Gira papal: tras su paso por Ecuador, Francisco llega a Bolivia y se reúne con Evo Morales

Con los brazos abiertos, cargados de fe y esperanza, Bolivia recibe hoy al papa Francisco.

Procedente de Ecuador, donde realizó la primera etapa de su gira que también lo llevará hasta Paraguay, el pontífice aterrizará esta tarde, después de las 15:00, en el aeropuerto internacional de El Alto.

Con este paso se transformará en el primer pontífice latinoamericano que pisa suelo boliviano y en el segundo que llega al país, después de Juan Pablo II, que realizó una histórica visita en mayo de 1988, hace 27 años.

El país entero, que es mayoritariamente católico, se ha movilizado para garantizar la llegada del líder de una religión que congrega a más de 1.100 millones de habitantes en todo el mundo. Unos 11.000 policías y 6.000 efectivos militares participarán del operativo de seguridad durante el recorrido del papa en territorio boliviano.

El primer desafío que enfrentará Francisco será físico, sin duda, por la altura de La Paz y El Alto (3.600 y 4.000 metros respectivamente), por lo que se ha previsto que el paso por esas ciudades se limite a unas cinco horas, antes de trasladarse al llano de Santa Cruz de la Sierra.

Para enfrentar este primer inconveniente el pontífice tendrá a disposición tubos de oxígenos y equipos médicos especializados. Para mitigar el mal de altura, y como parte de la valorización de las culturas andinas, se prevé que el papa realice el tradicional acullico (mascado) con hojas de coca. “No hay problema, mascaré coca”, afirmó el papa durante el vuelo entre Roma y Quito.

Pugna por la visita
La llegada de Francisco no estuvo exenta de polémica. De hecho obligó al Ejecutivo y a la jerarquía católica a coordinar acciones para viabilizar la visita. Francisco fue invitado por el presidente Evo Morales en el Vaticano, en octubre de 2014, durante el primer Encuentro Mundial de los Movimientos Populares. El 19 de diciembre del año pasado, el mandatario confirmó que el papa llegaría al país, pese a que la Iglesia católica boliviana dijo, entonces, que el anuncio no era oficial. Recién en abril de este año, la Conferencia Episcopal de Bolivia ratificó que el papa visitaría el país entre el 8 y el 10 de julio.

Desde que llegó al poder en 2006, Morales ha polemizado y ha sido hiriente con la jerarquía católica local, a la que ha acusado de derechista, aliada de oligarquías, de medieval, de actuar como la inquisición e incluso de estar vinculada a robos en los templos.

La abierta confrontación ha sido motivada por la mirada crítica con la que los obispos han analizado problemas como el crecimiento del narcotráfico, el autoritarismo y la persecución judicial a opositores.

Además de su carácter religioso, la visita del papa tendrá – necesariamente – un carácter político. De hecho, el Gobierno de Evo Morales realizó una intensa campaña publicitaria para remarcar las coincidencias de Francisco con las políticas sociales del Ejecutivo, y la misma Iglesia ha denunciado el intento de ‘politizar’ la visita del santo padre.

Tanto el Gobierno como la Iglesia advirtieron que Francisco no se pronunciará sobre temas políticos como la demanda marítima y el reclamo de amnistía para los detenidos políticos.

Tanto el Gobierno de Evo Morales como la Iglesia católica boliviana coincidieron en señalar que el papa Francisco no se pronunciará sobre la demanda marítima boliviana ni sobre el reclamo de los detenidos políticos para que se logre una amnistía para los perseguidos por razones políticas.

Bendición para Espinal
El papa sí tendrá un gesto de alto contenido político cuando, al bajar por la autopista El Alto-La Paz (de 11 kilómetros) se detenga en la zona de Achachicala para rendir homenaje al sacerdote Luis Espinal, jesuita como él, que fue brutalmente asesinado por la dictadura militar de Luis García Meza y Luis Arce Gómez.

Tras recorrer las avenidas y calles del centro de La Paz, Francisco se reunirá durante unos 50 minutos en la plaza Murillo, con el presidente Evo Morales, a quien ya expresó en privado su admiración por sus políticas sociales a favor de los pobres.

Inmediatamente, se trasladará a la catedral Metropolitana donde sostendrá un encuentro con obispos y sacerdotes. Luego se irá hasta el aeropuerto internacional de El Alto desde donde viajará hasta Santa Cruz de la Sierra, ciudad a la que se espera llegue al aeropuerto Viru Viru después de las 21:00.

Santa Cruz, el epicentro
Nuestra capital será, de hecho, el epicentro de la visita papal. En el octavo anillo, Francisco se subirá al papamóvil con el que recorrerá el Cambódromo, el cuarto anillo, la avenida Alemana y el segundo anillo, hasta llegar a la residencia del cardenal Julio Terrazas, donde se hospedará durante las 48 horas que durará su visita.

El jueves 9, Francisco encabezará una multitudinaria misa a los pies del Cristo Redentor ubicado en el segundo anillo a donde se espera que llegue más de un millón de personas.

Por la tarde estará con obispos y sacerdotes en el Colegio Don Bosco y en la noche participará del encuentro con los movimientos sociales, junto al presidente Evo Morales.

El viernes 10, por la mañana, se trasladará hasta la cárcel de Palmasola, donde sostendrá un encuentro con los presos, uno de los pedidos expresos del papa antes de partir del Vaticano.

Después del almuerzo, en las primeras horas de la tarde, Francisco dejará el país desde el aeropuerto Viru Viru con destino a Asunción del Paraguay, donde realizará la última etapa de esta histórica gira por América Latina.

El Deber

Presidente Correa da balance positivo de la visita de Francisco a Ecuador

El presidente Rafael Correa dio un balance parcial positivo de la visita del papa Francisco a Guayaquil y Quito.

En su cuenta de Twitter, el Primer Mandatario señaló: “Termina extenuante jornada de Papa Francisco en Quito. ¡Qué vitalidad del Santo Padre! ¡Es impresionante! Ecuador vive una fiesta”.

Informó también que no hubo “ningún problema organizativo, tan solo un poco de lluvia en la tarde. Pese a multitudinarias misas en Samanes y Bicentenario, ninguna novedad grave. Centenas de ciudadanos adecuadamente atendidos en puestos de auxilio y hospitales móviles. Nuevamente… ¡Felicitaciones Ecuador! ¡Esto lo hemos logrado juntos! Un abrazo para [email protected]”.

Por su parte, la Cruz Roja Ecuatoriana entregó un informe parcial de atenciones en el marco del operativo por la visita del Papa Francisco en Quito y Guayaquil. Según un comunicado del organismo, se reportaron 2.020 atenciones hasta las 15:00 dele martes 7 de julio. De estas, 1.120 se registraron en el Santuario de la Divina Misericordia, en el parque Samanes y en el Colegio Javier en el Puerto Principal, mientras que en el parque Bicentenario en la capital de la República se atendió a 900 personas.

El operativo de seguridad de la Cruz Roja se extenderá hasta el jueves 9 de julio, a las 06:00. Desde el viernes 3 de julio un total de 2.241 voluntarios participan en el operativo. La institución cuenta con 48 ambulancias a cargo de personal técnico especializado y equipadas para atender cualquier emergencia.

El Telégrafo

Discurso del Papa en el templo de San Francisco, este 7 de julio: http://www.elcomercio.com/actualidad/discurso-papafrancisco-sanfrancisco-cuidadania-visitapapal.html