1° año de Gobierno: Varela repasa su gestión y descarta llamar a una Constituyente

‘Hay paz, pero para la convocatoria a la Constituyente se necesita todavía más’, argumentó este miércoles el presidente Juan Carlos Varela, apurado a salir del Palacio Justo Arosemena, a donde compareció para leer un discurso de doce páginas sobre los logros de su primer año en el poder. El mandatario huía de los cuestionamientos sobre la extensa y compleja elección de la nueva directiva de la Asamblea.

El llamado a discutir una reforma constitucional paralela ha sido postergado ‘porque no es el momento’.

‘Siento que esto se tiene que dar cuando exista un mayor nivel de coordinación entre las fuerzas políticas y la sociedad civil, y se vean los avances de los diálogos que hemos convocado’, se exculpó el mandatario, quien evitó luego entrar en detalles, aduciendo que todo lo que debía decir ya lo había leído ante el Legislativo.

Sin embargo, en su alocución, Varela aseguró haber cumplido con su promesa de generar una ‘nueva era de paz, tolerancia, unidad y justicia social’.

‘Mientras en otras partes se viven conflictos y situaciones muy serias, Panamá vive en paz. Les pido que (la) preservemos’, siguió.

Afuera, sin embargo, lo esperaba un contingente de la sociedad civil que reclamaban por la promesa incumplida. Varela, desde lo lejos, subió el tono. Todo está controlado, dejó ver.

LOS CABOS FLOJOS

La Constituyente es apenas uno de los cabos que el Gobierno tenía que atajar. Otro es las investigaciones internas que se siguen contra la administración de Ricardo Martinelli, las cuales el presidente pidió a sus ministros finiquitar en seis meses.

El Ejecutivo intenta ahuyentar el fantasma de Martinelli, que desde Miami, donde se ha autoexiliado, parece ser todavía una piedra en su agenda política. Para muestra, un botón: jugó un rol clave en la polarización de las elecciones legislativas.

Pero, insistió Varela, ‘no ganamos nada atacando a los que cometieron las faltas. Ganamos si las actuales y futuras autoridades entienden que no podemos cometer esos mismos errores’.

NUEVAS REGLAS

De todos modos, al cabo del primer año el gobierno no había conseguido pasar el 52% de sus propuestas políticas para combatir la corrupción y adecentar la justicia.

Las propuestas tampoco figuran en la agenda de leyes para el segundo año. Varela ha asegurado que llevará al Legislativo las propuestas para decretar la ciudad de Colón como un puerto libre, la descentralización, prohibir la quema de cañaverales, para que el financiamiento de las campañas electorales corran por cuenta del Estado, y las reformas a la ley de contrataciones públicas.

Pero antes de esto último, en los próximos seis meses el Gobierno abrirá la llave de contratos: licitará el ensanche del tramo Puente de Las Américas – Arraiján, Arraiján – San Carlos, Corozal-Puente Centenario y Pedregal-Gonzalillo. El saneamiento llegará a Panamá Oeste.

‘Podemos encontrar caminos comunes para trabajar juntos’, sugirió a los diputados que, sentados frente a él, prometieron hacer oposición desde hoy.

La Estrella