República Dominicana: culmina plan de regularización migratorio y miles de haitianos serán expulsados

Crece temor de inmigrantes ante cierre del Plan

Cada minuto cuenta para los cientos de migrantes que en las últimas horas buscan inscribirse en el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, que hoy llega a su fin. Más de uno ha pasado la noche en las afueras de los centros habilitados para el proceso migratorio. Cada quien tiene una historia que contar.

Las filas en las distintas zonas de impacto parecen ser interminables y cómo se acomodan es más desalentador; entre uno y otro solo les queda espacio para respirar.

Las medidas de seguridad han sido reforzadas en los centros de la capital, luego de los disturbios escenificados ayer en los predios del edificio de oficinas gubernamentales Juan Pablo Duarte (El Huacal), cuando un grupo de cañeros intentó entrar a la fuerza a las instalaciones donde se desarrolla el procedimiento y fueron impedidos por agentes policiales y los gases lacrimógenos que lanzaron. En la zona cerca de 150 agentes prestaban servicios.

La acción también se replicó próximo al centro ubicado en la carretera de San Isidro, donde el espacio es más pequeño y el caos más evidente. Se entregaron ayer más de 200 turnos, según contó a LISTÍN DIARIO el supervisor Randol Castillo. Varios haitianos relataron que permanecían en el lugar desde hace tres días intentando acogerse al programa.

En su mayoría, los usuarios esperaban de pie, mientras algunas mujeres se sentaban en el suelo para mitigar el cansancio, otras amamantaban y alimentaban a sus pequeños hijos.

Ayer, las puertas de acceso a ambos edificios permanecían cerradas por un contingente policial, mientras decenas de agentes se unían en un cordón que rodeaba las filas de los migrantes que aguardaban en la intersección de las avenidas Francia y Leopoldo Navarro para subir a la oficina ubicada en el segundo piso de El Huacal, evitando así la ocurrencia de cualquier eventualidad violenta.

Listin Diario

Incorporan drones para vigilancia en frontera

Restauración, Dajabón. El ministro de Defensa, teniente general Máximo Williams Muñoz Delgado, dejó en funcionamiento aquí una nueva modalidad de vigilancia, que consiste en la incorporación de drones que sobrevolarán la franja fronteriza en un radio de dos kilómetros.

Estos nuevos aparatos de vigilancia, están apoyados por dos camiones equipados con tecnología de punta, preparados para el monitoreo de imágenes en tiempo real, de las capturas de vídeo de los cuatro drones.

El alto oficial explicó que esto permitirá acceder a monitorear y vigilar áreas, a las cuales “las dificultades del terreno no nos permiten llegar con vehículos, y en muchas ocasiones un soldado tardaría horas en llegar”. La primera etapa cuenta de cuatro drones, de un total de 16 que serán instalados a lo largo de la franja fronteriza, cuyo programa tiene un costo total de RD$850 mil.

En tanto, el Director del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza y Terrestre (Cesfront), general Carlos Aguirre, calificó de valiosas las nuevas herramientas, y agregó que permitirán desempeñar un mejor trabajo en contra de las actividades ilícitas que se dan a través de la frontera, como son el tráfico de personas, el contrabando y la depredación de los recursos naturales.

Aguirre sostuvo que la frontera domínico-haitiana es hoy el foco de atención de “las miradas de la Comunidad Internacional, de nuestra sociedad civil y de múltiples organismos que vigilan celosamente el trabajo que desempeñamos los militares dominicanos”.

“Es por eso que hoy más que nunca, estamos compelidos a desempeñar nuestras funciones con un apego estricto al respeto por la dignidad de las personas, a mejorar nuestros procedimientos de trabajo y a ser más eficientes”, dijo.

En tanto, el ministro de Defensa agregó que ha dispuesto la creación de programas de creole en todas las escuelas y dependencias de las Fuerzas Armadas, con el fin de que el soldado dominicano pueda entender al ciudadano haitiano.

