Ecuador: crece la expectativa por la visita del papa Francisco que llega mañana mientra el gobierno de Rafael Correa vuelve a llamar al diálogo a la oposición

En 1985, cuando Juan Pablo II visitó Quito, dejó su huella: la Cruz del Papa, ubicada en el Parque La Carolina. Esta vez una réplica de la cruz se ubicará en el Parque Bicentenario y acompañará la misa masiva que realizará Francisco el martes 7 de julio. La cruz medirá al menos 24 metros de altura.

No es el único símbolo del catolicismo que habrá en la visita del primer Papa latinoamericano, en Guayaquil se instaló en Samanes una imagen de la Sagrada Familia.

Además, el coro de 200 personas culminó sus ensayos antes de la eucaristía el lunes 6 de julio en el puerto principal. El sermón de Francisco será traducido en español, inglés, italiano, portugués y alemán para la transmisión por TV.

Un día antes de la llegada del Pontífice, la Conferencia Episcopal reiteró su pedido a los feligreses de que “adopten una actitud festiva en las misas”, sin protestas y en calma.

El Telégrafo

Desde los 80, comunidades indígenas se han alejado del catolicismo

Han pasado 36 años desde que Pedro Torres llegó a Riobamba procedente de su natal Colombia. En esa época aún no era sacerdote, cuando conoció al obispo de la diócesis, Leonidas Proaño. Tenía solo 22 años y estaba en su etapa final para ser ordenado.

Pese al tiempo, aún recuerda a Proaño, conocido como el ‘Obispo de los indios’ por su intensa labor pastoral a este colectivo. “Era afable, tenía gran carisma y cercanía a las personas y su compromiso como pastor era vivo”, dice el sacerdote, quien ahora tiene 58 años y es párroco de San Andrés, en el cantón Guano (Chimborazo). Y lo recuerda porque estuvo con él desde inicios de la década del 80, en pleno auge de la llamada Teología de la Liberación, de la cual Proaño fue uno de los impulsores en Ecuador.

Es una corriente cristiana que nació en América Latina tras la aparición de las Comunidades Eclesiales de Base, el Concilio Vaticano II (1962-1965) y la Conferencia de Medellín (1968), que se caracterizó por aplicar las enseñanzas bíblicas en el ámbito de la lucha por la justicia social en las comunidades cristianas, en una época en que la región vivía gran agitación.

Esta corriente tuvo su apogeo en las décadas del 70 y 80 y en Ecuador sentó cimientos en sectores indígenas y zonas pobres. Así como logró adeptos, también tuvo resistencia, incluso dentro de la Iglesia, especialmente en los sectores conservadores, que creían que se trataba de una corriente comunista.

En Ecuador, Proaño se involucró en las comunidades indígenas de base y a través de la diócesis creó las escuelas radiofónicas, paralelamente a las enseñanzas del Evangelio. Pero, ¿qué pasó con esta corriente?

Según el mismo Torres, se buscaba acercar la Iglesia al mundo, insertar la labor pastoral en medio de una sociedad que muchas veces presentaba un marco de exclusión, de pobreza, de explotación, de masas laborales marginadas, incluso, por el mismo clero.

Pero hubo una corriente, agrega, entre los propios sacerdotes, que juzgaba la actuación de los curas que siguieron esa línea y esas críticas venían desde las más altas esferas. “No solo no nos permitían desempeñar nuestro trabajo, sino que hubo señalamientos y se puso en tela de duda el compromiso social de quienes compartíamos la Teología de la Liberación, se hacían observaciones teológicas y doctrinales; además de llamados de atención”.

A ellos se suma, según el sacerdote Pedro Pierre, la influencia que desde la década del 70 se registró en las comunidades de la Sierra centro con las iglesias evangélicas de Estados Unidos para contrarrestar el apogeo de la Teología de la Liberación.

Coincide con Torres en que también hubo una fuerte resistencia de sectores conservadores de la Iglesia católica, que preferían mantener la tesis de que la oración y la caridad eran suficientes, pero temas como la injusticia y la lucha contra la pobreza no debían tener espacio en la misión pastoral.

