Gobierno de Ecuador denuncia un plan desestabilizador y oficialistas y opositores vuelven a las calles

El gobierno de Ecuador denunció este miércoles los planes conspirativos de la oposición, que preveían ejecutar este jueves durante manifestaciones convocadas en Quito y que incluían la coordinación para cercar el palacio de Gobierno y el bloqueo de los aeropuertos de Guayaquil y Quito, así como los puentes fronterizos con Colombia y Perú.

El anuncio lo realizaron los ministros coordinador de Seguridad, César Navas; del Interior, José Serrano, y la ministra de Gestión de la Política, Viviana Bonilla, en rueda de prensa en Quito.

El ministro del Interior reveló la coordinación de una estrategia entre los legisladores de oposición Andrés Paéz, Lourdes Tibán con el activista Luis Villacís y el coronel retirado del Ejército Mario Pazmiño para generar desmanes durante las protestas que se desarrollarán el jueves en Quito.

El plan consiste, entre otras acciones, que las marchas que saldrán desde el centro norte de Quito y desde el sur de la capital ecuatoriana coincidan en las inmediaciones del Palacio de Gobierno.

Se preveía “tomar el Palacio de Carondelet por la fuerza; reunir a la mayoría de personas y distribuirlas por varios frentes por los ingresos a la Plaza Grande (Plaza de la Independencia, junto a la sede del Ejecutivo), rompiendo a la fuerza los cercos policiales”, detalló el ministro Serrano.

También, se planificaba la toma a la fuerza de los aeropuertos de Quito y Guayaquil, así como las salidas fronterizas de Rumichaca (con Colombia) y Huaquillas (colindante con Perú).

Según los indicios recabados por inteligencia, se tenía previsto usar fuerzas de choque para que apoyen a los manifestantes que estarían en el frente.

“Lo más grave: se debe usar palos con punta, para romper los escudos de la policía, lanzar globos con pintura para que los policías pierdan la visibilidad; se debe lanzar pimienta a los caballos y a los perros de la Policía para que estos se asusten y pierdan el control”, informó el funcionario de Estado.

De acuerdo al informe revelado, la preparación incluía el envío y publicación de dos cartas en los diarios de circulación nacional, El Universo y La Hora. También, ubicar urnas en un céntrico parque para que los asistentes a las manifestaciones depositen cartas en contra del régimen en Quito y Guayaquil. Estas misivas se enviarían a la Nunciatura Apostólica para que se haga llegar al papa Francisco, que tiene previsto arribar a Ecuador el próximo domingo.

Serrano dijo que las acciones citadas tendrían una amplia repercusión en los medios de comunicación del país, de acuerdo a la organización de estos planes.

“Que en el peor de los casos, si no logra tomar el poder, crear caos nacional para que el papa decida no venir al país (…) y mantener un paro indefinido”, relató el ministro José Serrano sobre los objetivos del plan.

La ministra Viviana Bonilla lamentó que la oposición persista en sus manifestaciones, pese al llamado al diálogo planteado por el gobierno del presidente Rafael Correa.

“Reiteramos el llamado a permanecer todos atentos, pero en calma. No podemos permitir que la visita del santo padre (el papa Francisco) se pueda empañar o se politice por quienes no han entendido que el debate debe hacerse con altura, con transparencia, y con ideas. Defenderemos la democracia”, recalcó.

Andes

Presidente de Ecuador alerta: existen claros indicios de que golpistas intentarán tomarse Palacio de Gobierno

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, alertó este miércoles que existen claros indicios de que sectores a los que identificó como “golpistas” tendrían planes para tomarse el Palacio de Carondelet, sede del Poder Ejecutivo aprovechando sendas marchas convocadas desde el centro y el sur de Quito.

Como anunció más temprano el ministro del Interior, José Serrano, a través de labores de inteligencia se detectó un plan para que ambas marchas confluyan en el Palacio de Gobierno, se rompa el cerco policial y se tome por la fuerza la sede presidencial.

“Lamentablemente tenemos claros indicios de que los golpistas intentarán tomarse Carondelet. Van a unir la marcha de El Arbolito, .convocada por los de luto (ya no en la Shyris), con la marcha del FUT y del extinto MPD. Quieren en base a la violencia derrocar a un gobierno de inmenso apoyo nacional e internacional”, escribió el presidente Correa en su cuenta de Twitter.

Las marchas, convocadas por sectores vinculados a la derecha y a la extrema izquierda se registran pese a la iniciativa del gobierno de un diálogo nacional para abordar la redistribución de la riqueza y la justicia social.

La excusa para las protestas, que se extienden ya por más de dos semanas y que se han focalizado en Quito y Guayaquil, fue el envío del Ejecutivo de dos proyectos de ley a la Asamblea Nacional para establecer tasas impositvas a las herencias, en base a una tabla, y para regular las ganancias extraordinarias fruto de la especulación con la tierra.

Para bajar las tensiones, el gobierno decidió retirar temporalmente de la Legislatura los dos proyectos de ley y llamar a un diálogo nacional, que no pasara necesariamente por el contenido de los proyectos sino que se ampliará a otros temas de interés colectivo.

