Tribunal panameño condena a 12 años de prisión a tripulantes de la embarcación norcoreana detenida en el país en 2013

Un tribunalpanameño condenó a 12 años de prisión a dos tripulantes de una embarcación norcoreana detenida en Panamá en 2013 con armas cubanas no declaradas, confirmó la defensa de los marinos.

El capitán del barco, el primer oficial y el oficial político del buque, de bandera norcoreana, fueron absueltos en junio de 2014 de una acusación por atentar contra la seguridad pública por transportar armamento bélico no declarado, y por tanto regresaron a su país.

Sin embargo, una apelación introducida ese mismo año se resolvió en las últimas horas con una sentencia contra los dos primeros de ellos, de nombres Ri Yong Il y Hong Yong Hyon, y una absolución para el tercero, Kim Yong Gol, informó a Acan-Efe su abogado, el panameño Julio Berríos.

Berríos cree improbable que los norcoreanos, que pronto cumplirán un año de haber regresado a su país, acaten esta sentencia, y agregó que no apelarán su resultado.

El defensor aseguró que como Panamá no extradita nacionales porque su marco jurídico lo impide, Corea del Norte tampoco lo hará, amparada en la reciprocidad.

BerrÍos aseguró que los dos sentenciados son inocentes, debido a que no conocían lo que incluían los contenedores del Chong Chon Gang, que estaban fuertemente sellados, señaló.

El defensor de los marinos aseguró que ha enviado una copia de la sentencia panameña al jefe de Estado norcoreano, Kim Jong-un, quien, según dijo, “está al corriente de todo este lío”.

El buque fue detenido por las autoridades de Panamá en julio de 2013 bajo la sospecha de que transportaba drogas, pero durante la inspección lo que se halló fue un arsenal de armas que posteriormente Cuba admitió que le pertenecía y enviaba a Corea del Norte para ser reparadas por estar “obsoletas”.

Dentro del equipo bélico se incluían plataformas de misiles, dos modernos aviones Mig-21 Bis, motores de esa aeronave nuevos, y otros pertrechos.

Las armas estaban cubiertas dentro del buque por 200 mil sacos con 10 mil toneladas de azúcar, que Cuba enviaba al país asiático.

Panamá pidió asistenta de la ONU y el mes siguiente al hallazgo un equipo de expertos del Consejo de Seguridad llegó al país centroamericano para inspeccionar las armas.

El equipo de Naciones Unidas señaló, en un informe preliminar, que el caso del barco norcoreano violaba las resoluciones que impiden a Pyongyang importar o exportar armamento de cualquier tipo, según informó Panamá el 28 de agosto de 2013.

En junio de 2014, el tribunal colonense que absolvió a los tres encargados ordenó la retención del arsenal encontrado en la embarcación, para poner a disposición del Tesoro Nacional, y dispuso la devolución a Corea del Norte de las 10 mil toneladas de azúcar, la cual sin embargo permanece en Panamá.

De los 35 tripulantes de la embarcación, de nombre Chong Chon Gang, 32 fueron liberados en enero de 2014 después de que el Ministerio Público panameño definiera que no tenÍan conocimiento de la carga del buque.
La Autoridad del Canal de Panama (ACP) liberó el buque en noviembre de 2013, y aplicó una multa de 693.333 dólares a la nave por introducir mercancía no declarada, la cual fue cancelada el 8 de febrero de 2014 por los representantes del buque.

Berríos dijo a Acan-efe que está apoderado por el régimen norcoreano para exigir a Panamá un reintegro de casi 4 millones de dólares por la pérdida de valor del azúcar retenida, que al momento de su incautación estaba valorada en 6 millones de dólares, y hoy se puede vender por 2 millones de dólares debido a que ha sufrido daños y fue contaminada con combustible, explicó el abogado.

La Prensa