Canciller de Ecuador se toma dos meses de licencia para fortalecer el partido oficialista Alianza PAIS

El canciller del Ecuador, Ricardo Patiño, tomará dos meses de licencia para asumir la tarea de fortalecer las bases del movimiento oficialista Alianza PAIS para organizar mejor a los ciudadanos ante eventuales nuevos intentos de desestabilización del gobierno ejecutados por grupos opositores.

Así lo dio a conocer el presidente Rafael Correa en un conversatorio con los medios, desde la parroquia de Amaguaña, al sureste de Quito. “Ricardo tiene mucha experiencia en organización territorial y organización política, le he pedido que pida un par de meses de licencia para ayudarnos a fortalecer los centros de Revolución Ciudadana, la organización de base de Alianza País para casos de emergencia”, señaló Correa, sin detallar desde qué fecha se aplicaría la licencia.

Esto debido a las manifestaciones, que en algunos casos derivaron en violencia, registradas hace unas semanas, mediante las cuales ciudadanos intentaron entrar a la fuerza a la plaza de la Independencia con intenciones de tomarse el palacio presidencial.

“En las marchas no ha habido más de 5.000 personas. Pero estas 5.000 personas muy agresivas, no todas, y las 1.200 que intentaron entrar a Carondelet pueden desestabilizar un gobierno, pueden generar caos y violencia y no lo podemos permitir”, aseguró el mandatario que dijo además que no habrá ningún otro cambio en el gabinete presidencial.

El mandatario señaló que no se podía permitir que quienes no estén de acuerdo con algunas políticas del gobierno vayan a Carondelet con la intención de botar al presidente. “Mientras no cambie esa prepotencia de cierta burguesía, que se cree dueña del país y cree que la República empieza y termina en sus barrios exclusivos y que si a ellos no les cae el presidente tiene que irse a su casa, mientras eso no cambie, tenemos que defender la democracia y la mejor manera de defender es tener capacidad de movilización”.

En este sentido afirmó que la organización permitirá que en casos de emergencia 10.000 ciudadanos se movilicen en dos horas a Carondelet para defender la democracia. “No vamos a permitir que se repitan esos ataques que tuvimos en días pasados, cuando una turba quería entrar al Palacio y botar al presidente (…) La mejor defensa para eso es la fuerza ciudadana, de los demócratas. Demostrarles que somos más y que los golpistas no pasarán y por eso es que se ha pedido a Ricardo solicite un par de meses de licencia en la Cancillería para ayudarnos a esa capacidad de movilización”, declaró.

Andes