Autoridades ecuatorianas y de la región abogaron este martes por la puesta en marcha del Banco del Sur que pueda financiar inversiones en materia de conocimiento, tecnología e innovación, durante la inauguración de la Conferencia Internacional de Financiamiento a la Soberanía Regional del Conocimiento.

Durante el discurso de apertura del foro que se desarrolla en la sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), al norte de Quito, Ernesto Samper, secretario general del bloque, señaló la importancia de que Suramérica empiece a invertir más en conocimiento pues ahora se destina una suma “ridícula”. “Suramérica destina alrededor de 44 dólares por habitante para inversión de tecnología y conocimiento mientras los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) están invirtiendo 450 dólares por habitante”, dijo.

“Si nosotros no invertimos más en conocimiento si no somos más creativos y si no defendemos lo propio que tenemos, no vamos a tener la posibilidad de insertarnos globalmente”, destacó Samper.

El secretario de Unasur, Ernesto Samper (d), junto a Andrés Arauz, ministro ecuatoriano de Conocimiento.

Por su parte, el ministro de Conocimiento de Ecuador, Andrés Arauz, se refirió a la necesidad de que el Banco del Sur entre en operación para “financiar proyectos de investigación de manera conjunta y una investigación que no sea para servir a los intereses de los países del Norte, sino que busque satisfacer nuestras necesidades, potenciar nuestros intereses comunes y pueda contribuir a alcanzar la soberanía del conocimiento”.

Xavier Lasso, ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores encargado, dijo que con el Banco del Sur se puede superar la “injusta” división del trabajo y crear un espacio latinoamericano para la innovación pues en la actualidad la región es una generadora “marginal” de conocimiento al invertir apenas el 0,78% del PIB (producto interno bruto) en investigación mientras el promedio en los países desarrollados es de 2%.

“El desarrollo de nuevas capacidades científico-tecnológicas debe permitirnos a los países de la región superar el neocolonialismo que impide el bienestar de nuestros pueblos (…) pero también debe contribuir (a eliminar) esa injusta división del trabajo en la que los países desarrollados generan conocimiento que privatizan y nosotros bienes ambientales de libre acceso”, afirmó Lasso.

Además señaló que el Banco del Sur puede permitir consolidar “ese espacio latinoamericano del conocimiento, un espacio en el que el conocimiento sea concebido como un bien público accesible a un número cada vez mayor de personas y por lo tanto generador de un bienestar social cada vez mayor”, señaló.

El canciller encargado de Ecuador, Xavier Lasso, expuso en la inauguración del foro la importancia de incrementar la inversión en investigación.

En la conferencia que se desarrollará hasta el miércoles 29 participarán expertos de Venezuela, Perú y Colombia que compartirán experiencias sobre casos puntuales sobre cómo avanza la generación de soberanía del conocimiento en sus países.

En marzo pasado el canciller Ricardo Patiño había informado que el Banco del Sur, un banco de desarrollo pensado para fomentar la integración de los países de Unasur, abrirá este año con sede en Caracas, Venezuela,con un capital inicial de 8.000 millones de dólares que llegará a 20.000 millones cuando alcance el ejercicio pleno de sus operaciones.

La instrumentación de esta nueva institución había sido decidida en el Consejo de Ministros de Finanzas de Unasur hace unos años.

Andes