“En reiteradas ocasiones hemos invitado a Bolivia a dialogar, ellos no han querido” – Heraldo Muñoz, canciller chileno

El canciller Heraldo Muñoz aseguró que Chile ha ofrecido “en reiteradas ocasiones” restablecer el diálogo con Bolivia, pero que ellos se han negado, refiriéndose así a las palabras del Papa Francisco quien al iniciar una visita pastoral al país altiplánico pidió a Chile y Bolivia hablar sobre el mar.

“En reiteradas ocasiones he invitado a las autoridades bolivianas a dialogar, hemos invitado a Bolivia a restablecer los mecanismos bilaterales de diálogo, ellos no han respondido positivamente porque lo que les interesa es una estrategia comunicacional y confrontacional en La Haya (…) Antes de que se presentara la demanda los invitamos a que pudiéramos restablecer los mecanismos de diálogo, una vez que se instauró la demanda les dejamos claro que eso ya no era posible, ellos no estuvieron disponibles para dialogar”, dijo el canciller en una conferencia de prensa en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Muñoz además agregó que “ya estamos acostumbrados a las interpretaciones interesadas de parte de bolivia, pero son otros los que tienen que emitir interpretaciones en la materia. Estas palabras del Papa ayudan a crear un clima distinto del que ha predominado, distinto del abuso verbal que hemos escuchado permanentemente de parte de Bolivia a Chile y que de nuestra parte sólo ha recibido respeto, pero exigimos lo mismo de la otra parte”.

Al ser consultado sobre si las palabras del Papa pueden ser interpretadas como un intento de mediación, el canciller fue enfático en señalar que “en realidad una mediación requiere del consentimiento de las partes y Chile se opone a una mediación porque aquí no hay nada que mediar porque hay un pacto, un Tratado que estableció las fronteras hace más de 110 años, el Vaticano entiende bien ese punto y una mediación está fuera de toda consideración”.

Finalmente, el canciller puntualizó que “el Papa como pastor está en su derecho de hablar de temas que son importantes para la Iglesia, y la Iglesia indudablemente que tiene interés en el diálogo como lo tiene el gobierno de Chile”.

La Tercera