Ecuador: empresarios presionan para que leyes de Herencia y Plusvalía no sean tratadas y Correa no descarta una consulta popular

Eliminar la obligatoriedad de los bancos sobre el manejo de dinero electrónico; dar una señal clara del desistimiento en las leyes de Herencia y Plusvalía; y respeto a la libertad de expresión fueron, entre otros, los pedidos que hicieron ayer representantes empresariales del país al gobierno del presidente Rafael Correa.

Lo hicieron al mediodía, a través de un comunicado elaborado por exportadores, industriales, financieros, floricultores, durante una junta que comenzó a las 10:00.

A más de estos pedidos que serían requisitos mínimos para buscar “un debate saludable sobre temas de eficiencia productiva que resuelva los problemas de equidad y justicia social”, los empresarios aseguraron que honrarán la visita del papa Francisco, prevista desde el 5 julio, “con una actitud tolerante que sirva para predisponer el ánimo de los ecuatorianos y recuperar un ambiente de paz”.

Esto, luego de que en días anteriores, los empresarios rechazaron la intención del Gobierno de implementar las leyes de Herencias y de Plusvalía y luego de movilizaciones de la ciudadanía en rechazo a esos proyectos, y otros temas que han generado malestar (eliminación del 40% de contribución del Estado al IESS; transferencia de fondos del magisterio al Biess, entre otros).

Henry Kronfle, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), dijo que hay consenso en mantener la unidad del sector en la defensa y promoción de principios como el Estado de Derecho, la libertad de empresa, la propiedad privada, la estabilidad normativa, la libertad de expresión y el orden democrático.

Richard Martínez, presidente de la Cámara de Industrias y Producción de Pichincha, hizo mención a que demandan del Gobierno “las acciones que sean necesarias para sostener la dolarización”; en este marco pidió reformar la regulación para que el sistema de dinero electrónico sea voluntario para la banca privada y cuente con respaldo de dinero efectivo.

Entre tanto, Diego Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, refirió la necesidad de no continuar con el tratamiento de las leyes.

Según expresó Alarcón, a partir de esa señal de confianza, se podrá retomar la inversión privada, que deberá sustentarse en las propuestas que hizo el sector productivo el 2 de marzo de 2015.

Kronfle, al ser consultado si este pronunciamiento también lo comparten los empresarios que se han reunido con el presidente Correa días atrás, tal como el mandatario lo comentó el sábado en su enlace, contestó afirmativamente.

El Universo

Consulta, con una ciudadanía bien informada

Durante el Conversatorio de Medios, en la ciudad de Quito, el Presidente de la República, Rafael Correa, afirmó que no descarta una consulta popular siempre y cuando la ciudadanía esté bien informada sobre los proyectos de Ley de Redistribución de la Riqueza y Plusvalía, que fueron retirados de la Asamblea.

“Yo no excluyo una consulta popular, que la gente sepa la verdad y por eso estamos dispuesto al diálogo“, aseguró el Jefe de Estado.

El Presidente Correa realizó estas declaraciones luego de que quedó en evidencia que muchas de las personas desconocen las leyes o simplemente repiten el discurso de la oposición que intentaron posicionar que esas normas afectarían a la mayoría de ecuatorianos, cuando en realidad la clase media y los pobres no sentirían esos impuestos.

El Mandatario hizo un llamado a los ciudadanos a informarse sobre estos temas y conocerlos de cerca. Para eso se organiza un diálogo a escala nacional y sin plazos para que todos puedan opinar, no solo sobre estos proyecto sino también sobre la justicia social y equidad.

A mediados de este mes de junio pidió el archivo de estos dos proyectos de Ley y exhortó a los ciudadanos que se oponen a que demuestren si con la vigencia se afectaría a la clase media o pobre y él mismo archivaría definitivamente estos proyectos. Hasta el momento la oposición no ha podido demostrarlo.

De este modo, el Gobierno Nacional llamó a un diálogo para analizar y conocer estos temas.

El Ciudadano

Para mañana se alistan dos marchas contra el régimen

Por convocatoria del Frente Unitario de Trabajadores (FUT) del Ecuador y el Frente de Organizaciones Campesinas del Azuay (FOA), este jueves se cumplirán marchas y otras formas de manifestación popular en contra del gobierno nacional, según anunció ayer la dirigencia de estos grupos, en rueda de prensa.

La primera jornada estará liderada por campesinos e indígenas y otras organizaciones sociales, quienes se han organizado para una manifestación simultánea en diferentes puntos, en las provincias de Azuay, Cañar, Loja y Zamora Chinchipe, según informó el presidente de la FOA, Lauro Sigcha.

En Azuay, la movilización indígena y campesina empezará a las 09:00 en el sector de Cumbe para luego avanzar a Tarqui, donde se desarrollará una asamblea que durará todo el día, cuyo fin es hacer conocer el llamado a todo el pueblo ecuatoriano para el inicio del levantamiento de los pueblos y comunidades.

“Esta es la acción previa del 2 de julio es porque queremos que el Papa conozca cómo los indígenas y campesinos estamos viviendo en este país. Persecución, insultos, cantidad de atropellos, cada sábado insultos a nuestros dirigentes, descalificaciones como que somos cuatro pelagatos. Esos cuatro pelagatos vamos a salir para decirle el Presidente: basta de su prepotencia”, puntualizó Sigcha.

Édison Déleg, dirigente del FUT, informó que su organización a nivel nacional, prepara para la tarde de este jueves una jornada de lucha.

La protesta, dijo, será en contra de la Ley de Aguas, la Ley de Tierras, por los problemas existentes en la educación superior que están dejando fuera a más de medio millón de jóvenes, en contra de las cocinas de inducción y en rechazo a la Ley de Justicia Laboral que a su criterio elimina varios derechos, entre otras causas.

“Nosotros no nos sentimos representados por este gobierno. La concentración de los diversos sectores sindicales y sociales será a las 16:00 en el parque de San Blas y desde allí avanzaremos hasta el Parque Abdón Calderón. Esta acción será un acto preparatorio del gran paro nacional cuya fecha ya está definida pero se hará público uno de estos días.

No creemos en el diálogo nacional al que a llamado el gobierno porque es una mentira, sólo está dialogando con los mismos sectores afines al gobierno”, expresó Déleg.

El Mercurio