Renuncia cuestionado ministro de Bachelet a sólo 28 días de asumir

Apenas 28 días después de jurar como ministro secretario general de la Presidencia, Jorge Insunza presentó ayer su renuncia al cargo. En una declaración leída en la tarde de ayer en el Patio de los Naranjos de La Moneda, el ex diputado PPD argumentó que su dimisión era una muestra de lealtad hacia la Presidenta Bachelet, luego de los cuestionamientos por sus asesorías a empresas mineras mientras se desempeñó como legislador y presidente de la Comisión de Minería.

“Los cargos no nos pertenecen, sino que son tan sólo un mandato de la soberanía popular. Bajo ese criterio que me resulta elemental, le he presentado mi renuncia a la Presidenta Bachelet”, dijo Insunza, quien agregó excusas hacia la Mandataria. “Lamento profundamente haberle causado un problema. Me comprometí a ayudarle en esta etapa, ella merece ese respaldo de cualquiera de nosotros”.

Junto a ello, quien fuera titular de Segpres por apenas 672 horas, defendió la divulgación de sus trabajos a la empresa Antofagasta Minerals, informes que vendió a la compañía hasta octubre del año pasado, en tanto ejercía de diputado por el distrito 9.

“Mi decisión de transparentar todos los trabajos previos, buscaba recoger esa demanda de transparencia. Pensé que con ello iba a despejar dudas o sospechas”, explicó, junto con defender la veracidad de sus trabajos. “Podrán criticar mis labores, pero no su existencia ni mi voluntad de actuar bajo ese sinceramiento”, añadió.

Además, Insunza insistió en que no cometió ilegalidad al tener un trabajo paralelo al de parlamentario. Con todo, realizó una autocrítica. “No hubo ilegalidad alguna, pero se nos exige más que eso. La reflexión que me surge es por qué no lo veía antes, por qué no me hice ese cuestionamiento. Esa conciencia de libertad derivó en una ceguera, en no ver la posibilidad de que fuera objetable”, indicó.

En el texto de renuncia, sin embargo, Insunza reservó una dura crítica a la UDI, partido que cuenta con diversas figuras investigadas por la justicia por materias contrarias a la probidad y que, pese a ello, lideró las peticiones de salida del gobierno en la voz de uno de sus legisladores, el diputado José Antonio Kast. Para ello, el ex ministro trazó un punto político que, además de blindar a la Presidenta y su gobierno, instala la discusión de probidad en la Alianza; emplazar al gremialismo a realizara gestos similares al de su renuncia.

“Lo que no voy a aceptar, lo que no voy hacer, es otorgarle espacio ni autoridad a la UDI para atacarme y, a través mío, atacar a la Presidenta. Vamos a ver si tienen el coraje moral de asumir este estándar y desprenderse de todos sus cargos y de posiciones de poder para encarar los cuestionamientos y los juicios”, expresó.

Para ello, incluso, insinuó presuntas gestiones del gremialismo para lograr un “proyecto de ley” que logre impunidad ante los casos pesquisados por la justicia y que involucra al sistema político.

“Tampoco voy aceptar que una debilidad mía les permita reforzar la estrategia de la impunidad. Sé perfectamente que me atacan por mi dura objeción a esa petición de un proyecto de ley que derive en una especie de impunidad impropia, de una amnistía impropia”, acusó. “Jamás contarían conmigo para tamaña desfachatez”, remató.

Tras la lectura con los motivos de su renuncia, Insunza volvió a su despacho y no aceptó preguntas. Acto seguido, el vocero de gobierno, Marcelo Díaz, “valoró el gesto” de Insunza e informó que sería subrogado por la hasta hace poco, subsecretaria de Segpres: Patricia Silva (PS) Tampoco aceptó preguntas.

Finalmente, Presidencia envió un comunicado donde se señala que la mandataria aceptó la renuncia que Insunza le había presentado por teléfono.

