En medio de tensiones internas, profesores chilenos cumplen 50 días de paro

El paro indefinido del Colegio de Profesores comenzó hace 50 días -por decisión de la asamblea nacional de dirigentes- con la exigencia de que el gobierno retirara el proyecto de carrera docente del Congreso, para hacer modificaciones en conjunto con el Magisterio. Esa exigencia no se consiguió y, para esta semana, la Comisión de Educación de la Cámara tiene en tabla la votación que aprobará o rechazará la idea de legislar sobre la materia.

Lo que sí lograron, a comienzos de junio, los profesores con su movilización, fue que los diputados congelaran la tramitación de la iniciativa y se estableciera una mesa conjunta entre parlamentarios, dirigentes y el Ministerio de Educación (Mineduc). De esta instancia surgieron acuerdos en nueve de los 11 puntos exigidos por los docentes, entre estos la eliminación de las certificaciones y la agilización del aumento al sueldo de los nuevos profesores. Además, el Mineduc se pronunció la semana pasada sobre otros cinco puntos que solicitó el Magisterio.

Ante este escenario, donde el gobierno mantiene cerrada toda opción de desistirse de la iniciativa, y en medio de divisiones internas, a juicio del presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gagardo, “el paro y la petición del retiro del proyecto fue una buena postura en su momento, y eso nos ayudó tremendamente, pero es necesario pasar a otro ciclo: consolidar lo avanzado y seguir mejorando el proyecto de ley en el Congreso, porque todos estos acuerdos son un pie para seguir dialogando”.

Así, Gajardo afirmó ayer que “convocamos a los diputados y diputadas de la Comisión de Educación a legislar este proyecto y concretar los cambios comprometidos con el Colegio de Profesores”.

Frente a esto, el secretario general del Magisterio, Darío Vásquez, dijo que Gajardo “le está dando la espalda a los profesores”. Y el prosecretario, Mario Aguilar, criticó que “llamar a los diputados a votar es exactamente lo contrario a lo que nos piden los colegas en la base. Nosotros, por el contrario, llamamos a los diputados de la comisión a no poner en votación el proyecto”.

El dirigente añadió que los diputados “se comprometieron a no continuar legislando mientras no hubiera un acuerdo del colegio y el Mineduc, y yo digo, categóricamente, que no existe ese acuerdo. Los parlamentarios deben honrar el compromiso que suscribieron con el profesorado”.

Así las cosas, todo indica que pasado mañana se concretará el primer trámite legislativo. La diputada del PPD, Cristina Girardi, dijo que es necesario votar en general “para que una vez aprobada la idea de legislar, pasemos a la discusión en particular y el gobierno pueda ingresar las indicaciones sustitutivas que permitan concretar los cambios definidos”.

En tanto, el diputado de la UDI, Jaime Bellolio, indicó que “nosotros nos sumamos a un conjunto de medidas mínimas, que eran un rediseño del proyecto, y para hacerlas realidad necesitamos empezar a discutirlas en particular”. Su par DC, Mario Venegas, planteó que las diferencias entre Gajardo y los disientes muestra la división interna, donde un grupo inisiste en el retiro del proyecto. “La pregunta es ¿retirarlo para qué? Si eso se hiciera nos perderíamos un evidente mejoramiento, aunque no sea todo lo que quieren, igual es un avance”, sostuvo.

La diputada UDI, María José Hoffman, dijo que “hemos acompañado a los docentes ante la falta de liderazgo del gobierno, pero la crisis está instalada al interior del Colegio de Profesores y el país debe avanzar en la legislación”.

Paro

Otra parte de la polémica al interior del Magisterio es la continuidad del paro que, según Gajardo, tiene una adhesión no mayor al 25%, cifra que es cuestionada por la disidencia. En la asamblea de dirigentes del viernes -que tuvo que ser suspendida-, opositores a Gajardo pedían que se consultara a las bases si seguir o no con esa medida de presión. Mientras, gran parte de la directiva aseguraba que, como la movilización fue determinada en la asamblea nacional, no corresponde hacer una consulta a los profesores de las bases.

Gajardo señaló que se citará a una reunión de directorio y luego a una nueva asamblea nacional. Y agregó que “hay que pronunciarse y votar sobre seguir en paro indefinido hasta el retiro del proyecto o suspenderlo, momentáneamente, en un plazo acordado, para seguir en la comisión tripartita y dialogar con las autoridades del Mineduc”.

El prosecretario Aguilar sostuvo que “sería muy feo, muy antidemocrático, que esto fuera decidido entre cuatro paredes sólo por dirigentes. Nosotros de ninguna manera vamos a avalar eso”.

Según el Mineduc, al 10 de julio el 25,09% de los establecimiento municipales estaban en paro total, es decir 931 colegios públicos del país.

La Tercera