Presidente ratifica que no renunciará a su cargo aunque le saquen los fueros

En el marco de la visita de altos funcionarios de Estados Unidos al país para abordar temas de prosperidad económica y migración ilegal, el presidente Otto Pérez Molina se refirió esta mañana al trámite de la solicitud de antejuicio planteada en su contra y reiteró que aunque el Congreso de la República decida retirarle la inmunidad, no renunciará a su cargo porque debe cumplir con su mandato constitucional y “no tengo nada que esconder”.

Asegurando que no tiene nada que ocultar y haciendo alusión a los señalamientos sobre su presunta vinculación con los escándalos de corrupción en la Superintendencia de Administración Tributaria y el Seguro Social develados este año, Otto Pérez Molina descartó renunciar al cargo de Presidente de la República, aun cuando los diputados en el Organismo Legislativo, alcancen acuerdos y voten para retirarle la inmunidad para que sea investigado por las autoridades.

Consultado al respecto del trámite de antejuicio en su contra y que sigue su curso en el Congreso, el mandatario guatemalteco afirmó que es respetuoso de la ley y aunque “lo más fácil hubiera sido renunciar desde el principio”, seguirá en el puesto para el que fue electo en 2011 porque debe cumplir con un mandato constitucional “dado por el pueblo de Guatemala”.

Asimismo, Pérez Molina calificó de “política y espuria” la denuncia presentada por el diputado del partido Winaq, Amílcar Pop, la cual generó la solicitud de antejuicio en su contra por supuestos actos de corrupción.

El Presidente lamentó esta situación, pues a su criterio, en el Parlamento los representantes de las agrupaciones políticas utilizarán esa petición de antejuicio para generar simpatías y obtener votos y tildó al mismo tiempo a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia de “irresponsables”, pues a su consideración, debieron conocer ellos la solicitud y no solo trasladarla al Legislativo.

“Esta es una situación provocada por la falta de responsabilidad de la CSJ y que ahora se convierte en una cuestión puramente política en el Congreso para ver quién gana más votos. Lamento que estas situaciones se den en el país, porque no afectan al Presidente sino al país entero y es lo que debemos entender, porque son los entes internacionales los que están viendo este show político que algunos están montando”, manifestó el jefe del Ejecutivo.

Las declaraciones del gobernante se dieron en una conferencia de prensa en Puerto Barrios, Izabal, luego de su participación en una reunión con el Consejero del Departamento de Estado de Estados Unidos, Thomas Shannon, y una comitiva de funcionarios de aquel país, que se propició para revisar los avances de las negociaciones enmarcadas en el Plan Alianza para la Prosperidad, una estrategia de los países del Triángulo Norte de Centroamérica para disminuir la violencia, la pobreza y la migración ilegal de personas hacia la frontera sur de EE. UU.

La Hora