Costa Rica: empleados públicos se movilizan en defensa de sus salarios

Los empledos públicos responderán en la calle a lo que definen como una campaña de “manipulación y odio” orquestada por sectores políticos “muy desprestigidados” para frenar un proyecto de ley que busca mejorar los salarios mínimos en el sector privado y arfrebatar conquistas al sector público.

La Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP) aseguró que las informaciones publicadas en los últimos días en un diario nacional sobre supuestos salarios exorbitantes en instituciones públicas, es una “perversa campaña” que se ha montado con datos falsos para poner “a empleados privados contra empleados públicos”.

“ANEP rechaza esta peligrosísima apelación al odio que se está generando por parte de sectores neoliberales que controlan el parlamento y que son los responsables de la desigualdad, de la concentración de la riqueza, del déficit fiscal y de la corrupción”, señaló la ANEP.

El secretario general de esa agrupación, Albino Vargas, dijo que en el ambiente creado por esa campaña se hace imposible una negociación sobre el tema salarial, “y ahora que hable la calle”.

“Por ello estamos haciendo un vehemente llamado a todos los empleados públicos y a todas las empleadas públicas que trabajan en los ministerios y entes adscritos a los mismos, ya sean profesionales o no, para que lleguen a la manifestación del lunes 27 de julio, a las 9 de la mañana y en el parque La Merced, señaló Vargas.

Esta manifestación ha sido convocada por los sindicatos del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y a ella se sumarán probablemente trabajadores universitarios y de otros sectores.

En los últimos días, el diario La Nación ha publicado una serie de artículos en que dan a conocer supuestos salarios desproporcionados de millones de colones pagados por el ICE y la Universidad de Costa Rica a trabajadores de categorías no profesionales, como choferes, guardas y otros.

La información fue proporcionada a esos periódicos por el diputado Otto Guevara, líder del Movimiento Libertario.

Sin embargo, ambas instituciones aseguran que esas cifras fueron manipuladas “malintencionadamente”, tomando de las planillas de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) cifras pagadas a trabajadores que recibieron dos o más salarios adeudados, que no reflejan el salario mensual real.

También tomaron los casos de trabajadores que aparecen en la planilla con una categoría diferente a la que tienen en la institución respectiva por simple convención, porque los sistemas de puestos de la CCSS y de la Universidad o del ICE no coinciden.

Educadores en pie de guerra

Por su parte, el Sindicato de Educadores Costarricenses (SEC) se declaró en pie de guerra contra un proyecto que el gobierno ingresará a la corriente legislativa y que busca modificar el régimen de pensiones del Magisterio Nacional, estableciendo un aumento en la edad de jubilación.

“Este es, y hay que manifestarlo sin ambages, un vil atropello al Magisterio Nacional, en un país donde los gobernantes se llenan la boca, diciendo que Costa Rica es un país con más maestros que soldados”, expresó el SEC en un comunicado.

“La responsabilidad de la crisis económica en materia fiscal, le corresponde a quienes nos han gobernado y a quienes nos gobiernan porque han sido incapaces de crear mecanismos para evitar estas desviaciones en la hacienda pública, más aún, que no han tenido ni tienen, la voluntad política de hacer que quienes hurtan los recursos de los Impuestos de Ventas, de Renta, de pago de las cuotas al Seguro Social, cumplan con el deber de entregar esos recursos financieros y que no se queden enriqueciéndose a manos llenas”, concluye el comunicado de los educadores.

Informa-Tico