Evo Morales niega “chantaje” para reanudar relaciones diplomáticas con Chile

El presidente Evo Morales negó el jueves un supuesto condicionamiento y chantaje para restablecer las relaciones diplomáticas con Chile y pidió al Gobierno de ese país entender su propuesta de nombrar al papa Francisco como garante de un proceso que en un plazo perentorio corone con la restauración de la calidad marítima boliviana.

“No es que estamos condicionando las relaciones diplomáticas, sino que hay un motivo de rompimiento de las relaciones diplomáticas, entonces hay responsabilidad de ambos países, Chile y Bolivia (…). No es que estamos condicionando ni chantajeando, jamás haríamos eso, sólo algunas autoridades de Chile tienen que entender por qué el rompimiento de las relaciones diplomáticas”, señaló en un masivo acto al sur del país.

Asimismo, instó el Ejecutivo chileno entender ese pedido del pueblo boliviano de restablecer y avanzar en las “soluciones pacíficas y duraderas” que beneficien a Bolivia y Chile, además a la integración sudamericana.

Además, recordó que el principal motivo de ese alejamiento con Chile siempre fue el tema del mar, ya que varias autoridades de ese país incumplieron compromisos, por lo que su Gobierno decidió proponer un garante, en este caso el papa Francisco.

“Ex autoridades de Chile no cumplieron tantos compromisos, entonces como un nunca cumplieron a veces sólo necesitamos un garante y aquí no estamos pidiendo como una mediación, sino que el hermano Papa sea un garante para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas”, indicó.

El miércoles, Morales manifestó estar de acuerdo con restablecer la relación diplomática con Chile, cancelada hace casi 40 años y, junto a su colega chilena, Michelle Bachelet, sentar al papa Francisco como garante, en una gestión conjunta en el Vaticano.

En la víspera, el canciller chileno Heraldo Muñoz lamentó la propuesta de Morales para restablecer las relaciones diplomáticas y reiteró que su país está dispuesto a retomar la diplomacia bilateral sin condiciones.

“Chile está disponible para restablecer las relaciones diplomáticas de inmediato y sin condiciones”, afirmó en declaraciones difundidas por el matutino digital chileno La Tercera.

Desde 1978, Bolivia y Chile, que comparten una frontera de 980 km lineales, carecen de relaciones diplomáticas y son los únicos enemistados en América Latina.

Por otra parte, el Mandatario boliviano manifestó su confianza en que el diferendo marítimo se resolverá gracias al apoyo de la comunidad internacional y de organismos multilaterales.

“Estoy convencido y más seguro y fortalecido que estamos cerca para recuperar nuestro mar”, sostuvo.

Bolivia busca un acceso soberano al Pacifico, ya que fue privada de su cualidad marítima por una invasión chilena, que terminó cercenándole 400 km de costa y 120.000 km2 de territorios.

ABI

Demanda marítima: Evo Morales propone restablecer relaciones y Chile acepta el diálogo pero “sin condiciones”

El presidente Evo Morales anunció ayer que Bolivia acepta restablecer relaciones diplomáticas con Chile para resolver la demanda de una salida al mar “en menos de cinco años” y propuso que el papa Francisco sea garante. El Gobierno de Michelle Bachelet respondió que está dispuesto a reanudar el vínculo diplomático, pero “sin condiciones”.

Morales dijo que esperaba una respuesta positiva de Chile “para trabajar juntos por nuestros pueblos (…) para desarrollarnos”.

Después de sostener una reunión, el pasado martes, con cinco exmandatarios de Bolivia, dos de los cuales (Eduardo Rodríguez y Carlos Mesa) tienen una misión dentro de la estrategia marítima, Evo Morales hizo conocer ayer a Chile la predisposición de restablecer las relaciones diplomáticas.

“Yo quiero decirle al Gobierno de Chile: estamos de acuerdo para restablecer las relaciones diplomáticas para que en menos de cinco años se resuelva el tema del mar para Bolivia, una salida al océano Pacífico con soberanía y con garante, el hermano papa Francisco”, señaló el Mandatario en una corta conferencia de prensa.

Dijo que esperaba una respuesta “positiva de Chile para trabajar juntos por nuestros pueblos. Resuelto el problema del mar, sería bueno trabajar juntos para desarrollarnos”.

Remarcó también que estaba “dispuesto a hacer gestiones ante el Vaticano para que el hermano papa Francisco sea el garante” de esas conversaciones y un eventual entendimiento.

