Bolivia y Chile relanzan lobby internacional sobre el diferendo marítimo

Los gobiernos de Bolivia y Chile decidieron reforzar su lobby internacional para explicar sus posiciones frente al diferendo marítimo que actualmente se ventila en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya. La estrategia se ejecuta a siete días de que el papa Francisco hiciera conocer su apoyo a la demanda de diálogo para la solución de este conflicto.

El gobierno del presidente Evo Morales, alentado justamente por este respaldo y sus repercusiones favorables, entre ellas la de la Iglesia Católica chilena, convocó a los empresarios y a todos los bolivianos que viajan al exterior a constituirse en voceros de esta demanda, tal como ya lo hacen desde 2013 todos los miembros del equipo diplomático y las autoridades del Ejecutivo.

Los empresarios respondieron favorablemente. “Nos sumamos a la solicitud y del presidente Morales y estoy seguro de que el resto empresariado también lo hará. Estos son los momentos en que los bolivianos tenemos que mostrar unidad ”, anunció el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Fernando Cáceres.

En Santiago ocurrió algo parecido. El exsecretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Miguel Insulza fue enviado a la Argentina y a Uruguay para explicar la posición chilena, como parte del lobby que decidió impulsar el gobierno de Michelle Bachelet para explicar la posición oficial de su país en este asunto.

“No vamos a parar aquí”, anunció además el canciller Heraldo Muñoz, luego de explicar que el trabajo de Insulza se suma al que realizan expresidentes, senadores y diputados para explicar la posición chilena a otros gobiernos.

“Esa acción proactiva va a continuar, pero con el estilo que Chile le caracteriza. No estamos interesados en que ningún país se pronuncie públicamente a favor de Chile, porque nosotros decimos que este es un tema bilateral, pero es importante que conozcan nuestros argumentos”, informó, dijo Insulza, según publica hoy el periódico La Tercera.

Respecto de la agenda de los exmandatarios en el exterior, explicó que esta también se mantiene activa y mencionó como ejemplo que hace dos semanas Sebastián Piñera estuvo en República Dominicana. “En la medida que la agenda de expresidentes lo permita estarán viajando a otros lugares, también los parlamentarios”, comentó.

En 2013, tras el fracaso de la agenda de diálogo bilateral, Bolivia presentó ante la CIJ una demanda contra Chile exigiendo que éste país cumpla sus compromisos históricos de diálogo para resolver la demanda marítima. Paralelamente inició una campaña internacional para hacer conocer sus argumentos.

Chile respondió con mensajes oficiales encargados al canciller Muñoz, rechazando que haya temas pendientes con Bolivia. No obstante, ayer la presidenta Bachelet salió a hablar del asunto para responder a las reacciones que provocó la última declaración de apoyo al diálogo del Papa. “Hay una interpretación de las palabras del papa que van más allá de las palabras del Papa”, dijo.

En este contexto el presidente Morales viajó hoy a la Argentina, donde recientemente estuvo Insulza para explicar la posición chilena. Entre las distintas actividades que cumplirá el Jefe de Estado, se espera que reciba el apoyo de la Central de Trabajadores de Argentina, que convocó a un encuentro para expresar su posición frente al requerimiento de Bolivia, con una invitación que consigna “Todos con Evo, Mar para Bolivia”.

La Razón

García asegura que el mundo apoya la causa marítima porque Bolivia fue invadida y mutilada

El presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, afirmó hoy que el mundo está con Bolivia en la causa marítima porque “apoya a la víctima” y a naciones que han sido invadidas y mutiladas. Remarcó que el diferendo trascendió lo bilateral y que tarde o temprano el país tendrá una salida con soberanía al Pacífico por justicia, historia y derecho.

“Y decimos a Chile: El tema del mar ya no es un tema de Bolivia y Chile, es un tema (sobre el) que todo el mundo está atento. Se ha convertido en una demanda mundial. El mundo está con nosotros. (…) El mundo entero, cuando Bolivia habla, cuando el Presidente Evo habla, (sigue) con mucha atención porque el mundo apoya a la víctima, apoya a un país pacífico que lo han abusado, que lo han invadido, que lo han mutilado”, indicó.

García aseguró que el Gobierno no pidió al papa Francisco pronunciarse sobre el diferendo marítimo, pero lo hizo y abogó por el diálogo. Además recordó que el Santo Padre afirmó que “no es injusto que Bolivia reclame una salida soberana al mar”.

“Cuando el Papa se pronuncia todos los católicos del mundo ya saben que Bolivia reclama mar y que el Papa está preocupado por el mar”, acotó García, quien ejerce la presidencia interina ante el viaje de Morales a la Argentina para suscribir con su similar Cristina Fernández una serie de acuerdos bilaterales.

El arzobispo de Santiago de Chile, cardenal Ricardo Ezzati, consideró ayer “justo y adecuado” el llamado al diálogo del papa Francisco. Ésa fue una de las reacciones al mensaje hecho por el Santo Padre durante su visita a Bolivia, entre el 8 y 10 de julio. La clase política chilena, mientras tanto, cerró filas en torno a la propuesta del Ejecutivo de restablecer relaciones diplomáticas.

En 2013, Bolivia demandó a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con la finalidad de que se la obligue a negociar una salida al mar con soberanía en función a los ofrecimientos de solución hechos a lo largo de la historia.

García afirmó que el apoyo mundial y del Papa a la causa marítima es una muestra de que hasta ahora el Gobierno no se equivocó en sus decisiones y que tarde o temprano Bolivia volverá al mar por justicia, historia y derecho.

La Razón