Gobernador puertorriqueño anticipa reforma laboral que recorta beneficios a los trabajadores

El gobernador Alejandro García Padilla planteó una reforma laboral en la que se disminuyan beneficios a los trabajadores.

García Padilla señaló que el gobierno busca igualmente reducir sus costos recortando días por enfermedad, vacaciones y, nuevamente, los feriados.

El primer ejecutivo arremetió contra los días de no trabajo pagados que tienen algunos empleados de gobierno y sugirió que esa será una de las medidas a implementarse.

“Nosotros no podemos pretender sacar a Puerto Rico del atolladero del crecimiento económico, tomando sol en la playa. Es trabajando. Es con días de trabajo que se saca del atolladero al país. Tener un país donde tenemos 30 días de vacaciones, 18 de enfermedad y 14 días libres, pagos todos, divídanlo por cinco días de trabajo a la semana, y tienes 12 semanas libres”, criticó.

Pero todas estas medidas, reiteró, deben tener el concurso de todos los sectores. “Unidos, no debe ser por imposición”, sostuvo.

El también presidente del Partido Popular Democrático (PPD) dijo “que esa manera de atender nuestros problemas de manera dividida ha empezado a tener su precio”, cuyo ejemplo actual es el nivel de deuda.

“Pues llegó el momento de atenderla unida”, agregó al expresar sus impresiones sobre las reuniones que lleva a cabo con diversos sectores, incluida la oposición política, entre ellos el comisionado residente, Pedro Pierluisi; el exgobernador Carlos Romero Barceló, los alcaldes Héctor O’Neill y Ramón Luis Rivera y el presidente del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Rubén Berríos.

“Quien asevere que con el nivel de crecimiento actual la deuda es pagable, no conoce los números”, agregó García Padilla tras participar en una actividad en la Guardia Costera en la que se recibió una embarcación de rápida acción.

Sin embargo, las amplias diferencias con Pierluisi y otros, sobre el manejo de estos asuntos públicos, se mantuvieron tan insumergibles como lo estaba en el agua la nueva embarcación “Richard Dixon”, dado en nombre del héroe de la Guardia Costera.

Pierluisi dijo, inmediatamente después, que la deuda es pagable, que se deben desglosar las 17 entidades que tienen deuda, y atenderlas separadamente debido a la particular situación financiera de cada una y de sus términos.

El también presidente del partido Nuevo Progresista (PNP) tampoco apoyó que se recorten beneficios y derechos adquiridos laborales.

“Ahí no hay grandes ahorros, y si acaso lo que estás haciendo es oprimiendo a la clase trabajadora. Vamos a enfocarnos en algo más grande, aquí hay que hacer cirugía mayor a todo el sistema de gerencia, presupuestario y contable de Puerto Rico”.

Abogó además por un presupuesto de base cero, para que las agencias justifiquen cada dólar que solicitan.

Más tarde, el primer ejecutivo García Padilla, recibió en La Fortaleza al expresidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, como parte de su jornada de reuniones para discutir la crisis fiscal.

Rivera Schatz dijo “la gente se ha sacrificado más que el gobierno”, y que se debe solicitar la participación de la Reserva Federal para que ayude al gobierno a refinanciar la deuda, pues el gobierno de Estados Unidos “es también responsable de la deuda”.

En la reunión, Rivera Schatz propuso también evitar derroches, como en la compra de servicios y productos, bajar contribuciones para reactivar la economía, y sobre todo que las empresas foráneas, que tengan base en Puerto Rico o solo hagan negocios, aporten, pero no voluntariamente- como podría aceptar el gobernador- sino mediante mecanismos legales. El senador identificó este asunto fue una discrepancia evidente en su conversación con García Padilla.

“Mientras seamos colonia, no saldremos adelante y que el gobierno norteamericano asuma su responsabilidad”. Rivera Schatz Dijo que el problema del status incide negativamente en los mercados.

Por otro lado, no cree que los comités y juntas sean mecanismos adecuados pues “la experiencia no ha sido la mejor”.

Además, indicó que “el gobierno no luce estar en control” y denunció que no hay una política pública coherente entre lo que hace la Asamblea Legislativa y el Poder Ejecutivo, “cada cual por su lado”.

Solicitan Asamblea Constitucional de status

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, levantó el problema de status como el telón de fondo de los problemas que confronta Puerto Rico y solicitó que se atienda en una asamblea constitucional de status prontamente, una medida que contó con el apoyo del alcalde de Juana Díaz, Ramón Hernández y el representante popular, Manuel Natal.

“El problema de fondo es la falta de herramientas de desarrollo económico que esté en el control de los puertorriqueños, que no las tenemos, porque estamos encadenados por los requisitos, las leyes, de otro país”, dijo Cruz previo a entrar a una reunión con el primer ejecutivo a la que fueron citados todos los alcaldes y legisladores.

“La enfermedad colonial que tiene el país no permite que ese liderato pueda ejercerse”, dijo el alcalde de Juana Díaz, pues “la economía no se puede encaminar” por la falta de poderes. Este recordó los esfuerzos del fenecido alcalde de Caguas, Willie Miranda Marín para promover una “ruptura” de tal manera que se resuelva el asunto.

Mientras, el alcalde de Carolina, José Aponte De la Torre, cree que los asuntos fiscales se pueden atender sin alterar el status territorial. El alcalde de Caguas, William Miranda Torres se excusó del cónclave.

La alcaldesa de San Juan también está en desacuerdo con una serie de alternativas que han sido planteadas para conjurar la crisis fiscal, entre ellas la eliminación de beneficios laborales, sin antes explorar otras medidas, como reforzar la captación del Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU) en manos de los municipios, una mejor diligencia administrativa, y renegociar la deuda.

Al mismo tiempo, al igual que lo hicieron los representantes del PPD, Luis Vega Ramos y Manuel Natal, y anteriormente el exgobernador Carlos Romero Barceló en reunión con el gobernador, reclamó un aumento en las contribuciones de las empresas foráneas, que pagan un 4% y solo hasta el 2017, cuando vence esa contribución.

Cruz, Vega Ramos, Natal y otros legisladores-entre ellos el presidente del Senado, Eduardo Bhatia- no quisieron comentar las expresiones del excompañero de papeleta del gobernador, Rafael Cox Alomar, para que la Junta de Gobierno del PPD se reúna y busque un candidato a gobernador distinto a García Padilla.

El Vocero