Emplazamiento a la UDI

Pese a que la idea de renuncia de Insunza al gobierno rondó en los círculos oficialistas durante el fin de semana, sorprendió la estrategia de Insunza de trasladar la discusión sobre probidad hacia el partido que lideró la ofensiva para su caída.

Fuentes del oficialismo exteriorizan un cálculo. Si bien las asesorías de Insunza eran objetables, la UDI tiene cuatro de sus figuras formalizados por delitos tributarios; el ex timonel Jovino Novoa, el ex alcalde Pablo Zalaquet, el diputado Felipe De Mussy y el senador Iván Moreira. Incluso, Novoa cuenta con una querella por el Servicio de Impuestos Internos. Además, el senador Jaime Orpis es investigado por cohecho por dineros recibidos desde Corpesca.

No obstante lo anterior, subrayan en el gobierno y la Nueva Mayoría, hasta ahora la UDI no ha establecido sanciones internas para sus militantes involucrados en investigaciones judiciales. Un dilema analizado internamente en el partido y que, mediante un Consejo General en el mes de abril, ratificó la postura de “presunción de inocencia”, en el entendido que las sanciones disciplinarias tendrían efecto sólo si la justicia establecía condenas.

Una línea argumental que delineó Insunza y a la que se sumó ayer el ex presidente del PS, Osvaldo Andrade. “Estoy completamente de acuerdo con él, incluso lo conversamos mientras ejerció su rol. Yo le mencioné que en un comité político, cuando todavía ejercía el rol de presidente del Partido Socialista, que había más de alguna opinión por allí, la idea de un mecanismo para establecer una amnistía impropia”, dijo el diputado a TVN.

Desde el PPD, en tanto, validaron el emplazamiento a la UDI. “En la UDI están complicados por situaciones muchos más graves. Deberían seguir el ejemplo y partir renunciando también”, dijo el secretario general del PPD, Óscar Santelices. “Este es el mejor ejemplo para que la UDI reaccione. Insunza renunció por responsabilidad política, sin haber cometido ilegalidad. En cambio, el senador Orpis recibió por años una mensualidad de Corpesca, reconoce la irregularidad y ni Orpis ni la UDI han hecho nada al respecto”, agregó el ex ministro, Francisco Vidal.

PPD en alerta por caída de dos ministros

En menos de un mes, los dos representantes del PPD en el comité político del gabinete de Michelle Bachelet han debido salir de sus cargos en medio de la crisis de confianza que afecta a la clase política.

Desde las filas del partido resienten que la destitución de Rodrigo Peñailillo y la renuncia de Jorge Insunza golpearon con fuerza al interior del colectivo.

Según cercanos a Insunza, el ex ministro estaría evaluando su militancia, luego de que no se sintiera respaldado por la bancada de su partido.

Tucapel Jiménez, subjefe bancada PPD, explica que para él se hacía “sumamente incomodo y difícil salir a criticar a una persona que le tenía cariño”, detalla, “pero la situación lo exigía así”, agrega.

Óscar Santelices, en tanto, secretario general del partido, revela que “como directiva hablamos estos días con él y creíamos que era algo que valía la pena hacer, que la renuncia fuera voluntariamente de él y no que se le pidiera”.

La lista de ministros express

Por diversas razones, algunos secretarios de Estado han permanecido cortos periodos en sus cargos. Jorge Insunza es el segundo ministro que menos ha durado en el puesto desde la recuperación de la Democracia. El record hasta ahora es de Fernando Etcheverría.

El 18 de julio de 2011, tras la salida de Laurence Golborne del gabinete de Sebastián Piñera, Echeverría juró como titular de Energía. Tres días después, declinó asumir el cargo al conocerse que tenía acciones en la sociedad Inmobiliaria Echeverría Izquierdo, la que tenía relación comercial con Enap.

En 2006, tras 126 días de gobierno, Michelle Bachelet hizo su primer cambio de gabinete producto de la crisis del Transantiago. Salieron del gobierno el entonces ministro del Interior, Germán Correa, y el secretario general de Gobierno, Víctor Manuel Rebolledo.

La Tercera