“Ojalá la gente de buena voluntad no se deje engañar: esto nada tiene que ver con leyes, etc. Es algo que lo venían preparando desde hace tiempo, como el 30S”, dijo el mandatario en una secuencia de tuits y en alusión al intento de golpe de estado registrado en septiembre de 2010.

El mandatario también recordó que las movilizaciones de la semana pasada que, a su criterio, apuntaban a crear desestabilización similar a las guarimbas organizadas en Venezuela. “Fracasaron la semana anterior, lo intentarán mañana Nosotros, a repletar la Plaza Grande desde las 16h00, con música y alegría, pacíficos pero firmes. ¡Somos más, muchísimos más! Intentan al menos mantenernos en enfrentamientos permanentes, como lo hicieron en Venezuela. No lo lograrán”.

Correa identificó a los activistas de oposición que estarían tras los planes conspirativos: Mario Pazmiño, coronel retirado del Ejército, ex jefe de inteligencia militar, a quien lo vinculo como cercano a la Central de Inteligencia Norteamericana (CIA), y al coronel César Carrión, quien fungía como director del hospital policial donde el presidente estuvo secuestrado en 2010.

También hizo alusión a “millones de dólares de poderosos grupos económicos y a los “periodistas” de siempre”.

Andes

Guillermo Lasso participará en marcha anunciada en Portoviejo

Guillermo Lasso, excandidato presidencial, llegará este jueves a Portoviejo para participar en la marcha anunciada por el movimiento CREO en rechazo a diversas políticas del Gobierno de Rafael Correa.

Se prevé que la marcha inicie a las 17h00 en la avenida Urbina, donde Lasso se dará cita con un grupo de simpatizantes.

“Tenemos que seguir en pie de lucha hasta que Correa rectifique. Hasta que convoque una consulta popular”, declaró recientemente Lasso.

Lasso ya ha convocado a otras marchas en rechazo del Gobierno, las mismas que se han desarrollado en Guayaquil y Quito.

Los organizadores de esta marcha han anunciado que será pacífica.

OTRA MARCHA

Se prevé que mañana también se realice la marcha convocada por el Frente Por la Dignidad Manabita. Esta iniciaría a las 16h00 en el parque La Rotonda de Portoviejo, informaron Leonardo Viteri, Enrique Villavicencio, Bruno Poggi, Luis Cevallos, Robert Loor, Aquiles Cevallos, entre otros figuras políticas de la provincia.

Esta movilización será para pedir “el respeto a la democracia, la libertad y la familia”, se informó.

El Diario

Movimiento oficialista de Ecuador se movilizará para “parar a los golpistas”

El movimiento oficialista Alianza PAIS anunció que se movilizará este jueves en la Plaza Grande, frente al Palacio de Carondelet, en Quito, con el fin de “parar a los golpistas” que intentan desestabilizar el país.

“Nosotros queremos anunciarle al pueblo la decisión de Alianza Pais de movilizarnos el día de mañana (jueves), hubiéramos preferido evitarlo (…) precisamente por la visita del papa Francisco. Sin embargo, mañana estaremos movilizados para defender la democracia que vive el país, nuestro gobierno y el proceso de cambio y transformaciones de paz y democracia que estamos viviendo en el país”, dijo Doris Soliz, secretaria ejecutiva del movimiento.

La directiva recalcó que ese movimiento pedía “disculpas” al pueblo ecuatoriano por “tener que continuar en actividades de movilización, pero tenemos que hacerlo con responsabilidad y compromiso para parar a los golpistas que quieren caotizar al Ecuador”.

Aclaró que el movimiento oficialista había previsto desistir de la convocatoria para la concentración, sin embargo, luego del anuncio que hiciera el frente de Seguridad del gobierno de los planes conspirativos de la oposición, que preveían ejecutar este jueves durante manifestaciones convocadas en Quito, la convocatoria se mantiene.

También enfatizó en que desde el oficialismo han estado centrados en “apoyar y promover el diálogo nacional convocado por el Presidente”, pues asegura que ese llamado es “fundamental” para que la sociedad ecuatoriana discuta sobre justicia social y equidad.

Soliz cuestionó a la oposición y precisó que no se puede hablar de democracia cuando “pese a que se han retirado las leyes (de redistribución de la riqueza y ganancias extraordinarias) lo que tenemos es una oposición sin razón, agresiva, cada vez más violenta, tanto en las redes como en sus diferentes posiciones y que convoca a una marcha desestabilizadora”.

Por su parte el director provincial de Pichincha (Sierra Centro) y prefecto de esa provincia, Gustavo Baroja, precisó que el anuncio hecho por el frente de seguridad, es “un afán conspirativo” por parte de los sectores de oposición.

“Las leyes no les importaban a ellos, su afán es intentar derrocar el gobierno y por eso el pueblo quiteño tiene que salir también a defender la democracia. Lastimosamente esta acción provocadora nos obliga a ser firmes en este proceso del defensa de la Revolución Ciudadana”, señaló Baroja en rueda de prensa desde la sede del movimiento, en el norte de Quito.

Soliz también hizo énfasis en que el oficialismo no está interesado “en un uso político ni del pensamiento, la figura o de la visita del papa Francisco”.

Andes