Campesinos cortan rutas del país contra la corrupción y por reforma agraria

Con más de 15 tomas de carreteras simultáneas en treve departamentos hondureños campesinos, dirigentes comunitarios, obreros y miembros del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) exigieron este lunes la aprobación de una Reforma Agraria Integral y el establecimiento de una Comisión Internacional Contra la Impunidad-Honduras (CICIH).
De igual forma, manifestaron su apoyo al periodista David Romero Ellner, quien esta mañana permanecía refugiado en la sede del Comisionado Nacional de Derechos Humanos (Conadeh) y en solidaridad con la huelga de hambre instalada a inmediaciones de Casa Presidencial desde hace ya más de 20 días.
Al respecto, el coordinador de la Vía Campesina, Rafael Alegría, indicó que “el movimiento campesino progresista articulado en la Vía Campesina, ha decidido tomar carreteras en todo el país,  exigiendo se apruebe una nueva Ley de Reforma Agraria, tierra para hombres, mujeres y jóvenes,  exigir la libertad de más de 5 mil campesinos con procesos judiciales y encarcelados”.
“Tenemos el legítimo derecho de vivir en un país digno y democrático, con condiciones para el desarrollo económico, social y político. La Tierra nos pertenece y lucharemos hasta el final”, sostuvieron.
Para los campesinos, existe una “total indiferencia del Poder Ejecutivo y Legislativo para aprobar un nuevo marco jurídico justo y equitativo, que resuelva sin violencia la problemática agraria en el país”.
Así también lamentaron “el grado de desarticulación de las instituciones del estado, como el Poder Ejecutivo, Poder Judicial y el Poder Legislativo y El Ministerio Público” y los graves casos de corrupción develados en estos entes gubernamentales, que promueve una “política pública de represión abierta contra los campesinos, defensores de Derechos Humanos, comunicadores sociales, como es el caso del periodista David Romero Ellner”.
En un comunicado público miembros de la Plataforma Campesina en Honduras que mantenían bloqueadas este lunes varias carreteras del país, detallaron que entre las exigencias está la solución inmediata a más de 500 expedientes de adjudicación de tierras en poder del Instituto Nacional Agrario (INA).
En Tegucigalpa
La toma en la capital hondureña, que duró unas horas, se realizó en el bulevar Fuerzas Armadas, frente a las instalaciones del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Bebida y Afines (STIBYS).
El coordinador de la Resistencia, Juan Barahona, explicó que se está exigiendo al Congreso Nacional que se apruebe un anteproyecto de Ley de Reforma Agraria Integral, con enfoque de género, que fue ingresado en abril de 2014.
“También para ratificar el apoyo al compañero David Romero”, aseguró. “Hemos estado apoyando y seguiremos apoyando a David Romero, esperamos que sea un juicio jurídico y no político como se está ventilando”, indicó.
Según Barahona, son tomas de carreteras apoyadas por el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP).
Los bloqueos carreteros iniciaron desde las 6:00 de la mañana en diferentes sectores. En el puente de Quebrada Seca, El Progreso, los pobladores se tomaron la carretera que conduce a
Tela, portando carteles con mensajes para solicitar al gobierno les atienda en sus demandas.
En este sector un grupo de empleados de maquilas se unieron a las tomas, provocando un congestionamiento pesado.
Otros 100 pobladores del sector de Las Mercedes mantuvieron obstruida la carretera que conduce al norte de Honduras,  lo que ocasionó el malestar de conductores de camiones, arguyendo que estas medidas “paralizaban la economía nacional”, al no poder trasladar sus productos.
Similares acciones se vivieron en la ruta que conduce hacia Copán en el occidente del país. Los manifestantes quemaron llantas en medio de las vías con el propósito de obstaculizar el paso vehicular.  Mientras se desarrolló una toma de carretera en las cercanías de la Empacadora, en Catacamas, Olancho.
Crisis agraria
De acuerdo con el comunicado difundido por Vía Campesina “el agro hondureño atraviesa por una profunda crisis, la peor en su historia política y productiva, desde hace más de 20 años el campo ha venido pagando las consecuencias de un modelo neoliberal que desarticuló la institucionalidad pública”.
Este proceso, -indicaron- provoca la “desarticulación y abandono de la pequeña producción campesina, la extrema pobreza en el área rural (más de 3 millones de campesinos en situación de hambre), desalojos violentos ordenados por los Tribunales de Justicia, Fiscalía y Policía Nacional, el encarcelamiento de más de 5 mil campesinos, entre ellas 800 mujeres y más de 140 campesinas y campesinos asesinados por conflictos de tierra.
Desalojos pacíficos
“Todas las acciones eran promovidas por la plataforma campesina nacional y regional, pero fueron desalojados de manera pacífica mediante un contingente policial”, reveló en declaraciones a medios nacionales, Leonel sauceda, portavoz de la Secretaría de Seguridad.
Sauceda indicó que esa institución ha instruido a todos los jefes de unidades metropolitanas de las principales ciudades del país para que estén vigilantes  y “evitar cualquier evento que venga a afectar el derecho de libre circulación y locomoción que tienen todos los hondureños por los diferentes ejes carreteros y por las diferentes calles y avenidas”.


Principales demandas

1. La Aprobación inmediata de la Ley de Reforma Agraria Integral con Equidad de Género para la Soberanía Alimentaria y el Desarrollo Rural, introducida a la Cámara Legislativa desde el 9 de Abril del 2014, ya han pasado 15 meses lo suficiente para que esta ley sea aprobada.
2. Libertad inmediata y sin condiciones de más de 5 mil campesinos que están con procesos judiciales en todo el país.
3. Solución inmediata a más de 500 expedientes de adjudicación de tierras en poder del Instituto Nacional Agrario (INA).
4. Devolverle el presupuesto al INA previo a una investigación a los actos de corrupción en la administración pasada.
5. Investigar a fondo la corrupción en la Secretaria de Agricultura y Ganadería (SAG) se estima que más de 143 millones de lempiras se han malvezado.
6. Demandamos la pronta instalación de la Comisión Internacional Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (CICIH) e iniciar un dialogo amplio, incluyente, imparcial y transparente que nos permita la búsqueda de soluciones a los grandes problemas en el país. Tenemos el legítimo derecho de vivir en un país digno y democrático, con condiciones para el desarrollo económico, social y político.
7. Apoyamos incondicionalmente a las y los compañeros que se encuentran en Huelga de Hambre, luchando porque haya Justicia, Libertad y Paz en nuestra querida Honduras.
8. Nos solidarizamos plenamente con el periodista David Romero y exigimos al gobierno una solución pacífica y justa a este conflicto, puesto que el pueblo hondureño no permitirá más atentados en contra de la libertad de expresión y a la denuncia de actos de corrupción en nuestra patria.

Conexihon