La visita del papa Juan Pablo II, en 1985 a Cotopaxi, no fue suficiente para frenar el lento alejamiento de los indígenas a la fe católica. En las últimas décadas, una parte de este sector se cambió al protestantismo, como el caso de Gustavo Negrete, quien ahora es pastor de 4 templos de la iglesia Príncipe de Paz, en Cotopaxi. “Francisco hoy pasa desapercibido en las comunidades indígenas. Ya no existe ese concepto que teníamos en aquella época, que viene un representante de Dios”.

Manuel Chugchilán, presidente de la Feine, que reúne a indígenas evangélicos de Ecuador, sostiene que desde los 80 se han multiplicado las congregaciones protestantes. “Eran 40 iglesias. Ahora hay 2.500”.

Los sacerdotes consultados afirman que el advenimiento del papa Francisco puede cambiar el panorama. “La visita del Pontífice va a a ayudar a que la acción de la Iglesia vaya en otro sentido”, considera Torres.

Pierre afirma que la presencia del Papa traerá nuevos aires para que la acción pastoral tenga otros lineamientos y trabaje desde lo social por la justicia, sin dejar de lado el Evangelio. Y a eso se añade que los postulados de Francisco son bastante cercanos a la Teología de la Liberación.

El Telégrafo

Presidente Correa sí asistirá a la misa campal en Quito

El presidente Rafael Correa asistirá a la Misa que ofrecerá el Papa Francisco en el Parque Bicentenario en Quito el próximo martes 7 de julio en compañía de los mandatarios s de Haití, Honduras y El Salvador. Así lo anunció ayer el canciller, Ricardo Patiño al ingresar a la reunión de Gabinete Ampliado que generalmente convoca el mandatario cada viernes.

Esa precisión la hizo luego que el Presidente señalara días atrás que analizaría si asiste a la misa, porque se pretendería politizar el evento religioso, lo cual haría quedar mal no al Gobierno sino al Ecuador.

El ministro además informó que el lunes 6 de julio llegarán al país los presidentes de Haití, Honduras y El Salvador, quienes asistirán a la Misa Papal.

Patiño rechazó las amenazas de movilizaciones por parte de la oposición durante la presencia del Papa e instó a los ecuatorianos a recibirlo con el cariño y la atención a su mensaje.

En la reunión ministerial se analizaron los detalles de la visita de Francisco y la agenda que cumplirá en Quito y Guayaquil. El Mandatario reconoció que la organización, tanto en el parque Samanes (Guayas) como en el parque Bicentenario (Quito) está todo lista.

– El hotel Colón de Quito se concentra el Centro Internacional de Prensa (IBC) para de los medios de comunicación nacionales, regionales e internacionales. Hasta el fin de semana se entregarán más de 2.000 acreditaciones.

Con el Papa llegan 78 periodistas. Hasta ayer estuvieron más de 1.600 credenciales y en las últimas horas se han incrementado las solicitudes desde el exterior. Se dará atención para prensa, radio y televisión.

En el Centro de Convenciones del Parque Bicentenario también se han colocado varios espacios de atención a la prensa. Las grandes cadenas internacionales de televisión de todo el mundo tendrán facilidades, con lo cual, según Marcos Párraga, que dirige este Centro Internacional de Prensa, el Ecuador estará en el centro de la atención mundial. El hotel fue escogido por la experiencia que tiene en grandes eventos y porque está cerca de los lugares donde tendrá sus actividades el Papa Francisco.

El Mercurio

Gobierno de Ecuador descarta uso de mensajes de papa Francisco con fines políticos

“Nosotros jamás vamos a politizar la venida del Papa (Francisco), otra cosa es que los mensajes del Papa sean profundamente políticos”, señaló el presidente Rafael Correa durante el gabinete ampliado que mantiene en el Palacio de Carondelet, sede del gobierno, con sus ministros y otras autoridades.

El mandatario se refirió a este tema después de que varios medios de comunicación dijeran que el gobierno está politizando la visita del sumo pontífice, prevista para entre el 5 y 8 de julio, debido a la colocación de carteles con frases que el santo padre escribió en su encíclica “verde” sobre el medioambiente.

En este sentido dijo que lo que ha hecho el gobierno es difundir el pensamiento del Papa, “ahora si el pensamiento del Papa tiene profundas reflexiones políticas ya qué le vamos a hacer, pero que nos digan que no es verdad lo que está diciendo el Papa eso es otra cosa”.

