Diferendo territorial: Maduro expone ante la Asamblea Nacional la demanda de Venezuela y el Caricom respalda “muy firmemente” a Guyana

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, confirmó su asistencia a la Asamblea Nacional para exponer el caso del diferendo con Guyana.

Alertó sobre nuevas estrategias y modalidades imperiales: “Ya no es suficiente que Venezuela haya sido despojada en 1835 y 1840 y 1899 del territorio del Esequibo, con el objetivo de tomar las entradas del (río) Orinoco para luego intervenirnos y reconquistarnos, por parte del imperio británico, para que tengamos que aceptar provocaciones de la Exxon Mobil e insultos del gobierno de Guyana”.

En ese contexto, invitó a estar muy pendientes de su exposición en el parlamento venezolano, pues denunciará “con detalles, con información precisa, toda esta agresión que se ha iniciado contra nuestra Patria”.

“Nuevas conspiraciones han activado por el oriente y occidente (de Venezuela). El lunes estaré denunciándolo”, dijo el jefe de Estado durante el acto de ascenso de efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, realizado este sábado en Caracas.

Finalmente, llamó al pueblo y al componente de la FANB a la unión nacional y la lealtad “para desbaratar todas provocaciones y maniobras y salga Venezuela nuevamente airosa en defensa de los intereses nacionales, seculares, (salga) en defensa de los reclamos históricos y de los despojos de los imperios que fuimos objeto”.

Correo de Orinoco

Presidente de Caricom: “Respaldamos muy firmemente a Guyana”

La Comunidad del Caribe (Caricom) advirtió este sábado a Venezuela de que los reclamos territoriales que le enfrentan a Guyana podrían “envenenar las relaciones” con la agrupación de integración regional y mostró su confianza en hallar una solución pacífica al conflicto.
El primer ministro de Barbados y presidente de turno de Caricom, Freundel Stuart, dijo, al cierre de la 36 cumbre anual de la organización regional, que “Caricom respalda muy firmemente a Guyana”, pero también es consciente de las “buenas relaciones” que Caracas tiene con la región, reseñó el diario El Nacional.
El presidente de Guyana, David Granger, pidió este jueves a la Comunidad del Caribe (Caricom) que condene “en los términos más enérgicos” los reclamos territoriales de Venezuela, que, sentenció como una “carga insoportable para su país”.

En su discurso en la ceremonia de apertura de la 36 cumbre de Caricom, Granger aseguró que, con sus “opresivos” reclamos territoriales sobre aguas del Esequibo, muy ricas en petróleo, Venezuela se ha convertido en “un mono en la espalda” de su país.
Guyana, además advirtió este jueves, durante la reunión anual, en Barbados, que los derechos que Venezuela se atribuye en el Caribe afecta el espacio marítimo de varias islas de la región.

“Guyana, incluso cuando se acerca el 50 aniversario de su independencia el próximo año, todavía carga con un mono en la espalda. Ese mono es la carga insoportable de una reclamación opresiva y desagradable sobre nuestra tierra y nuestras aguas”, dijo.
El ministro de Relaciones Exteriores de Guyana, Carl Greenidge, aseguró que la sentencia está basada en evidencias sólidas que presentaron a los otros estados miembros, para probar que un decreto de fines de mayo del presidente venezolano, Nicolás Maduro, afecta la paz y la seguridad en el Caribe.
En sus últimas reuniones anuales, Caricom siempre ha emitido comunicados reafirmando los derechos de soberanía de Guyana -uno de sus miembros- sobre su territorio y en esta ocasión no se espera que se desvíe de esta posición ante Venezuela, que no pertenece a la organización regional.

Sin embargo, Granger dijo que “nunca” ha necesitado tanto el apoyo del bloque “como hasta ahora”, ya que los reclamos de Venezuela afectan al desarrollo de su país.
Puso el ejemplo de haber tenido bloqueada la financiación de un proyecto hidroeléctrico de gran envergadura porque Venezuela tenía a los inversores “intimidados”, a los ciudadanos de las zonas fronterizas “acosados” y material de exploración de petróleo “incautado”.
El 27 de mayo, el gobierno venezolano emitió un decreto en el que se atribuye el derecho sobre aguas del Caribe, delimitando cuatro zonas operativas para reforzar la defensa del país.
Esa delimitación es contestada por Guyana, incluida un área en disputa con Colombia, que también protestó por el decreto.
La disputa territorial que mantienen Guyana y Venezuela afecta una zona marítima en el Caribe donde la estadounidense Exxon Mobil reportó un importante hallazgo de petróleo, tras una concesión offshore realizada por Georgetown, ubicada a 200 km de sus costas.
El ministro de Asuntos Exteriores, Carl Greenidge, dijo que los límites fronterizos defendidos por Venezuela, “aparte de ser ilegales ante la ley internacional, le otorgan espacios marítimos y otros recursos que son aceptados como parte de la Zona Económica Exclusiva de cada Estado en el Caribe Oriental, desde San Cristóbal y Nieves hasta Granada y Surinam”.

