El Gobierno da por culminado el diálogo luego de que líderes de Potosí faltaran a reunión

El Gobierno dio ayer “por culminado” el diálogo con representantes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), después de que éstos faltaron a la plenaria que debía tratar los puntos acordados en mesas técnicas. Minutos antes, el presidente de Comcipo, Jhonny Llally, dijo que había cansancio en ambos sectores, se disculpó y pidió reanudar el diálogo

Sin embargo, la nueva invitación de Llally fue rechazada por los ministros. “Mañana (por hoy) no asistiremos a la invitación que ha hecho caprichosamente Comcipo, porque hay un límite para el ejercicio de la autoridad nacional. No estamos para jugar al gatito y al ratón”, dijo el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, en rueda de prensa junto con los otros siete ministros que tomaron parte de las mesas.

“No es el Gobierno el que está rompiendo el diálogo. Simplemente lo estamos dando por culminando”, dijo, por su parte, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien indicó que los ministros presentes ya firmaron las actas frente a los medios de comunicación y agregó que sólo faltaba que los dirigentes de Comcipo hagan lo mismo.

“Ya hemos culminado el trabajo de las comisiones, de pronto muchos de los temas que se han abordado en las comisiones se podrían haber complementado o mejorado en el trabajo de la plenaria, pero ellos han abandonado este escenario de diálogo unilateral y abusivamente”, añadió.

Según el Ministro, la actitud devela que lo que querían los representantes de Comcipo no era llegar a acuerdos sobre las 26 demandas regionales, sino simplemente impulsar su verdadero proyecto político de impulsar un sistema de federalismo radical para Potosí.

Ayer, tras concluirse el trabajo de las cinco mesas de diálogo, estaba previsto que a las 18:00, en ambientes del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), volvieran a reunirse los representantes de Comcipo y los ministros para dar a conocer los acuerdos en una plenaria y afinar las conclusiones, pero como los primeros no asistieron, los segundos abandonaron la sede a las 18:45 acusando a Comcipo de intereses políticos.

Los cívicos

Sin embargo, Llally, justificó la inasistencia de los representantes de los potosinos. “Las mesas han culminado su trabajo y era importante que todos los delegados nos informemos sobre ese trabajo. Entendemos que (teníamos que instalar) la plenaria, pero también entendemos que los ministros y nosotros estamos cansados, pedimos disculpas si es que ellos estuvieron antes que nosotros”, declaró el dirigente.

Llally pidió a los ministros reinstalar la plenaria hoy a las 9:00 y garantizó la presencia de los dirigentes cívicos a esa hora para “de una vez concluir” este largo proceso de concertación, iniciado el pasado sábado, con varios intervalos de por medio.

Sin embargo, la nueva invitación fue rechazada por los ministros, quienes acusaron a los dirigentes cívicos de estar manejados por otras personalidades, con otros intereses. “Mientras no exista una sola voz, una sola autoridad (dirigente) que tome decisiones, el Gobierno no asistirá a ningún escenario de diálogo”, respondió Quintana.

Potosinos siguen detenidos

Los cuatro ciudadanos potosinos detenidos desde el pasado 22 de julio (entre ellos el periodista Juan Carlos Paco) permanecían hasta ayer sin haber recuperado su libertad, debido a que faltaba la firma de la jueza Lía Cardozo para oficializar el beneficio de las medidas sustitutivas. Sin embargo, ella no asistió ayer a su trabajo y no se dio a conocer la razón de ello.

La abogada Mónica Nina, integrante del equipo jurídico que asesora a los cuatro detenidos, informó que se logró cumplir las rigurosas exigencias de la Jueza para otorgar libertad a Jorge Copaico, Fabián Choque Uño y Agustín Mendoza Mamani, además al periodista de radio Lider Juan Carlos Paco Veramendi.

Sin embargo, cuando ya se tenían las diligencias cumplidas, a las 17:00, la Jueza salió de su despacho y dejó encargado que volvería para la firma, pero hasta las 20:00 no lo había hecho ni dio explicación de su ausencia a través de sus funcionarios, pese a la espera de los abogados y periodistas.

Nina consideró a esa ausencia como otro abuso de parte de la autoridad judicial, porque posterga la liberación de los cuatro ciudadanos potosinos.

Los cuatro ciudadanos fueron detenidos el pasado 22 de julio e imputados por la acusación de un presunto intento de toma de un edificio del Ministerio de Gobierno.

Estatuto

El Comité Cívico Potosinista (Comcipo) actualmente en conflicto con el Gobierno, hará campaña y propaganda contra el estatuto autonómico en el referendo de septiembre próximo.

Es la única organización que se registró en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) para alentar a través de propaganda en los medios de comunicación a que la ciudadanía rechace el estatuto aprobado en la Asamblea Legislativa Departamental (ALD) en septiembre de 2013.

En ese tiempo, la ALD informó que el proyecto de estatuto fue aprobado por unanimidad. Pasó por el control constitucional y el 20 de septiembre será sometido a consulta ciudadana.

