La Asamblea Revisora dominicana definirá la reforma constitucional que habilita reelección presidencial

Técnicos del Congreso trabajaban ayer en el acondicionamiento del salón de la Asamblea Nacional, donde mañana sábado los legisladores se reúnen en Asamblea Nacional Revisora para conocer la modificación a la Constitución en su artículo 124, referente a la reelección presidencial.

Personal de ingeniería e informática ultimaba detalles en la colocación de los equipos de sonido, pantallas y los controles automáticos que utilizan los asambleístas para emitir sus votos. En horas de la tarde, el personal logístico realizó el ensayo para comprobar que todo está en orden.

La sesión está pautada para las 10:00 a.m., conforme la convocatoria que circuló en el día de ayer, tal y como se anunció desde el pasado martes, luego de que la Cámara de Diputados aprobara la ley que declara la necesidad de reformar la Constitución. Dicha ley fue promulgada ese mismo día por el Poder Ejecutivo con el número 24-15.

“En virtud de lo que establecen los artículos 270 de la Constitución y 41 del reglamento para el funcionamiento de la Asamblea Nacional y las Reuniones conjuntas de las cámaras, se convoca a los honorables asambleístas a la reunión de la Asamblea Nacional Revisora que se celebrará el sábado 6 de junio del año 2015, a las 10 de la mañana, con la finalidad de iniciar los trabajos para la modificación a la Constitución de la República”, dice el anuncio que firma la presidente del Senado y de la Asamblea Nacional, Cristina Lizardo.

La senadora, que tiene el privilegio de ser la primera mujer en presidir la Asamblea, se enfrenta a su primera sesión no protocolar, ni de rendición de cuentas en esa posición, y tendrá que arbitrar los debates entre los que están a favor de la modificación para viabilizar la repostulación del presidente Danilo Medina, y los contrarios.

Los asambleístas suman 222 entre los 32 senadores y los 190 diputados. De éstos, el oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), promotor de la modificación, cuenta con 30 senadores y 95 diputados, para un total de 125 legisladores. Además, tiene a su favor, gracias a los acuerdos arribados, los votos de los dos (2) senadores del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), los 42 diputados del Partido Revolucionario Dominicano (PRD); de los nueve (9) del PRSC; más otros tres (3) de los partidos BIS, PPC y MODA, que aportan uno cada uno. De mantenerse en la Asamblea la tendencia de las votaciones que se dieron en ambas cámaras para pasar el proyecto, el PLD sumaría 181 votos a favor de la reelección.

En contra estarían los diputados del Partido Revolucionario Moderno (PRM) que suman 36, aunque dos de ellos están en proceso de expulsión de esa organización por votar a favor de la ley de convocatoria. Ayer, el vocero del bloque de diputados del PRM, Nelson Arroyo, informó a este diario que todos sus legisladores estarán presentes en la Asamblea de mañana.

También se oponen a la modificación el MIUCA, la APD, FNP, la diputada independiente Minou Tavárez y se suma el diputado Víctor Sánchez, que votó que no a la convocatoria, y renunció al PLD molesto por la reelección.

Conforme el artículo 271 de la Constitución, para la reforma, la Asamblea Nacional Revisora se reunirá con la presencia de más de la mitad de los miembros de las Cámaras, y sus decisiones se tomarán por la mayoría de las dos terceras partes de los votos. Con un total de 222 asambleístas, las dos terceras partes equivalen a 148.

Ésta será la modificación 39

La Constitución dominicana data del 6 de noviembre del 1844. En 171 años de vida ha sido modificada en 38 ocasiones, y de aprobarse mañana los cambios propuestos, sumarían 39. La primera reforma se produjo el 25 de febrero del 1854 y la última el 26 de enero del 2010.

En la mayoría de esas modificaciones estuvo presente la reelección. En 1963 se eliminó, pero en el 1966 Joaquín Balaguer la revivió. La repostulación presidencial también fue protagonista en las reformas constitucionales de 1994 y en 2002, en el primer caso para prohibirla y, en el segundo, para permitirla.

En la reforma del 2010, la reelección también fue decisiva a la hora de aprobar el proyecto, pues el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) condicionó su apoyo a que se eliminara.

El presidente de esa organización, Miguel Vargas Maldonado, citó la prohibición de esta figura como el mayor aporte del PRD en esa reforma. La eliminación se acordó en el llamado “pacto de las corbatas azules”, que firmó Vargas con el ex presidente Leonel Fernández.

En modificaciones, la Constitución dominicana aventaja a la de Estados Unidos, aunque esta última le lleva 35 años de vigencia. La estadounidense ha sido enmendada 27 veces.

Diario Libre