El Gobierno colombiano suspende bombardeos contra las Farc y evalúa “otras medidas de desescalamiento del conflicto”

Luego de que el presidente Juan Manuel Santos ordenara suspender los bombardeos aéreos contra los campamentos de las Farc, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, sostuvo que se evaluarán medidas adicionales para desescalar el conflicto.

Según Villegas, y tal como lo hizo saber Santos, se realizarán evaluaciones periódicas del cumplimiento de ese cese al fuego unilateral por parte de las Farc, así como de las condiciones que se han puesto para las medidas de desescalamiento del Gobierno.

“Si el comportamiento del cese el fuego unilateral de las Farc y las condiciones puestas por el presidente se cumplen podría ser que pudiéramos tener otras medidas de desescalamiento”, explicó el ministro en declaraciones recogidas por Caracol Radio.

Pese a los anuncios, el ministro de Defensa afirmó que las Fuerzas Armadas seguirán persiguiendo el delito y que en las zonas donde las Farc estén delinquiendo, los soldados y policías actuarán para garantizarles seguridad y tranquilidad a los colombianos.

“La seguridad de los colombianos está por encima de cualquier otra consideración. Lo acordado en La Habana igualmente establece ese principio, que en todo caso el Gobierno y las instituciones perseguirán el delito en todas sus manifestaciones en todo el territorio nacional”, manifestó.

Por último, explicó que esta decisión será efectiva si los campamentos no están ubicados cerca a cascos urbanos, que pongan en peligro a la población civil.

El Espectador

Santos ordena suspender los bombardeos a los campamentos de las Farc

El presidente Juan Manuel Santos ordenó este sábado a las Fuerzas Militares suspender los bombardeos aéreos a los campamentos de las Farc, bajo ciertas condiciones y como medida de desescalamiento, dando cumplimiento al acuerdo logrado con las Farc en ese sentido en la mesa de negociaciones de La Habana en Cuba.

Según explicó el jefe de Estado, “he dado la orden de suspender a partir de hoy los bombardeos aéreos a campamentos donde haya concentración de miembros de esa organización”, luego de que las Farc dieran la orden de un cese unilateral al fuego.

“A partir de la fecha, este tipo de bombardeos solo se podrán realizar por orden explícita del presidente de la República”, precisó el mandatario.

Sin embargo, a diferencia de la suspensión de bombardeos que se registró en el pasado, condicionó la decisión al cumplimiento de condiciones específicas.

“Ésta decisión será efectiva si los campamentos están alejados de los casos urbanos, si no constituyen amenaza para la población o para la fuerza pública, y si no ponen en peligro la infraestructura, ni se desarrollan actividades proselitistas”, dijo el mandatario.

Se trata de la primera acción del Gobierno para desescalar el conflicto, luego del acuerdo logrado con las Farc en ese sentido, donde además acordó acelerar las negociaciones en materia de cese bilateral al fuego, justicia dentro del punto de víctimas y desarme de la guerrilla.

“Desescalar el conflicto quiere decir que vamos a ir apagando poco a poco el fuego”, lo que significa para el mandatario en términos reales, “menos muertes, menos sufrimiento y menos victimas”.

Aseguró que en todo caso, tal como se estableció en el acuerdo que el Gobierno Nacional y sus instituciones continuará garantizando la seguridad de los colombianos y el cumplimiento de la ley, al igual que continuará persiguiendo el delito, lo anterior, siguiendo lo que establece la Constitución Nacional.

El presidente Santos confirmó que nuevas medidas de desescalamiento por parte del Gobierno Nacional, dependerá de la evaluación del cumplimiento del cese unilateral de las Farc, junto con el avance de las negociaciones, que se revisará en las reuniones periódicas durante los próximos 4 meses.

Caracol