles de manifestantes contra parlamentarios brasileños”, señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil en un comunicado.

“A la luz de las tradicionales relaciones de amistad entre los dos países, el Gobierno brasileño solicitará al Gobierno venezolano, por los canales diplomáticos, las debidas aclaraciones sobre lo ocurrido”, agregó.

La cancillería de Brasil informó que Brasilia cedió una aeronave de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) para el transporte de los senadores y prestó apoyo a esa misión. También dijo que a través de la Embajada de Brasil en Caracas “pidió y recibió del Gobierno venezolano la garantía de custodia policial para la delegación durante su estadía en el país, lo que fue hecho”.

El ministerio informó que la retención de los vehículos que transportaban a los senadores y al embajador brasileño, quien los había esperado en el aeropuerto, se produjo debido a un gran congestionamiento provocado por la transferencia a Caracas, en el mismo momento, de un ciudadano venezolano extraditado por el Gobierno colombiano.

O Governo brasileiro lamenta os incidentes que afetaram a visita à Venezuela da Comissão Externa do Senado e prejudicaram o cumprimento da programação prevista naquele país. São inaceitáveis atos hostis de manifestantes contra parlamentares brasileiros.

O Governo brasileiro cedeu aeronave da FAB para o transporte dos Senadores e prestou apoio à missão precursora do Senado enviada na véspera a Caracas.

Por intermédio da Embaixada do Brasil, o Governo brasileiro solicitou e recebeu do Governo venezuelano a garantia de custódia policial para a delegação durante sua estada no país, o que foi feito.

O Embaixador do Brasil na Venezuela recebeu a Comissão na sua chegada ao aeroporto de Maiquetía, onde os Senadores e demais integrantes da delegação embarcaram em veículo proporcionado pela Embaixada, enquanto o Embaixador seguiu em seu próprio automóvel de retorno à Embaixada.

Ambos os veículos ficaram retidos no caminho devido a um grande congestionamento, segundo informações ocasionado pela transferência a Caracas, no mesmo momento, de cidadão venezuelano extraditado pelo Governo colombiano.

O incidente foi seguido pelo Itamaraty por intermédio do Embaixador do Brasil, que todo o tempo se manteve em contato telefônico com os Senadores, retornou ao aeroporto e os despediu na partida de Caracas.

À luz das tradicionais relações de amizade entre os dois países, o Governo brasileiro solicitará ao Governo venezuelano, pelos canais diplomáticos, os devidos esclarecimentos sobre o ocorrido.

Itama Rati

Senado aprova ida de nova comissão à Venezuela

No dia em que uma comissão de senadores brasileiros foi hostilizada por manifestantes na Venezuela, o plenário do Senado aprovou a ida de uma nova comissão a Caracas, com a finalidade de “verificar in loco a situação política, social e econômica” do país.

A nova comissão será composta pelos senadores Roberto Requião (PMDB-PR), Lindbergh Farias (PT-RJ), Lídice da Mata (PSB-BA), Vanessa Grazziotin (PCdoB-AM) e Randolfe Rodrigues (PSOL-AP). No requerimento de criação da comissão, os senadores alegam que o outro grupo que foi hostilizado pelos venezuelanos “não atende às exigências de isenção e imparcialidade que a gravidade do momento delicado requerem”.

O requerimento diz ainda que “os ilustres senadores que compõem aquela comissão marcam o seu discurso pela indução ao acirramento dos ânimos, tanto para atingir objetivos na política interna brasileira (desgaste político do governo federal), como para fortalecer um dos lados na disputa democrática venezuelana”.

A expectativa é que o novo grupo de senadores brasileiros chegue ao país na próxima quarta-feira. O grupo que esteve em Caracas hoje, teve o veículo que usaram para sair do aeroporto apedrejado e a comitiva foi insultada por manifestantes. Eles tinham o objetivo de conversar com as famílias de políticos opositores ao governo que estão presos. Comissão é formada, em sua maioria, por oposicionistas ao governo da presidenta Dilma.

São membros os senadores Cássio Cunha Lima (PSDB-PB), Ronaldo Caiado (DEM-GO), Aécio Neves (PSDB-MG), José Medeiros (PPS-MT), José Agripino Maia (DEM-RN), Aloysio Nunes Ferreira (PSDB-SP), Sérgio Petecão (PSD-AC) e Ricardo Ferraço (PMDB-ES). Também foi aprovada no plenário do Senado uma moção de repúdio ao tratamento que eles receberam no país vizinho

Agencia Brasil