Críticas del presidente del Senado profundiza crisis entre el PT y sus aliados

El presidente del Senado, Renan Calheiros, realizó un balance del trabajo legislativo en el presente semestre antes del comienzo del receso invernal, y catalogó como “tacañas” e “insuficientes” las medidas de ajuste propuestas por el gobierno, indicando que Brasil vive una “película de terror” debido a la crisis política y económica que enfrenta, lo que hará que los próximos meses sean nebulosos.

Calheiros, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), elogió a su colega de agrupación y presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, afirmando que “su actuación, su independencia, colaboraron mucho para este momento del Congreso Nacional”.

En un crítico discurso de casi 17 minutos de duración hecho en la TV Senado, Calheiros aseguró que “el ajuste es insuficiente y tacaño. Hasta aquí, quien pagó la cuenta es el piso de abajo (los más pobres). Este ajuste sin crecimiento económico es un perro corriendo atrás de la cola, irracional y no sale del lugar. Es preciso cortar ministerios, cargos en comisión, hacer una reforma del Estado, y acabar con la práctica de los carguitos y el padrinazgo”.

“Estamos en la oscuridad viendo una película de terror sin fin y necesitamos de una luz que indique que el horror tendrá fin. El país pide eso todos los días”, agregó.

Sin citar el nombre de la presidenta Dilma Rousseff, el jefe del Senado atacó al gobierno y previó los próximos meses como “nebulosos”.

“No diría que será un agosto o un septiembre negros, pero serán meses nebulosos. Los resultados del ajuste son modestos, mucho más bajos que lo prometido. El Congreso, mayoritariamente, es refractario a aprobar nuevos tributos o impuestos. La sociedad ya está en el límite soportable con tarifazos, inflación y tasas de interés. Estamos en un momento aterrador (…). Una retracción de la economía. El ajuste se está revelando como un desajuste social. Es un fin en sí mismo. No muestra, no da señales, no indica, ni sugiere cuándo el país volverá a crecer”, explicó.

Ante este escenario, puntualizó, los congresistas no serán “agentes de inestabilidad”, sino que harán lo posible para proporcionar estabilidad y tranquilidad.

Brasil 247