Pocas horas más tarde, a través del canciller Heraldo Muñoz y del secretario general de Gobierno, Marcelo Díaz, Chile respondió que está interesado en restablecer la relación bilateral, pero sin condiciones.

“Para responder al anhelo que por lo menos existe de parte de nuestro país, estamos disponibles, en cualquier momento”, a reanudar la relación diplomática rota en 1978, “pero sin estos condicionantes que lo que hacen es, en buenas cuentas, decir no al ofrecimiento”, afirmó Muñoz. Agregó que “no es una respuesta seria” al planteamiento de Chile.

“Nos llama la atención que Bolivia pretenda una mediación del Papa en el mismo momento en que ha sometido su aspiración marítima a la jurisdicción de la Corte (Internacional de Justicia), que, como ustedes bien saben, Chile rechaza”, agregó el Canciller.

En tanto, Díaz sostuvo que Morales “evade el tema del fondo”, porque “el restablecimiento de las relaciones diplomáticas es sin condiciones y esa voluntad la ha expresado de manera permanente Chile a lo largo de muchos gobiernos”.

“Lo que nosotros hacemos es decir: ahí está nuestra oferta, restablecer relaciones diplomáticas aquí, ahora y sin condiciones”, añadió Díaz.

Durante su visita a La Paz, el 8 de julio, el Papa instó a los gobiernos de Bolivia y Chile a “construir puentes de paz y no muros de separación” y subrayó que era “indispensable” que ambos países entablaran un “diálogo franco y abierto” para resolver su diferendo. La propuesta fue bien recibida por Chile, que ofreció a Bolivia recomponer la relación diplomática con intercambio de embajadores.

Los Tiempos

Chile rechaza relaciones con Bolivia bajo condición del mar: El diálogo es diálogo, no es imposición

El ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, se refirió al llamado a restablecer relaciones diplomáticas que en la jornada de ayer efectuó el presidente de Bolivia, Evo Morales, bajo la condición de resolver se demanda marítima en un plazo de 5 años.

“Las relaciones diplomáticas se restablecen para resolver problemas o diferencias, no se puede pretender que se resuelva el problema de una de las partes para luego después restablecer relaciones diplomáticas, eso no es serio”, indicó Muñoz.

“Nos llama la atención que Bolivia pretenda una mediación del papa en el mismo momento en que ha sometido su aspiración marítima a la jurisdicción de la Corte (Internacional de Justicia de La Haya), que Chile rechaza. Yo creo que eso también amerita una explicación”, añadió.

Chile propuso a Bolivia reintegrarse diplomáticamente hace algunas semanas, durante la visita de Francisco al país vecino. A ello el gobierno de Morales respondió que dicha acción estaba supeditada a su salida al Océano Pacífico.

El canciller sumó que “lo que está pidiendo Bolivia como condicionante para restablecer relaciones diplomáticas es el equivalente de lo que le ha pedido a la Corte. Es decir, a la Corte le pidió que Chile ceda soberanía y lo que está diciendo Bolivia es que para restablecer relaciones diplomáticas con nuestro país, tenemos que cederle soberanía en un plazo máximo de 5 años y además involucrar al papa”.

“Nos parece que esto es una excusa para no responder positivamente a un planteamiento transparente que ha hecho nuestro país. Quisiéramos relaciones diplomáticas ahora y sin condiciones. Tener relaciones diplomáticas es el primer paso para resolver los problemas que cada cual pueda tener”, expresó.

“Lamentamos muy particularmente que le gobierno boliviano nos esté diciendo que la integración bilateral además está sujeta a la resolución primera de su aspiración marítima. Nos parece lamentable, porque los pueblos no se merecen estar distanciados tanto tiempo y Chile tiene la mejor disposición de avanzar a una integración real con Bolivia”, dijo Heraldo Muñoz.

En cuanto a la instalación de la pretensión boliviana en La Haya, el secretario de Estado aseveró que “no se puede concurrir a la corte y luego paralelamente proponer una mediación que evidentemente se contrapone a esta petición ante la Corte Internacional de Justicia. Por lo tanto, es inviable pero no porque nosotros lo digamos, sino porque así lo establece la corte”.

“Fue Bolivia quien rompió relaciones con chile en 1978 y esas relaciones diplomáticas se habían restablecido en 1975 sin ningún garante, por la decisión soberana de los dos países. A eso invitamos a Bolivia, seguimos estando abiertos. El diálogo es diálogo, no es imposición”, sentenció.

Biobio