Según fuentes de la organización, está previsto que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, participe mañana en la cumbre y se reuna con Granger, quien dijo estar preparado para dicho encuentro, aunque la visita no ha sido anunciada oficialmente.

“Cualquier Estado que sistemática, cínica e incansablemente busca repudiar solemnes acuerdos internacionales y socavar la seguridad y la soberanía de otro Estado debe ser condenado”, dijo Granger, quien accedió al poder el pasado mayo.

Añadió que Venezuela, “consciente, de su riqueza y fuerza militar y naval, y sin pensar en la difícil situación de los pobres de una de las áreas más pequeñas y menos pobladas del mundo, ha recurrido de nuevo a la intimidación y la amenaza del uso de la fuerza”.

“Nos arriesgamos a ser miniaturizados y marginados y en nuestros esfuerzos para mejorar nuestras economías podríamos ser trivializados”, advirtió el mandatario a sus homólogos caribeños.
“Nuestra evaluación y la de aquellos expertos que hemos consultado sugieren que el decreto (venezolano) busca anexar una importante porción de la EEZ (Zona Económica Exclusiva) de todos los países caribeños, por lo que la totalidad de la región se ve directamente afectada”, dijo Greenidge.
En declaraciones a la prensa, el secretario general de Caricom, Irwin LaRoque, rehusó pronunciarse sobre el asunto y apeló a la diplomacia discreta en el acercamiento con Venezuela, un país que no es de la organización territorial, pero sí es un importante suministrador de petróleo a precios ventajosos.

El Gobierno de Guyana ha intensificado su búsqueda e apoyo internacional desde que Maduro firmara un decreto, el pasado mayo en el que, según el primero, el segundo modifica sus fronteras marítimas para incluir una amplia zona que lleva décadas reclamando a Guyana y que incluye un territorio donde recientemente se descubrió un importante yacimiento de petróleo.

Antes de emitir el decreto, Venezuela había escrito en dos ocasiones a la filial local de la petrolera Exxon Mobil pidiéndole que se abstuviera de explorar los recursos petroleros en el área. En ambas ocasiones, el Gobierno de Guyana emitió fuertes objeciones.
La cumbre de los 15 miembros de la Comunidad del Caribe (Caricom) se desarrollará entre el 2 y 4 de julio en Barbados.
Guyana, una excolonia británica, sostiene que la frontera entre los dos países fue definida en 1899 por un tribunal de arbitraje establecido después de una crisis que llevó a Estados Unidos a intervenir en favor de Venezuela, contra Gran Bretaña.
Caracas nunca ha reconocido la línea, y la disputa se ha cocinado a fuego lento desde entonces, extendiendo en los últimos años los derechos marítimos de la polémica zona.

Venezuela reclama la región de Esequibo, que se compone de dos tercios de los 215.000 kilómetros cuadrados de Guyana (83.000 millas cuadradas).

Guyana anunció a mediados de junio que pedirá a Naciones Unidas resolver legalmente la disputa territorial con Venezuela.

Panorama

Caricom pledges support for Guyana in dispute with Venezuela

The chairman of a 15-member Caribbean trade bloc said late Saturday that he backs Guyana’s government amid an escalating border dispute with neighboring Venezuela.

Freundel Stuart spoke at a press conference as Caricom leaders ended a three-day summit in Barbados.
“Caricom stands firmly behind Guyana,” he said. “We do not think that there can be any compromise so far as Guyana’s territorial borders is concerned.”

Venezuela has long-claimed about two-thirds of Guyana and has become more insistent about a large marine area where Exxon Mobil Corp. says it made a significant oil discovery.

Stuart said Caricom leaders met with Venezuela’s vice president and said the South American country has pledged to maintain peace and tranquility in the region. Venezuela President Nicolas Maduro was invited to the summit but did not attend.
“We believe that scope exists for an amicable resolution of present difficulties,” Stuart said. “Caricom also has a good relationship with Venezuela, and we are not about to try to disrupt the relationship or to pollute it in any way.”

David Granger, Guyana’s newly elected president, praised Caricom for ensuing that the region remains peaceful.
“We already have some commercial and cultural relations with Venezuela, and we expect those relations to continue,” he said.

U.N. Secretary-General Ban Ki-moon said Friday at the summit that his chief of staff would meet with Venezuela’s foreign minister and might dispatch a mission to both countries if there is interest.

Stuart also announced that Caricom had agreed to let the U.N. mediate a dispute between Haiti and the Dominican Republic regarding a migrant crackdown. The Dominican Republic recently amended its constitution and said it would start deporting non-citizens who did not enroll in an immigration registration programme. The government has said some 31,000 people have left voluntarily.
Stuart warned that Caricom would not condone “behavior that enshrines barbarity in the constitutional practice in the Dominican Republic.”

“We are going to fight this issue to the end,” he said.

kaieteur News On Line