República Dominicana: comienzan las deportaciones masivas de haitianos y Martelly anuncia conformación de comisión internacional

Autoridades, personalidades y representantes de la sociedad civil de Haití externaron ayer preocupación ante las inminentes deportaciones masivas de sus ciudadanos, las cuales reclaman se realicen sin incurrir en violaciones de los derechos humanos.

El presidente de la vecina nación, Michel Martelly, precisó que no es cuestión de Haití, sino de los derechos humanos, y que una comisión integrada por miembros de la Unión Europea, la Comunidad de Estados del Caribe y Haití supervisarán las repatriaciones. “Si un dominicano es repatriado, la comisión va a intervenir”, dijo el jefe del Estado haitiano, en declaraciones publicadas por el periódico Le Nouvelliste, en las que señaló que están listos para recibir con dignidad a sus hermanos.

El primer ministro de Haití, Paul Evans, anunció que el gobierno ya puso en marcha un plan de contingencia para prepararse ante una posible afluencia de refugiados procedentes de la República Dominicana, según destacara el portal de radio Metropole.

Mientras la agencia AlterPresse da cuenta que el director ejecutivo del Centro de Análisis e Investigación en Derechos Humanos (CADH), Gedeón Juan, hizo un llamado a los países amigos de Haití para que obliguen al Estado dominicano a aplicar los convenios internacionales sobre derechos humanos. También destaca los pronunciamientos de Ginette Cherubin, miembro del Comité de la Unión y el apoyo a los municipios (MUHC), quien advierte sería un crimen de Estado repatriar dominicanos de ascendencia haitiana.

En su cuenta de Twitter el exprimer ministro de Haití, Laurent Lamothe, pidió ayer respeto a los derechos humanos durante las deportaciones, lo cual dijo provocaría una crisis humanitaria en esa nación.

Asimismo, en su editorial de ayer el periódico Le Nouvelliste resaltó que tradicionalmente los compatriotas que viven en la República Dominicana son objeto de repatriaciones en crueles condiciones, y que los países miembros del Caricom se están preparando para denunciar al país en caso de violaciones.

Diario Libre

Haïti-RD/Déportation : 70 personnes amenées à la frontière de Belladère

Les autorités dominicaines ont déporté, ce jeudi 18 juin, 70 personnes, dont 41 hommes 25 femmes et 4 enfants, sur la frontière de Belladère, où aucune structure n’était en place pour les accueillir, constate AlterPresse.

Les déportés, entassés dans un bus, venus pour la plupart des régions de Santiago, Maho et Cibao, se sont plaints de mauvais traitements subis et ont critiqué du même coup l’incapacité des autorités haïtiennes à leur fournir des documents nécessaires, selon les exigences du Plan national de régularisation des étrangers (Pnre).

« J’ai fait la demande de papiers depuis tantôt un mois, mais les institutions haïtiennes ne me les ont pas octroyés », témoigne Dieulimène Charles venant du Cibao.

« Je ne dispose pas d’acte de naissance, ni de carte d’identification nationale », s’indigne-t-elle.

Parmi les déportés figurent des personnes qui vivaient depuis plus de 30 à 50 ans en République Dominicaine.

« Je vis en République Dominicaine depuis 30 ans. Comment vais-je m’accoutumer à un autre mode de vie, avec une famille de 5 enfants ? », se plaint Gustave Pierre, venu de Santiago.

Totalement désarçonné, il affirme n’avoir aucun bien, ni aucune attache en Haïti et qualifie sa déportation d’ « injustice ».

Les habitantes et habitants de la commune de Belladère s’inquiètent des rapatriements massifs qui s’effectuent sans qu’aucune structure soit mise en place pour recevoir les personnes arrivant massivement de la République Dominicaine.

Le bureau de l’immigration situé au complexe administratif est dépourvu de moyens et ne peut assurer la moindre prise en charge des rapatriés ou déportés.

Ces personnes en difficulté demandent aux autorités haïtiennes de les assister et de les traiter avec dignité, tandis que d’autres vagues de déportations se profilent à l’horizon.

Des organisations de la société civile ont dénoncé l’absence de dispositifs pour accueillir les rapatriés de la République Dominicaine.

Le 17 juin était le délai prévu pour rapatrier les personnes qui ne sont pas inscrites au Pnre. Ce processus a été entamé suite à l’arrêt 168-13 pris en septembre 2013 par le Tribunal constitutionnel dominicain, et qui a enlevé leur nationalité à plusieurs centaines de milliers de Dominicaines et Dominicains, d’origine haïtienne pour la plupart.

Alter Press

Abogan por garantía a derechos de niñez durante repatriaciones

Un grupo de organizaciones internacionales que trabaja por la protección de la niñez en República Dominicana y Haití pidió al Gobierno dominicano proteger los derechos de los niños y adolescentes sujetos al proceso de repatriación, al vencer el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros el miércoles pasado.

Representantes de la Coalición ONG por la Infancia, Plan Internacional, Save The Children y World Vision solicitaron a las autoridades que al momento de las repatriaciones los niños y niñas permanezcan con sus familias, evitando así que sean transportados con adultos extraños y abandonados a su suerte en la frontera.

Asimismo, entienden que el proceso debe estar apegado al respeto de los derechos humanos y a los protocolos que refieren los mecanismos de repatriaciones firmado por República Dominicana y Haití en 1999, así como a la Convención Internacional de los Derechos del Niño, ratificada por ambos países.

El director de World Vision en el país, David Coates, precisó algunas recomendaciones dirigidas al Gobierno, con el fin de que las repatriaciones respeten la dignidad de la niñez. Refirió la importancia de resguardar los derechos fundamentales, como el acceso a agua potable, alimentación, salud, educación e instalaciones recreativas y sanitarias adecuadas, así como proveer apoyo psicológico y emocional a los niños y su familia durante el proceso.

Su alegato
Las cifras que expusieron indican que más de 60,000 niños, niñas y adolescentes de origen extranjero están en una situación de ilegales en el país, quienes no han sido reconocidos como nacionales de Haití ni tampoco como dominicanos.

Para esas organizaciones los 8,755 inscritos en la Ley de Naturalización, que otorga un estatus migratorio a los hijos de extranjeros ilegales nacidos en el país, representa una cantidad muy mínima.

“Tenemos el desafío como sociedad de pensar cuáles posibles alternativas estaríamos explorando para reducir el riesgo de apátrida que afecta a esta población”, expresó Francisco Feliz Leonardo, gerente de Incidencia y Movilización de World Vision.

Consideró el Plan como exitoso, por la cantidad de migrantes que lograron inscribirse, aunque enfatizó que esta percepción está sujeta a cambios, ya que hay que esperar el número de esos extranjeros que logró completar los requisitos. “La evaluación del Plan, si ha sido un éxito o no, dependerá de cuál sea la perspectiva de la persona interesada en el análisis”, dijo.

Listin Diario