Ademá, explicó que el único error que hubo fue en una valla de Guayaquil en la que se puso “hay que buscar la distribución de la riqueza”, que es lo que dice el Papa, y que en lugar de ello se había escrito “hay que buscar la redistribución”. “¿Cuál es la diferencia?, Hasta ahora no entiendo, pero ya se cambió para que no haya escándalo”, señaló el mandatario.

“Otros sí han tratado de politizar la venida del Papa y han llenado los caminos del Guayas, por donde irá el Papa, con sellos de gobiernos locales, pero cierta prensa no dice absolutamente nada de eso”, añadió Correa.

Durante el gabinete, el presidente y las autoridades revisaron nuevamente la agenda que cumplirá el santo padre en Quito y Guayaquil y reiteraron que todo está listo para recibirlo.

“Lo que se ha hecho es espectacular, el escenario de Samanes es realmente precioso, lo que se ha hecho en muy corto plazo sin la Revolución Ciudadana, modestia aparte, no se habría podido hacer”, explicó el presidente. Añadió que se cuenta con helicópteros, ambulancias, hospitales móviles, pantallas del ECU-911 y sistemas de comunicación “para garantizar que la venida del Papa se realizase de forma extraordinaria”.

Por su parte, el canciller Ricardo Patiño, señaló que se reunió toda la semana en la Cancillería con representantes de las instituciones involucradas y había revisado personalmente la construcción del templete en el parque Samanes de Guayaquil. “Finalmente, el trabajo es extraordinario, yo creo que así como a veces somos duros con nosotros mismos también tenemos que felicitarnos porque hemos logrado un trabajo de coordinación  y de cumplimiento realmente excelente”, puntualizó.

Andes

Agenda de la visita del Papa Francisco a Ecuador

Domingo 5 de julio:

15:00 – Quito: Aeropuerto Mariscal Sucre: Llegada del Papa Francisco a Ecuador. Habrá ceremonia de bienvenida. Se entonará la canción oñcial. Recorrido en papamóvil desde Monteolivo hacia la Nunciatura (Av. Orellana entre Coruña y 6 de Diciembre).

15:00 – Guayaquil: Procesión de Cristo del Consuelo, la imagen saldrá desde la iglesia en Lizardo García y la A. Recorrerá 15 kilómetros hasta llegar al Santuario de Samanes.

20:00 – Procesión Virgen de Guayaquil. Sale de Mucho Lote

22:00 – Inicia vigilia en el Santuario de Samanes, habrá animación y exhibición de 2 películas

Lunes 6 de julio:

09:00 – El papa Francisco saldrá desde el aeropuerto Mariscal Sucre de Quito hacia Guayaquil.

10:30 – Visita al Santuario de la Divina Misericordia (km 26 vía a la Costa)

11:15 – Misa campal en Santuario de Samanes

14:00 – Quito: Encuentro de la Juventud en el estadio Olímpico Atahualpa (no estará el papa)

14:15 – Almuerzo del papa con la comunidad de los jesuitas en el colegio Javier (av. del Bombero)

16:00 – Recorrido en papamóvil desde el colegio Javier-Av del Bombero-Av Pierre de Coubertain-Av Carlos Julio Arosemena-Av Martha de Roldós-Av Juan Tanca MarengoAv de las Américas-Av Plaza Dañín-Av Cosme Renella-Base Aérea.

Martes 7 de julio:

05:00 – Rosario de la Aurora en el parque Bicentenario (no estará el papa)

09:00 – Encuentro con los Obispos en el Centro de Convenciones del Parque Bicentenario

10:30 – Misa campal en el parque Bicentenario

16:30 – Encuentro con el mundo de la educación. Recorrido en papamóvil desde la Nunciatura (Av. Orellana entre Coruña y 6 de Diciembre) hacia la Pontiñcia Universidad Católica del Ecuador (12 de Octubre y av Patria).

18:00 – Encuentro con la sociedad civil en la iglesia de San Francisco (calles Cuenca y Sucre, centro histórico de Quito)

19:15 – Visita privada a la iglesia de La Compañía (calles García Moreno y Sucre), donde están los restos de santa Mariana de Jesús.

Miércoles 8 de julio:

09:30 – Visita al ancianato de las Hermanas de la Caridad, en Tumbaco

10:30 – Encuentro con religiosos en el Santuario de la Virgen de El Quinche, a 69 km de Quito

12:00 – Salida a Bolivia desde el aeropuerto Mariscal Antonio José de Sucre

El Universo