Muñoz Delgado explicó que comenzó con el plan desde que estaba al frente del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI), cuando graduó los primeros 150 soldados. “Mañana, (hoy), se cumplen 18 meses de lo que es el Plan de Regularización de Extranjeros que se encuentran en situación irregular en nuestro territorio y ustedes, soldados del Cesfront, y los soldados de nuestro glorioso Ejército, tienen por delante una misión muy importante, los ojos de los organismos internacionales están sobre nosotros”, aseveró.

Sostuvo que toda deportación debe ser realizada dentro del más grande respeto a los derechos humanos.

Diario Libre

Haiti-Rép. Dom/PNRE : Inquietude grandissante chez les migrants haïtiens dans les zones frontalières

L’inquiétude grandit chez les migrants haïtiens vivant dans les régions frontalières dominicaines, et qui n’ont pas pu jusqu’à aujourd’hui s’inscrire au Plan national de régularisation des étrangers (Pnre), alors que le délai d’inscription arrive à terme.

A partir du 17 juin, les non-inscrits au Pnre en République Dominicaine, encourent le risque de se faire rapatrier, croient les migrants, malgré un moratoire de 45 jours officiellement annoncé par le Dominicains.

Les migrantes et migrants haïtiens vivant à Pédernales et Oviedo (Sud-Ouestde la République Dominicaine) ont rencontré d’énormes difficultés pour trouver toutes les pièces requises pouvant leur permettre de s’inscrire au Pnre, selon les témoignages recueillis par AlterPresse.

Pour qu’un migrant haïtien sans papier puisse s’inscrire au Pnre, il lui faut une fiche d’achat qui dépasse 10 mille pesos (1,00 peso = 1,05 gourde), apprend-on.

De plus, la personne migrante doit avoir son passeport, sa carte identification nationale (cin), une fiche d’impôt, son acte de mariage, un certificat de bonnes vies et mœurs, un compte bancaire de 10 mille pesos, son contrat de loyer et la signature de sept témoins dominicains dans le quartier où elle réside.

Beaucoup d’haïtiens en situation irrégulière vivant à Oviedo, El manuel, El Platon n’ont pas pu s’inscrire au Pnre, ni au programme d’identification et de documentation des immigrants haïtiens (Pidih) à cause de la non disponibilité des pièces demandées auprès des autorités haïtiennes.

Le Pidih a été lancé par les dirigeants haïtiens le 21 juillet 2014.

« J’ai vécu toute mon enfance à El Platon, mon père est dominicain, je ne sais pas où est-ce que je vais trouver toutes ces pièces qu’on me demande (…) », déclare Carline Henry, une haïtiano-dominicaine, mère de trois filles et deux garçons.

« Depuis juillet 2014 j’ai payé mille pesos pour le dépôt des pièces. Je fais le va-et-vient (en vain) au consulat haïtien à Barahona pour obtenir un passeport. Je n’ai aucun espoir que je vais le récupérer à cause de la lenteur des autorités haïtiennes, je ne sais pas ce que je vais faire si on me rapatrie, je n’ai personne en Haïti », s’inquiète Henry.

Des dispositions sont mises en place par les autorités dominicaines pour se préparer à mettre à exécution le plan de rapatriements des migrants haïtiens et de Dominicains d’origine haïtienne.

Pris le 23 septembre 2013, un arrêt 168-13 du Tribunal constitutionnel dominicain a enlevé la nationalité dominicaine de plusieurs centaines de milliers de Dominicaines et Dominicains, d’origine haïtienne pour la plupart.

La Direction générale de l’immigration dominicaine effectue des travaux de construction d’un centre de transit à Pédernales et sur les autres frontières.

Des bus sont mis à disposition par le gouvernement dominicain pour pouvoir déporter les migrants haïtiens sans papier.

Le Corps spécialisé dominicain de sécurité frontalière (Cesfront) a également renforcé sa présence sur la frontière de Pédernales.

Ce mardi 16 juin 2015, le gouvernement haïtien entend donner des précisions sur son plan de contingence dans l’éventualité de rapatriements de milliers de compatriotes en situation irrégulière en République Dominicaine.

Alter Presse