Dentro de la lista de organizaciones y partidos políticos, de la sociedad civil o de los pueblos indígena originario campesinos, sólo se habilitaron para hacer propaganda el Movimiento Al Socialismo y el Comcipo.

LOS BLOQUEOS CONTINÚAN

Masiva “marcha por la dignidad” en Potosí

Miles de ciudadanos salieron ayer a las calles de la ciudad de Potosí a protagonizar la “marcha por la dignidad y justicia”, que fue convocada por el Comité Cívico Potosinista (Comcipo) y otras organizaciones sociales que ayer cumplieron 23 días de paro general indefinido.

Los potosinos se concentraron en varios puntos de la ciudad y recorrieron las calles para luego dirigirse hacia la avenida Tinkuy, en demanda del desarrollo del departamento de Potosí, según Erbol.

El presidente de Juntas Vecinales de Potosí, Arturo Leandro, estimó que al menos 150 mil personas salieron a marchar en demanda de atención a su pliego petitorio regional que consta de 26 puntos y que en los últimos días se negocia con autoridades del Ejecutivo en la ciudad de La Paz.

“Potosí está unido más que nunca. Este lugar de masiva concentración será histórico, por primera vez se hace una concentración de estas características. Queremos decir al país que los potosinos buscamos puentes para encontrar solución a los problemas que tenemos”, aseveró el dirigente.

Pidió al Gobierno seguir el mensaje que dejó el Papa Francisco en su llegada a Bolivia y así encontrar verdaderos puentes de solución.

Los manifestantes también rechazaron que se trate de protestas con afanes políticos, como aseguran las autoridades.

La huelga y los bloqueos comenzaron el 6 de julio por un pliego de 26 demandas de proyectos de desarrollo económico y social para combatir la pobreza que afecta a la región de Potosí y han perjudicado el tránsito por el occidente de Bolivia.

Algunas demandas y avances

El pliego petitorio de Comcipo analizado en los cuatro últimos días exige al Gobierno la construcción de una planta hidroeléctrica, tres hospitales, fábricas de vidrio y cemento, un aeropuerto internacional y otras demandas.

Ayer, en rueda de prensa, la viceministra de Electricidad, Hortensia Jiménez, dijo que en su mesa se establecieron pasos para proyectos hidroeléctricos del río Yura y Suipacha, además de energía eólica y geotérmica.

El ministro de Educación, Roberto Aguilar, prometió ítems de psicólogos y trabajadores sociales, y negó descuentos a maestros por los días de paro.

Su similar de Salud, Ariana Campero, dijo que Potosí recibirá 211 ítems en 2016, además de la ejecución de proyectos de infraestructura para salud.

El de Obras Públicas, Milton Claros, indicó que se observaron las condiciones técnicas para consolidar la construcción de un nuevo aeropuerto en Potosí.

La de Medio Ambiente y Agua, Alexandra Moreira, aseguró la ejecución de proyectos de agua y la salvaguarda de las aguas del Silala. Y la de Transparencia, Lenny Valdivia, indicó que se demostró la inviabilidad de la fábrica de cemento en Coroma, lo que abrió paso al compromiso de búsqueda de alternativas técnicas para la implementación de esa planta.

Los Tiempos

Una multitudinaria concentración en Potosí respaldó a Comcipo

Miles de personas se unieron ayer en una multitudinaria movilización en la ciudad de Potosí en respaldo a los dirigentes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), que en La Paz iniciaron una negociación con el Gobierno en procura de lograr atención a un pliego regional de 26 puntos.

Con banderas del departamento en mano, miles de personas desde diferentes puntos de la ciudad y del área rural se concentraron en la avenida El Tinku bajo la consigna de “Dignidad y la Justicia” con el objetivo de respaldar las negociaciones en La Paz en el marco de una movilización y paro cívico departamental que lleva 23 días.

La movilización, la cuarta desde junio hasta la fecha, tiene el objetivo de reafirmar la unidad de los potosinos en torno a las demandas departamentales plasmada en el pliego de 26 puntos, que es analizado entre dirigentes cívicos, a la cabeza de Jhonny Llally, y ministros de Estado en ambientes del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), en la zona de Sopocachi en La Paz, desde el sábado.

El dirigente de la Federación Departamental de Cooperativista Mineras, Guillerno Condori, aseguró que esta es una fecha histórica por la presencia de más de 200 mil personas que muestra, sostuvo, la unidad. “Nos han dicho que es un pequeño grupo, mentira”, afirmó, según las declaraciones publicadas por Comcipo en su página de Facebook.

En la misma página, fueron publicadas parte del discurso del representante del magisterio rural Jorge Mita. “Hay que gobernador escuchando al pueblo, nos han dicho y después nos han reprimido, nos llamen derechistas, golpistas, nadie quiere su silla del presidente Evo Morales, aquí lo único que queremos es desarrollo”, expresó ante la multitudinaria concentración.

En La Paz, la dirigencia de Comcipo y ministros de Estado, entre ellos el ministro de Gobierno, Carlos Romero, cumplen hoy tres días de negociación en comisiones de trabajo que concentrarán las decisiones y acuerdos finales en una sesión plenaria.

La Razón